Jaguar XF: Nueva Era

Enrique Marco29 ago 2007
Si hasta ahora la elegancia y las formas clásicas eran algunos de los aspectos más característicos de las berlinas Jaguar, desde 2008 la deportividad y los trazos “tipo coup pasar锡n a ser protagonistas, con el sustituto del S-Type.
Nueva Era
Si hasta ahora la elegancia y las formas clásicas eran algunos de los aspectos más característicos de las berlinas Jaguar, desde 2008 la deportividad y los trazos “tipo coupe” pasarán a ser protagonistas en la nueva era de la marca británica. Al menos esa es la conclusión a la que se puede llegar tras analizar las primeras fotografías oficiales que Jaguar facilita de su nuevo XF, una berlina que será presentada en septiembre y que en primavera de 2008 “jubilará” al actual S-Type.

a fondo Jaguar XF 1

Del diseño no nos vamos a extender en los comentarios (mejor que cada uno opine observando las fotos), y sólo diremos que rompe totalmente con lo que conocíamos hasta la fecha en la marca del felino. Además del estilo, hemos de comentar algo sobre las medidas, ya que la nueva berlina de Jaguar deja de ser más baja de lo normal, y crece hasta los 1,46 metros de altura, en la media de su categoría. Pero donde se desmarca claramente de la media es en longitud y anchura, ya que con sus 4,96 metros de largo y 1,88 metros de ancho se convierte en el más voluminoso de sus directos rivales. Bueno, hay una excepción, el Chrysler 300C, aunque en Jaguar no lo consideran rival directo, entre otras cosas por una personalidad y estilo claramente diferentes. De este modo, el nuevo Jaguar XF es 5 cm más largo que el Audi A6 y más de 10 cm mayor que los BMW Serie 5 y Mercedes Clase E. Por maletero también se posiciona entre los mejores, con sus 540 litros de volumen, y muy por encima que otros de sus rivales: el Lexus GS y el Volvo S80.
En materia de equipamiento el Jaguar XF supera notablemente al S-Type, e incorpora nuevos elementos como el programador de velocidad activo con limitador, el monitor de control de presión de neumáticos, el sistema que detecta obstáculos laterales, la cámara y sensores para ayuda al parking o el capó activo que minimiza las lesiones al peatón en caso de atropello. En el interior quizá haya menos cambios que en la línea exterior, pero sí mejora la nueva pantalla táctil y, sobretodo, el mando de accionamiento del cambio automático, que de la clásica palanca pasa a ser una ruleta complementada con levas tras el volante. Por lo demás, pieles y maderas de primera clase combinadas con una iluminación más cuidada y moderna, y, en general, un diseño limpio y lujoso.
Con su clásica configuración de propulsión trasera, los nuevos Jaguar XF serán todos de serie de cambio automático de seis velocidades; un sistema de cambio evolucionado que según sus responsables es incluso más rápido que el del reciente deportivo XK. Para el calzado recurre a llantas de aleación de entre 17 y 20 pulgadas, según motorizaciones y acabados. Y, por el momento, lo único que no cambia son los motores, pues los cuatro que habrá desde el inicio son ya conocidos en la gama Jaguar. Hay dos V6, uno diésel y otro gasolina, el 2.7D de 207 cv y el 3.0 de 240 cv. El moderno turbodiesel es incluso más rápido en aceleración que el de gasolina, pues le supera por poco en la marca de aceleración, con sus 8,2 segundos registrados. Además gasta mucho menos, ya que sólo necesita 7,5 l/100 km de media.
Los conductores más exigentes podrán optar por los V8, de momento sólo en gasolina. Ambos cubican 4,2 litros, pero mientras el atmosférico desarrolla 300 cv el sobrealimentado llega a 420 cv. Con semejante potencia este último acelera de 0 a 100 km/h en sólo 5,4 segundos; aunque, claro, también necesita más combustible: 12,6 l/100 km. En definitiva, una lujosa berlina que mantiene la sofisticación, el refinamiento y el lujo como norma; pero que rompe totalmente con el diseño exterior y la personalidad. En breve se facilitarán los precios y comenzará el periodo de pedidos, aunque para conducirlo habré que esperar a marzo o abril de 2008.