Jaguar XF: En septiembre, restyling y 2.2 diésel

Enrique Marco25 abr 2011
Jaguar renueva su gama, y entre sus novedades destaca el restyling que efectúa al XF y su nueva versión 2.2D de 190 cv y cambio automático de 8 velocidades. Sólo consume 5,4 l/100 km.
CONTACTO
Alfa Romeo presentó hace poco más de un año el primer cambio de marchas de doble embrague del grupo, debutando así el MiTo 1.4 TB Multiair TCT de 135 cv. Este excelente sistema de cambio se ha incorporado recientemente también en la gama Giulietta, en el caso del compacto tanto para una versión de gasolina como para la más potente de las diésel. Lo hemos probado en la pista de pruebas de Balocco (un circuito de Fiat Group situado entre Turín y Milán), y la verdad es que el funcionamiento de la nueva caja italiana es sobresaliente. Como es lógico nos viene a la cabeza el sistema DSG del Grupo Volkswagen, que fue el pionero de este tipo de cambios y funciona de maravilla, pero la verdad es que el Giulietta TCT puede “sacarle los colores” tranquilamente al Golf DSG. Vamos a ver por qué.
La oferta de los nuevos cambios TCT está disponible para el Giulietta con los motores 1.4 Multiair y 2.0 JTDM, ambos de 170 cv. El sobreprecio del cambio TCT es de 1.500 euros, como así sucede en el modelo de gasolina, que cuesta 26.840 € (por los 25.340 € del manual). Sin embargo, por la normativa impositiva de España en materia del impuesto de matriculación en función del dato de emisiones de CO2, en el diésel el cambio TCT “sale casi gratis” gracias a que baja 5 g/km para situarse en 119 g/km. Así las cosas, el Giulietta diésel de 170 cv TCT cuesta 28.897 € (por los 28.560 € del manual).

alfatct_txt_2d63a57f1003f3e6f82e8de19.jpg

Cuando un compacto tiene pretensiones de lograr una posición privilegiada se le suele comparar con el Volkswagen Golf, por eso de ser el alemán el líder de ventas en Europa y por tener tan buena fama y dilatada historia. Si además hoy tratamos el tema de las cajas de cambio de doble embrague (que es, con diferencia, el mejor sistema para una caja de cambios), todavía encontramos más razones para referenciar este artículo al que durante los últimos años ha sido considerado el cambio más eficaz: el DSG. El Giulietta no alcanza ni de lejos las cifras de ventas del Golf, pero ha conseguido “tirar” de la marca para dar a Alfa Romeo un buen año 2011, en el que ha incrementado notablemente sus ventas. Del compacto italiano con carrocería de cinco puertas y 4,35 metros de longitud se han vendido ya más de 140.000 unidades en algo más de un año, y sin duda este modelo es el punto fuerte de Alfa Romeo en un momento en el que la gama Alfa queda reducida a éste, el Mito y el veterano 159. Su belleza, su seguridad o el prestigio alcanzado son algunos de sus principales argumentos.El Giulietta está cosechando unos buenos resultados de ventas
Pero vayamos a las cifras, las cuales dicen mucho del buen trabajo de los motores del Giulietta, que ahora dan lo mejor de sí asociados a este cambio TCT. Comenzamos con el motor de gasolina, el 1,4 litros turbo de 170 cv de potencia y 230 Nm de par. Ya con la caja manual ofrece unas buenas prestaciones y consumos, pero con el cambio TCT consume 0,6 l/km menos, emite 13g/km menos, mantiene la velocidad punta y baja una décima en aceleración de 0 a 100 km/h; para declarar: 5,2 l/100 km, 121 g/km, 218 km/h y 7,7 segundos. El diésel de dos litros, 170 cv y 320 Nm iguala a su hermano de gasolina en velocidad (218 km/h, igual que el de gasolina), y con la caja TCT mejora ligeramente todas las cifras del manual: 7,9 segundos de 0 a 100 km/h (-0,1 segundos), 4,5 l/100 km (-0,2 l/100 km) y 119 g/km (-5 g/km).

alfatct_txt_ddea0c84e072b5795f326718b.jpg

En la práctica, al probar ambas motorizaciones percibimos la efectividad de este tipo de cambios, y del TCT en concreto. En el caso del Alfa Romeo, el funcionamiento es excelente gracias también al sistema de “conducción a la carta” DNA, mediante el cual el conductor puede elegir entre tres modos de conducción que modifican varios parámetros. Evidentemente el modo “Dynamic” era el adecuado para el circuito en el que condujimos, y tanto con la palanca de cambios en posición automática “D” como manejando las levas que tiene tras el volante la conducción se hace de lo más placentera. Es suave, rápido y eficaz, por lo que no se puede pedir más a una caja de cambios. En modo normal no es tan deportivo, pero cuida más los consumos, que dicho sea de paso se benefician del sistema Start&Stop que se monta de serie tanto en el diesel como en el gasolina.La conducción de este coche con este cambio TCT es toda una delicia
Esta caja de cambios TCT de doble embrague en seco y seis velocidades pesa en total 81 kilos, bastante ligera. De hecho es unos 10 kilos más liviana que una automática convencional y respecto al Giulietta manual los TCT sólo “engordan” 20 kilos: 1.310 kilos el gasolina y 1.340 kilos el diésel. Sobre cual de los dos va mejor, todo depende de gustos personales y de necesidades de kilometraje. El Giulietta 2.0 JTDm de 170 cv tiene más fuerza a bajas revoluciones y consume algo menos; mientras que el Giulietta 1.4 Multiair de la misma potencia es más refinado, y más divertido de conducir en circuito por su ligera ventaja de peso y por poder “estirar” un poco más su motor. Eso sí, si los comparamos con los Volkwagen Golf con cambio DSG –tanto 1.4 TSI de 160 cv como GTD 2.0 de 170 cv- los Giulietta son más económicos, consumen y contaminan menos y aceleran unas décimas más rápidos. Sólo pierden 2 km/h en velocidad punta, precisamente en el dato más insignificante de todos los analizados. Sin duda alguna el Giulietta es un coche muy interesante, y con este nuevo cambio TCT todavía más recomendable.

alfatct_txt_aed27313404d1d2eff49d1411.jpg