Jaguar XKR-S Convertible: Un agresivo cabrio británico de 550 cv

Enrique Marco18 nov 2011
Tras el coupé llega el descapotable, y el más potente de los Jaguar XK se presenta estos días en el Salón del Automóvil de Los Ángeles con sus 550 cv y excelentes prestaciones
NOVEDAD
Jaguar presenta estos días en el Salón del Automóvil de Los Angeles el nuevo XKR-S Convertible. A imagen y semejanza del XKR-S Coupe, esta nueva versión corona la gama XK en sus versiones abiertas y se convierte así en el descapotable más potente y rápido jamás fabricado por Jaguar. Como a su hermano coupe, resulta difícil encontrarles rivales directos, ya que los deportivos descapotables de su potencia y prestigio, o bien son más radicales y pequeños (Porsche 911 Turbo S, Ferrari 458 Spider, etc) o bien son más pesados y burgueses (Bentley Continental GTC, Mercedes SL, etc). De hecho, el único automóvil que nos parece que se acerca al nuevo XKR-S Convertible es el Maserati Gran Cabrio Sport, si bien el italiano no resulta tan prestacional como el británico.
Con idéntico corazón V8 sobrealimentado de 550 cv que su hermano cerrado, el bólido abierto de Jaguar es capaz de alcanzar los 300 km/h y de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos. Sorprende como con sus 4,79 metros de longitud y cuatro cómodas plazas este coche sólo pesa 1.795 kilos, un peso más propio de deportivos puros y más pequeños que de lujosos Gran Turismo como este. Este bajo peso viene dado por su arquitectura de aluminio ligero que, además, ofrece una elevada rigidez torsional.

a fondo Jaguar XKR-S Convertible 2

La configuración del XKR-S es de propulsión trasera y caja de cambios automática de seis velocidades. Monta un sistema de escape activo que es el artífice de la banda sonora que emiten sus escapes; mientras que sus suspensiones adaptativas han sido puestas a punto de forma más deportiva sin que por ello llegue a ser radical o incómodo. El par motor es de nada menos que 680 Nm y el consumo no es nada desorbitado, con 12,3 l/100 km de media.Este XKR-S descapotable combina la elegancia de típica Jaguar con una pronunciada deportividad
En cuanto a los detalles de esta versión concreta, decir que cuenta con una capota de lona de accionamiento eléctrico y trabajado aislamiento que se cierra en sólo 18 segundos. De serie es de color negro, pero opcionalmente existen otras seis tonalidades. Por lo que se refiere a su carrocería, se ha reforzado tanto con elementos aerodinámicos que el resultado es una imagen brutal. Su agresivo frontal repleto de generosas tomas de aire, así como su contundente zaga rematada con el difusor, la cuádruple salida de escape y el alerón, conforman una imagen que no puede pasar desapercibida. En el interior se encuentran unos asientos específicos de corte más deportivo, que se combinan con el lujo y sofisticación propios de la gama XK y algunos detalles como el volante de piel vuelta.