Jaguar Serie XK: Lujoso y avanzado

Enrique Marco17 abr 2006
Ya está disponible el innovador deportivo XK de Jaguar, en versión coupé y convertible, con un ligero chasis de aluminio, cambio secuencial con levas y, de momento, un potente motor V8 de 4.2 litros con 300 cv.
Lujoso y avanzado
Jaguar ya no es una marca cuyas principales virtudes sean la elegancia y tradición. Ahora, junto a estas cualidades, que mantiene intactas, añade una tecnología avanzadísima que le permite estar a la altura de sus directos y selectos rivales, e incluso en algunos apartados superarles claramente. Esta tendencia comenzó con la presentación de la berlina de representación XJ, y continúa ahora con el lanzamiento del XK, un deportivo construido íntegramente en aluminio que destaca por su ligereza y brillante comportamiento dinámico.

a fondo :: Jaguar Serie XK 1

Desde este mes de abril el nuevo Jaguar XK está ya a la venta tanto en versión coupe (89.000 euros) como convertible (97.900 euros), de momento con un único motor V8 de 4,2 litros y 300 cv de potencia. Más adelante habrá una versión deportiva y potenciada, de la que aún no se conoce su tipo de motor, algo que la marca desvelará probablemente a finales de este mismo año. Respecto al anterior Jaguar XK, lanzado en 1996, el nuevo modelo le supera en todas las cotas: ligereza, espacio, equipamiento, prestaciones, tecnología, etc.
Autocity tuvo la oportunidad de conducir el nuevo Jaguar XK, que presenta novedades como el rapidísimo cambio secuencial con manos en el volante, completo equipamiento, chasis muy eficaz, suspensiones revisadas, sonido muy sugerente, y prestaciones notables. El Jaguar XK sigue siendo más un Gran Turismo que un deportivo puro, pero en esta nueva generación se ha inclinado un poco más hacia la deportividad. Nacida en 1948, la familia XK posee un glorioso currículo desde su primera generación, y hoy se enfrenta directamente a modelos como los Mercedes CL y SL o BMW Serie 6, y de forma algo más indirecta a, por ejemplo, un Porsche 911.
Enrique Marco, Autocity
17 de Abril de 2006
El nuevo Jaguar XK combina magistralmente un diseño moderno con reminiscencias de modelos pasados. Resulta elegante y suntuoso, y en detalles como la parte trasera recuerda claramente al famoso E-Type de los años 60. Es más grande que su predecesor en todas la cotas, pero aunque se le denomine 2+2 plazas, las traseras sólo sirven para niños o para emergencia en trayectos cortos.

a fondo :: Jaguar Serie XK 2

Mide 4,79 metros de largo, y su distancia entre ejes ha aumentado considerablemente hasta los 2.752 mm ( 2.588 mm el anterior XK); por lo estamos ante un deportivo muy estilizado. En el interior reina el lujo y los materiales nobles, aunque para el nuevo XK, junto al tradicional acabado en madera de raíz de nogal y tonos crema, se presentan otras dos posibilidades: una de madera de álamo de tonos oscuros y otra de aluminio de estilo deportivo.
La calidad de todos los mandos, así como el cuidado cosido del cuero del salpicadero, dan pronto una idea del nivel de coche que es el Jaguar XK. Pero además para esta generación se cuenta con nueva tecnología, como la pantalla táctil de 7 pulgadas para el navegador (de serie). También viene como dotación estándar la tapicería de piel, las llantas de aleación de 18 pulgadas, los faros bi-xenón, el sensor de lluvia, el control de aparcamiento trasero, el cruise control o los asientos de reglaje eléctrico, etc.
Entre los extras más destacables podemos citar el sistema de acceso sin llaves (600 euros), las llantas de 19” (1.560 euros) o de 20” (3.900 euros), los faros delanteros activos (650 euros), el control de velocidad adaptable (1.600 euros) o la suspensión adaptable CATS (1.530 euros).
En el campo de la seguridad seguridad, además de los airbags y de todos controles electrónicos de ayuda a la conducción, cabe destacar el sistema para minimizar los daños al peatón en caso de atropello, un mecanismo por el cual el capó se levanta en caso de impacto y reduce el golpe del peatón con la carrocería.
Enrique Marco, Autocity
17 de Abril de 2006
Ya hemos anticipado en la página de entrada que el nuevo XK se posiciona un poco más cerca de los deportivos puros que el modelo anterior. Sigue estando más en la onda de los GT, debido a una suspensión no muy dura, a su finura de marcha, a un motor nada “apretado”, o a su lujoso interior; pero con la extraordinaria ligereza que le aporta su construcción en aluminio, o con el nuevo cambio de marchas secuencial de accionamiento rapidísimo, este Jaguar XK permite altas dosis de placer al volante. Y como guinda al pastel, el sonido de su V8, aunque discreto y refinado, es ahora mucho más sugerente.

a fondo :: Jaguar Serie XK 3

El secreto de su excelente nota en comportamiento dinámico es evidente: su reducido peso. Y es que si lo comparamos con sus directos rivales de BMW o Mercedes, el nuevo Jaguar XK pesa unos 200 kilos menos. De este modo, el “felino británico” se mueve con agilidad, a lo que ayuda el cambio de marcas automático, que tanto en función secuencial (con mandos tras el volante) como en modo automático realiza los cambios de una marcha a con suma rapidez y mucho "tacto". Para su potencial nos damos cuenta que las suspensiones son más bien blandas, pero en ningún caso perjudican significativamente su efectividad y por el contrario sí le benefician en comodidad. Otro punto a su favor es el tarado del control de estabilidad, el cual “sujeta” al coche en situaciones límite pero le permite seguir avanzando sin muchas trabas, es decir, que no resulta muy intrusivo en la conducción deportiva.
En prestaciones puras el Jaguar XK ha ganado respecto a su predecesor, y más que por la potencia, que apenas ha variado, es por el peso y el cambio. Su V8 de 4,2 litros y 300 cv desarrolla un par de 420 Nm a 4.100 rpm. Por supuesto se llega sin problemas a la velocidad máxima, que está limitada electrónicamente a 250 km/h, mientras que en aceleración de 0 a 100 km/h se consigue parar el crono en 6,2 segundos (6,3 segundos el Cabrio). Por último decir que en consumo el XK también aventaja ligeramente aus rivales, con un gasto medio de 11,3 l/100 km (17,1 l/100 km en ciudad y 8,1 l/100 km en carretera).
En definitiva, un deportivo cómodo y lujoso pero algo más deportivo que su predecesor. No obstante, quien busque más potencia y comportamiento más radical, y sea fan de Jaguar, lo tiene fácil: que espere alrededor de un año a la llegada del nuevo XKR.
Enrique Marco, Autocity
17 de Abril de 2006