Jeep J8: La pureza del 4x4

Enrique Marco22 jul 2008
En unos tiempos en los que la moda SUV se impone, se agradece ver como algunos fabricantes no olvidan del todo el concepto de vehículo 4x4 puro y duro. Es lo que ocurre con Jeep que lanzará en breve el J8.
La pureza del 4x4
En unos tiempos en los que la moda SUV se impone, se agradece ver como algunos fabricantes no olvidan del todo el concepto de vehículo 4x4 puro y duro. Es lo que ocurre con Jeep, que junto a su amplia y moderna gama de vehículos todoterreno, lanzará en breve el J8, un modelo destinado principalmente para actividades humanitarias o militares, pero que también está previsto comercializarlo en algunos mercados.

a fondo Jeep J8 1

Sólo algunos modelos como el Defender de Land Rover o el H2 de Hummer poseen una personalidad tan clara y definida como el Jeep J8. Este 4x4 ya se fabrica en El Cairo (Egipto) y las primeras unidades comenzarán a entregarse a finales de año. Evidentemente no está ideado para todo tipo de usos ni para seguir las modas, sino para cumplir con las exigentes misiones militares o humanitarias.
Se ha tomado la base del Jeep Wrangler, y sobre este se ha reforzado el chasis para admitir una carga útil de hasta 1.250 kilos. El eje trasero tipo “Dana 60” incorpora suspensión de ballestas y frenos de disco específicos para un uso más exigente. En el J8 destaca la capacidad de vadeo (762 mm), para lo que se ha empleado un sistema de admisión con filtrado especial y entrada de aire integrada en el capó. De hecho, se asegura que este 4x4 puede operar en una tormenta de arena hasta 5 horas.
Para el Jeep J8 se ofrecen diversos tipos de configuraciones, como la pick-up de dos puertas y plataforma prolongada, o como la de cuatro puertas, que puede llevar un habitáculo de hasta ocho plazas. La mecánica de este Jeep J8 es turbodiesel de 2,8 litros y 158 cv de potencia. Viene asociado a un cambio automático de cinco velocidades y desarrolla un par motor de 400 Nm; mientras que su capacidad de remolcado llega a los 3.500 kilos.
Este modelo es un digno continuador de la saga nacida en 1941, cuando el ejército de los EEUU recibió la primera partida de Willys MA, el resistente 4x4 que posteriormente pasó a ser conocido universalmente como Jeep. Fue el antecesor del Wrangler, y contribuyó de forma notoria a la victoria en la II Guerra Mundial. De aquel primer Willys militar nació el Jeep CJ-2A, la versión de uso civil que triunfó por la polivalencia, funcionalidad y fiabilidad que ya había demostrado en su versión militar.