Kia Picanto: Un urbanita muy picante

a fondo Kia Picanto 1
Diego Zotes19 abr 2011
El fabricante coreano Kia presenta su nuevo Picanto con un aspecto rediseñado muy atractivo, incluso deportivo, un interior acogedor y cómodo y motores de gasolina muy ágiles. Lo mejor, como siempre, el precio.
Lanzamiento
Llega la versión renovada de uno de los vehículos del segmento pequeño A más baratos del mercado, el Kia Picanto, con un diseño más agresivo que la mayoría de sus rivales que transmite una gran fuerza y robustez, una gran capacidad interior para los pasajeros gracias a una mayor longitud y mayor distancia entre ejes, motores muy eficientes de gasolina de hasta 85 cv y con cualidades actualizadas para volver a convertirse de nuevo en el líder del segmento, como ya lo hizo desde su nacimiento en 2004 durante cuatro años. Por aquel entonces inició la entrada de Kia en el segmento A y ha vendido alrededor del mundo nada menos que 1,1 millones de unidades.
Inicialmente se presenta en una polivalente carrocería de cinco puertas, aunque para después del verano está prevista la llegada de una juvenil y más deportiva carrocería de tres puertas que se podrá adquirir por unos 300 euros menos. Esto demuestra que a pesar de ser un modelo global, que se venderá en todo el mundo, el nuevo modelo está desarrollado bajo el prisma de cumplir las expectativas europeas. El precio del nuevo Picanto continua siendo una importante baza a su favor, puesto que se puede adquirir su versión básica desde 9.290 euros, mientras que la versión con el equipamiento más completo, donde no falta bluetooth, conexiones auxiliares para fuentes de externas, retrovisores exteriores abatibles, climatizador electrónico, encendido automático de luces o llantas de aleación de 14 pulgadas, supera por poco los 12.500 euros.
Lo primero que llama la atención del nuevo Picanto es el moderno diseño general que rompe totalmente con los sencillos y convencionales diseños anteriores, presentándose mucho más marcado y llamativo, y podríamos decir que incluso con aires deportivos, destacando fundamentalmente el prominente frontal que adopta los rasgos característicos de sus hermanos de gama que se introdujeron con la llegada del Soul. Presume de una parrilla de marco cromado de estilo boca de tigre, unas ópticas rasgadas de forma triangular que invaden las aletas delanteras y grandes entradas de aire en el paragolpes con detalles cromados que le hacen destacar. El lateral ostenta una línea dinámica ascendente a la altura de los estribos de las puertas que sugiere aplomo y prestaciones que se combina con unos amplios pasos de rueda muy marcados, estribos bajos y líneas de diseño silueteadas sobre las puertas que sugieren movimiento y dinamismo. La trasera cortada ostenta un portón grande que baja hasta el amplio paragolpes, que da paso a un maletero que aumenta su tamaño hasta los 200 litros de capacidad, un llamativo spoiler y unas modernas ópticas en forma de C que se iluminan por LED. En la versión Emotion los faros delanteros también incorporan iluminación diurna por LED.
El nuevo Picanto es, además de más elegante que su antecesor, más práctico gracias a unas dimensiones superiores en todas las cotas, con una longitud aumentada en 60 mm hasta los 3,60 metros que da lugar a una batalla 15 mm superior, lo que garantiza una mejor habitabilidad. Curiosamente, a pesar de haber aumentado el tamaño, se ha reducido el peso del conjunto en 10 kilos hasta los 945 y 955 kilos gracias al empleo de aluminio en el chasis, mientras que con un diseño tan agresivo se ha mejorado la aerodinámica hasta dejar la resistencia aerodinámica en 0,31 Cx, mejor que la mayoría de rivales del segmento.
El habitáculo se muestra muy sofisticado, a pesar de la sencillez que caracteriza a estos coches pequeños, con cantidad de detalles de confort y acabados individualizados. Todo es muy estético y de buena apariencia, con un salpicadero simétrico en el que destaca la consola con el sistema de audio, el elegante cuadro de mandos con tres relojes esféricos con cantidad de información y el original volante de dos brazos de aro grueso y forrado en piel en las versiones superiores, rematado con detalles cromados a juego con las molduras del salpicadero.
La gama se organiza en torno a cuatro acabados, que son Basic, Concept, Drive y Emotion, incluyendo de serie desde el más básico llantas de 13 pulgadas, ABS con EBD, asistente a la frenada BAS, 6 airbags, dirección asistida eléctrica, ordenador de a bordo y elevalunas eléctricos delanteros.
Los motores giran en torno a dos propulsores de gasolina de la familia de motores Kappa que se combinan con cambio manual de 5 velocidades, uno de 1.0 litros de 3 cilindros que desarrolla una potencia de 69 cv a 6.200 rpm y un par motor de 95 Nm a 3.500 revoluciones y otro de 1.25 litros MPI de 4 cilindros que entrega 85 cv a 6.000 rpm y 121 Nm de par a 4.000 vueltas. Ambos motores disponen de ajuste variable de válvulas CVVT, cadena de distribución y bloque de aluminio. Estas nuevas tecnologías les permiten reducir al máximo los consumos y las emisiones dejándolos en 4,2 y 4,5 litros a los 100 km y en 99 y 105 gr/km de emisiones de CO2 respectivamente. Asimismo la prestaciones son más que aceptables, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 14,4 segundos y 151 km/h para el motor pequeño de 1.0 litro y de 11,4 segundos y 171 km/h para el 1.25 litros.
El chasis y la suspensión se han desarrollado a partir de su antecesor para conservar su manejabilidad, aunque mejorando el tacto de confort. La facilidad de movimientos viene principalmente de la mano de una dirección con asistencia completamente eléctrica, mientras que la suspensión busca una mayor estabilidad en carretera. La configuración es independiente McPherson delante y semi-independiente con eje de torsión acoplado detrás con un 60% más de rigidez y muelles algo más blandos y más cortos. También se ha atendido al sistema de frenado, que monta discos ventilados delante de 241 mm y tambores de 180 mm detrás, complementándose con sistema ABS, distribuidor electrónico de la frenada EBD, asistente a la frenada BAS y luces de frenado de emergencia.