Jaguar X-Type 2.0D: El primer felino diesel

Diego Zotes19 jun 2003
Este lanzamiento se produce dos años después de la comercialización de la gama X-Type, y Jaguar lo aprovecha para introducir algunas mejoras de equipamiento, cambios en las tapicerías y extras, así como un discreto restyling que afecta a la parrilla delantera y al parachoques.
Inicio
EL PRIMER FELINO DIESEL

a fondo Jaguar X-Type 2.0D 1

Es probable que algún que otro purista de la marca británica se enoje al conocer la noticia de Jaguar, pues además decidirse a incorporar un diesel, se trata de un cuatro cilindros; cuando hasta la fecha lo mínimo habían montado había sido un seis cilindros. Pero lo cierto es que Jaguar, como todas las marcas, lo que pretende es vender coches, y guste o no los diesel van ganando terreno a los gasolina, sobretodo en el segmento de las berlinas.

a fondo Jaguar X-Type 2.0D 2

De este modo, para el próximo mes de septiembre ya estará disponible en los concesionarios de la red el nuevo Jaguar X-Type 2.0D, un motor que proviene de su "primo" Ford Mondeo TDCi, y que genera esos mismos 130 cv. Todavía no se ha hablado de un precio exacto, pero se espera que esté en la línea de sus directos rivales, es decir: Audi A4 1.9 TDI 130 cv, BMW 320d y Mercedes C220 CDI.
La elegante berlina Jaguar X-Type 2.0D ofrece unas prestaciones más que respetables, como lo demuestran los 9,9 segundos que emplea en pasar de 0 a 100 km/h y los más de 200 km/h que alcanza de velocidad máxima. Pero lo mejor es su consumo, que resulta ser de los más bajos de su categoría: 4,5 l/100 km en carretera, 7,5 l/100 km en ciudad y 5,6 l/100 en ciclo combinado. Estas excelentes cifras se consiguen gracias a la última tecnología de su motor turbodiesel, que genera un par máximo de 330 Nm a 1.800 rpm, pero que con su sistema overboost lo puede elevar momentáneamente hasta los 350 Nm. El X-Type 2.0 D tiene tracción delantera, caja de cambios manual de cinco velocidades y pesa 1.502 kilos.
Este lanzamiento se produce dos años después de la comercialización de la gama X-Type, y Jaguar lo aprovecha para introducir algunas mejoras de equipamiento, cambios en las tapicerías y extras, así como un discreto restyling que afecta a la parrilla delantera y al parachoques. No obstante, a simple vista apenas se aprecian diferencias respecto al actual X-Type. Por último, decir que éste no será el último motor diesel que Jaguar va a montar en sus automóviles, pues para 2004 ya está adjudicado un propulsor 2.7 V6 24v de 207 cv que debutará en el S-Type, y que nace fruto de la colaboración entre los grupos Ford y PSA (Peugeot-Citroen)
Enrique Marco, Autocity.
19 de junio de 2003.