Kia Carens: ¡A por Europa!

a fondo Kia Carens 1
Diego Zotes16 oct 2006
Kia lanza el nuevo Carens más atractivo que nunca. Un diseño muy moderno, atractivo y distinguido, capacidad hasta para 7 pasajeros a todo confort y dos motores gasolina y diesel de 2.0 litros de 145 y 140 cv. ¡Y todo desde 21.800 €!
Los monovolúmenes compactos se encuentran ahora con un nuevo competidor muy duro, el Kia Carens, que llega al mercado europeo totalmente renovado y dispuesto a hacerse con gran parte del pastel de ventas del segmento monovolumen. Es la cuarta novedad en un año muy ajetreado para la marca coreana, en los que ha presentado la importante renovación de su gran berlina Magentis, además de las profundas y exitosas remodelaciones de sus productos estrella, el monovolumen de gran tamaño Carnival, con 7 cómodas plazas y un espacio de carga sorprendente, así como su afamado modelo Sorento, el SUV de la marca que muestra una imagen exterior mucho más moderna y atractiva, además de una mecánica diesel más potente. Para final de año se unirá al grupo de nuevos modelos el Cee´d, el futuro compacto de la marca que sustituirá al Cerato con un diseño mucho más deportivo y europeo.
El nuevo Carens se renueva totalmente respecto al anterior modelo empleando la plataforma del Magentis, sin reutilizar ni una sola pieza de su predecesor, además de crecer exteriormente en todas las cotas y permitir un mejor aprovechamiento del espacio y un mayor volumen de carga. Exteriormente se le ha dotado de una imagen muy europeizada, con grandes puertas y ventanillas que facilitan el acceso y la visibilidad respectivamente, una imagen muy aerodinámica secundada por un frontal muy agresivo con faros trapezoidales que enmarcan una parrilla con una doble barra cromada y una vista trasera muy original, con un relieve de la carrocería sobre el portón en forma de alerón, que transmite dinamismo y deportividad, al tiempo que espacio. Las llantas de 16 y 17 pulgadas coronan esta imagen robusta y elegante. Gracias a esta imagen tan innovadora le auguramos un éxito rotundo en nuestro país.
Del sencillo Carens anterior se pasa a un coche con una gran calidad perceptible en todos los ámbitos, así como presenta unas perfectas terminaciones interiores, que le permiten enfrentarse cara a cara con los mejores monovolúmenes del segmento, habitualmente europeos, como el Opel Zafira, el Renault Scénic, el Citroën C4 Picasso, el Mazda5 o el Volkswagen Touran, entre otros muchos. Como apunte negativo, los materiales empleados en el salpicadero y el túnel central nos han parecido algo escasos respecto a la presentación del resto del habitáculo.
El nuevo Carens da respuesta a las principales necesidades de sus clientes, ofreciéndose dos tipos de organización interior, de cinco y de siete plazas (2+3+2), cuyas últimas plazas permiten transportar dos adultos de hasta 1,80 metros de altura, gracias a un piso más bajo y a un techo más elevado. El resto de los pasajeros podrán viajar cómodamente gracias a una amplísima habitabilidad. Las dos filas traseras de asientos son abatibles y plegables, dejando una superficie de carga plana de hasta 2.106 litros, mientras se queda en 414 litros en la versión de 7 plazas con los asientos traseros abatidos y en 430 litros la versión de 5 plazas. Para facilitar aún más la carga, las barras del techo podrán transportar hasta 75 kg de peso sobre ellas.
La organización interior es muy moderna y limpia, con profusión de materiales en color titanio y multitud de huecos portaobjetos por todo el salpicadero y el túnel central, con dos portabebidas y un tremendo espacio portaobjetos bajo el reposabrazos delantero. Los mandos están ubicados de forma muy ergonómica, para ser utilizados fácilmente por el conductor, y el volante, de piel en los acabados superiores, tiene regulación en altura.
El equipamiento es completísimo de serie desde la versión básica EXI, sólo con motor diesel, incluyendo ordenador de a bordo, cierre centralizado, climatizador y radio CD como elementos más destacados, mientras que la versión más equipada EXII ya incluye piel en volante y palanca de cambios, llantas de aleación de 17 pulgadas, asiento del conductor con regulación eléctrica, todo tipo de sensores como el de lluvia, de faros y de aparcamiento, y todo tipo de controles de seguridad como el ESP, el TCS, el BAS o el control de velocidad.

Los propulsores que moverán a este monovolumen compacto son dos nuevos motores de 2.0 litros, uno diesel CRDI de 140 cv a 4.000 rpm y un par motor de 305 Nm entre 1.800 y 2.500 rpm, de inyección directa por common rail y turbo de geometría variable, y un gasolina CVVT con 145 cv a 6.000 rpm con un par de 189 Nm a 4.250 rpm, que consiguen unas prestaciones fantásticas, con una velocidad máxima de 187 km/h y de 190 km/h respectivamente, mientras que su aceleración es de 11 segundos para ambos motores. Los consumos están bastante ajustados, sobre todo en el diesel gracias a su cambio de 6 velocidades, que necesita tan solo 6,1 litros a los 100 km, mientras que el gasolina solicita 8,4 litros para realizar 100 km, con su cambio de 5 velocidades.