Jaguar S-Type R: Pura tradición británica

Diego Zotes08 jul 2002
Carácter no le falta a la berlina más deportiva de Jaguar, pero a la vez hace gala de una gran flema británica. El S Type R se posiciona con un buen equilibrio entre eficacia y comodidad, algo difícil cuando se trata de domar 400 caballos.
Inicio
EL ORGULLO DE LA TRADICION BRITANICA

a fondo :: Jaguar S-Type R 1

No creo que Jaguar vaya a vivir de las ventas que genere el S Type R, pero de lo que sí estoy seguro es de que la imagen que esta exclusiva versión va a crear sobre toda la gama, no solo sobre el S Type, se notará en las ventas y en la aceptación por parte del público en general, especialmente entre los aficionados a las potentes berlinas germanas.

a fondo :: Jaguar S-Type R 2

El S Type R posee todo lo que puede hacer deseable a un coche, desde un increíble motor de ocho cilindros en V con 4.2 litros de cilindrada capaz de desarrollar 400 caballos mediante compresor hasta un interior extraordinariamente equipado, lujoso y agradable, pasando por una eficaz tecnología dinámica de última generación.
Además, la estética es señorial pero con un punto deportivo que pasará inadvertido para quienes no se fijen mucho en los coches, mientras que será rápidamente identificable para los aficionados.
El comportamiento, la calidad y la comodidad están a la altura de los mejores, y esto es decir mucho en una categoría en la que los grandes fabricantes gustan de hacer alardes de su potencial. 75.320 euros te separan de un coche de los que marcan las diferencias.
Carlos Lera, Autocity
8 de julio de 2002
LUJO Y DISTINCION

a fondo :: Jaguar S-Type R 3

El interior del S Type R es uno de los más suntuosos de su categoría. Las combinaciones de colores y materiales, todos ellos nobles y elegantes, pueden llegar a resultar incluso un poco recargadas. Las formas del salpicadero han sido reelaboradas en la versión puesta a la venta hace escasamente un mes ganando en distinción y elegancia.
Algunos detalles marcan la diferencia con la competencia, como los pedales opcionalmente regulables en distancia o el sistema de información (navegación, ordenador de viaje e incluso televisión y DVD) con pantalla táctil central, que facilita mucho la selección de opciones en los menús.
Los asientos son más cómodos que deportivos, aunque la sujeción del cuerpo está asegurada en la medida que se debe exigir a una gran berlina. Por supuesto la accesibilidad de todos los controles es perfecta, así como el funcionamiento y suavidad. En la ficha de equipamiento podéis ojear todo lo que ofrece de serie y opcionalmente.
Comportamiento
COMPORTAMIENTO

a fondo :: Jaguar S-Type R 4

Una de las características del S Type R es que a pesar de las grandes prestaciones que puede desarrollar no pierde la comodidad ni el sosiego que rodea a los ocupantes. Aún así, al mismo tiempo es capaz de ofrecer un comportamiento estable y si no ágil, al menos carente de las torpes reacciones habituales de los coches de esta categoría en carreteras de montaña.

a fondo :: Jaguar S-Type R 5

Más cómodo que por ejemplo un M5, pero también algo menos dinámico por tarado de suspensión, destaca especialmente en la potencia de frenada, momento en el que la capacidad de su exclusivo equipo Brembo sale a relucir en toda su extensión.
Las suspensiones equipan el sistema CATS de control electrónico que evita excesivos balanceos y regula la dureza en función del firme y de la conducción. Su comportamiento se inclina siempre más del lado de la comodidad que de la efectividad pura, algo que a mi juicio está en la línea de lo que el cliente tipo de este coche desea.

a fondo :: Jaguar S-Type R 6

No creo que nadie interesado en sacar el máximo partido a su coche en carreteras comarcales de mal asfalto se plantee una berlina con casi tres metros de batalla y 1.800 kilos de peso para ello. Quien aspira al máximo escalón de prestaciones en este tipo de coches es porque su punto de mira está en las autopistas y carreteras nacionales de primer orden.
En este medio es difícil reprochar nada al S Type R, salvo sin duda un programa secuencial para su excelente por lo demás cambio automático de seis relaciones. Si creo que los secuenciales no tiene demasiada aplicación en una berlina clásica, cómoda y lujosa, también considero que en el caso de un coche tan prestacional debe cuidarse siempre permitir al conductor el máximo control si en alguna circunstancia desea hacer uso de él. De todas formas el cambio dispone de un botón que activa el modo Sport, con el cual se retarda el paso de marcha para favorecer las prestaciones.
El control de estabilidad actúa frecuentemente sobre la tracción cuando se practica una conducción agresiva con fuertes cambios de dirección, y se muestra como imprescindible para poder manejar con seguridad 400 caballos a las ruedas traseras. Sin duda, el aumento de potencia que han experimentado las berlinas en los últimos años está estrechamente ligado al desarrollo de estos sistemas electrónicos, sin los que sería a veces complicado mantener el control sobre el vehículo para un conductor medio.
En el lado negativo, lo que menos nos gustó de un coche tan "divino" como el S Type R fue la difícil de evitar brusquedad de la puesta en movimiento, debido quizá a la entrega de potencia del motor, algo que no sucede con las otras versiones del mismo modelo.
Nada más por citarlo, hay que recordar que los consumos deben ser una cosa muy secundaria para el propietario de semejante automóvil. No es fácil bajar de una media de 16 litros cada 100 kilómetros, ni hacerlo de unos 19 o 20 l/100km. si se usa el acelerador con generosidad. Es el precio a pagar, y mientras solo sea eso el dinero puede solucionarlo sin problemas, junto con los 70 litros del depósito de combustible, que permiten una autonomía aceptable.
GALERIA FOTOGRAFICA

a fondo :: Jaguar S-Type R 7

a fondo :: Jaguar S-Type R 8

a fondo :: Jaguar S-Type R 9

a fondo :: Jaguar S-Type R 10