Jeep Compass: El concentrado de Jeep

Raúl de San Antonio24 ene 2007
Una de las marcas de todoterrenos por excelencia intenta conquistar nuevos territorios, aprovechando la llegada de su último SUV. Y las mecánicas elegidas son una 2.4 gasolina de 170 cv, y otra turbodiesel 2.0 CRD de 140 cv.
El concentrado de Jeep
Una de las marcas de todoterrenos por excelencia intenta conquistar nuevos territorios, y para ello nada mejor que aprovechar la llegada de su último todocamino -el octavo modelo nuevo del grupo Chrysler en seis meses- el Compass. Hablamos de un SUV compacto con el que la marca americana Jeep entra a competir dentro de un segmento en el que, hasta ahora, no tenía ningún modelo para rivalizar con los ya conocidos Hyundai Tucson, Toyota RAV4 y Honda CR-V.

a fondo Jeep Compass 1

Su diseño entra dentro de la gama moderna de Jeep que reinterpreta los elementos más "tradicionales" e identificativos de sus vehículos, como la parrilla delantera de siete ranuras, los faros redondos, o las aletas trapezoidales; consiguiendo un estilo fresco e innovador en un conjunto ligero y robusto que busca un comportamiento ágil e incluso deportivo. De lado destacan su grandes aletas, que abren paso a neumáticos de 215 mm de sección montados sobre llantas de 17 o 18 pulgadas (según versiones), y los tiradores de las puertas traseras camuflados en el pilar C para aumentar la imagen deportiva y agresiva del coche.
Como en cualquier vehículo de su segmento el espacio interior es muy importante y ha de estar bien aprovechado. Este nuevo Jeep ofrece a sus pasajeros hasta 1.277 litros de capacidad de carga en un habitáculo confortable, funcional y versátil. Las versiones de equipamiento del todocamino americano son Sport y Limited, con elementos de seguridad, además de los airbags -tanto frontales, como laterales y de cortina-, como el ABS, el ESP, el asistente de frenado de emergencia, sistema de control de balanceo, control de tracción, anclajes ISOFIX para asientos infantiles... y el Freedom Drive. Este es el sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas equipado en el Compass que permite el bloqueo electrónico del diferencial trasero, de tal forma que el 60 por ciento del par llegue al eje trasero y el 40 por ciento al delantero. Con dicho bloqueo desactivado sólo un 10 por ciento llegará a las ruedas traseras.
Los motores elegidos para la ocasión transmiten buenas sensaciones al volante, acercando al conductor el comportamiento de un turismo con las ventajas de habitabilidad y versatilidad de un SUV. Las mecánicas son de cuatro cilindros: El gasolina de 2,4 litros ofrece la posibilidad de montar una transmisión variable continua de 6 velocidades CVT -automática- con función secuencial AutoStick, en lugar de la caja de cambios manual de 5 velocidades que viene de serie. Mientras que el motor turbodiesel CRD de 2,0 litros va unido a una caja de cambios manual de 6 velocidades. Las prestaciones de los dos propulsores son muy parejas, con cifras de velocidad máxima de 183 km/h para el gasolina de 170 cv (185 km/h en el automático) y 189 km/h para el CRD de 140 cv de potencia, de origen Volkswagen que también monta su primo el Dodge Caliber. En cuanto a aceleraciones, las tres variantes mecánicas alcanzan los 100 km/h en torno a los 11 segundos.
Un SUV ligero que ya está a la venta para los que buscan una alternativa contenida -tanto en precio como en tamaño-, ya que se trata de una chasis de medidas compactas, pero sin renunciar a las prestaciones y al placer de conducción, y todo esto tiene un precio de:
Jeep Compass 2.0 CRD 140 cv Sport: 25.990
Jeep Compass 2.0 CRD 140 cv Limited: 28.000
Jeep Compass 2.4 170 cv Limited: 28.500
Jeep Compass 2.4 CVT 170 cv Limited: 29.990