Jaguar S Type 3.0: Exquisito y caro

Diego Zotes20 ene 2003
El motor 3.0 de seis cilindros supone el punto de equilibrio dentro de la gama S Type de Jaguar. Ofrece el rendimiento que cabe esperar de una gran berlina de lujo sin resultar tan oneroso como un V8.
Inicio
EXQUISITO Y CARO

a fondo :: Jaguar S Type 3.0 1


Cómodo, elegante, estable y dinámico. El Jaguar S Type es una de las mejores berlinas de lujo del mercado, un lujo marcado por su origen británico; conservador en las formas, pero dotado de la más avanzada tecnología en su interior y calidad por todas partes. Como si de una alfombra mágica se tratara, los kilómetros pasan sin dejar huella y el silencio separa el habitáculo tanto de la mecánica como del mundo exterior.

a fondo :: Jaguar S Type 3.0 2

El Jaguar S Type 3.0 luce con orgullo una cifra de potencia récord entre los competidores de su categoría: 238 caballos. Sin embargo las prestaciones se ven afectadas por el elevado peso y los consumos se resientan notablemente. No obstante, para extraer lo mejor del motor se posee una deliciosa caja de cambios automática de seis velocidades con la que no cuentan ni siquiera sus rivales más modernos. El precio es elevado, aun contando con un equipamiento excepcional y diferencial respecto de la competencia.
Carlos Lera
20 Enero de 2003.
En Marcha
EN MARCHA

a fondo :: Jaguar S Type 3.0 3

El seis cilindros en V se pone en marcha sin generar vibraciones ni ruidos, y es preciso fijarse en la aguja del cuentarrevoluciones para percibir síntomas de actividad bajo el capó. A la vista del conductor quedan todos los elementos de control necesarios para la conducción sin que por ello parezca que nos encontramos ante el "cockpit" de un avión, pues el refinamiento que impregna el entorno invita a fijarse en los relojes y testigos solamente cuando hay algo de lo que informarse, pues para accionar cualquier mando la racional ergonomía evita tener que distraer la vista de la carretera.
Al engranar la relación directa en el cambio automático de seis velocidades se ponen en marcha los más de 1.700 kilos de peso en vacío del coche con extraordinaria suavidad y silencio. A pesar de no contar con accionamiento secuencial propiamente dicho, el diseño en "J" del selector permite cambiar de relación en caso necesario, con una excelente respuesta del sistema electrónico que comanda la caja. Usar el modo "manualizado" es una opción poco necesario y por ello el criterio de los técnicos de Jaguar a la hora de ahorrar el incremento de complejidad en la conducción que suponen los controles secuenciales es a mi modo de ver acertado, pues el inteligente programa de cambio no requiere actuación por parte del conductor prácticamente en ningún caso. Otra cosa es el S Type R, en el que sí se echa en falta un modo secuencial que involucre más al piloto en la conducción.
Las aceleraciones se benefician de las seis velocidades, aunque el motor flaquea en par máximo, pues comparado con sus rivales es el más flojo en este sentido con una ligera desventaja respecto al Audi A6 3.0 y el BMW 530i (293 Nm del Jaguar frente a 300 de los alemanes) descolgándose el Mercedes E320 que juega la baza de su mayor cilindrada (315Nm). Tampoco el régimen de par es el más favorable, al rendir su valor máximo a 4.100 rpm. mientras que el resto lo hacen por debajo de 3.500 rpm. El consumo no ayuda a mejorar esta odiosa comparación, pues arroja las cifras homologadas más altas con 10,7 litros a los 100 km. frente a 9,5 y 9,6 l/100km de BMW y Audi respectivamente y 9,9 l/100km del Mercedes E320.
Circulando con toda la suntuosidad de que es capaz, la comodidad es absoluta, con un perfecto aislamiento frente a los caprichos de la carretera. Pero si se decide llevar un ritmo más fuerte el coche ofrece una respuesta bastante precisa, sin inclinaciones excesivas de la carrocería ni rebotes a pesar del considerable peso. El comportamiento en carretera es muy neutro con cierta tendencia al sobreviraje en caso de perder adherencia pero quedando todo "bajo control electrónico" en caso de que el ESP lo estime necesario. En este sentido mejoró notablemente tras los cambios realizados recientemente en la suspensión, que llevaron a rediseñar profundamente las geometrías del doble paralelogramo delantero.
No se trata de un coche deportivo, pero el comportamiento en ocasionales trayectos rápidos por carreteras tortuosas es sano y resulta sencillo rodar bastante deprisa, aunque en este caso se echará de menos un poco más de firmeza en unas amortiguaciones más pensadas para satisfacer la comodidad. Yendo deprisa por autopista son impecables, pero a la que se le atraganten las brusquedades y los firmes en mal estado de las carreteras secundarias de nuestro país a veces da la sensación es de falta de información de lo que sucede bajo las ruedas.
Sistema CATS opcional
SISTEMA CATS OPCIONAL

a fondo :: Jaguar S Type 3.0 4

Para lograr un mejor comportamiento en todo tipo de situaciones, tanto para evitar las molestias de los baches como para mejorar el "feeling" deportivo, es aconsejable tener en cuenta el sistema de suspensión adaptativa de Jaguar denominado CATS. Este sistema actúa conectando los amortiguadores delanteros y traseros, ajustando la firmeza de cada conjunto de forma que se logra un excelente equilibrio en función de la velocidad y el tipo de conducción.
El ajuste electrónico de los amortiguadores de tipo convencional, pero mejorados respecto a los estándar, se basa en dos tarados para cada amortiguador que se seleccionan sin intervención del conductor en función de las señales proporcionadas por un conjunto de acelerómetros trasversales y verticales situados en los extremos del coche. El precio de esta opción es de 1.530 euros, pero además hay que tener en cuenta que obliga a montar llantas de 17 o 18 pulgadas, por lo que hay que añadir el coste de las mismas que como mínimo salen por otros 1.470 euros.
Equipamiento y acabados
EQUIPAMIENTO Y ACABADOS

a fondo :: Jaguar S Type 3.0 5


Conducir el S Type es acomodarse en la máxima categoría del lujo, algo que se percibe desde el instante en el que nos acomodamos en su mullido y envolvente asiento de cuero y se introduce la llave en el contacto. Tanto el volante (regulable eléctricamente) como la butaca adoptan la posición prefijada de antemano por el propietario, pues para facilitar el acceso y la salida del coche ambos elementos se retiran al apagar el motor. Es difícil encontrar un detalle inapropiado. Donde no hay madera, hay cuero; ambos de la máxima calidad en cualquier caso y combinados con muy buen gusto. En conjunto el ambiente interior es superior a cualquier rival por aspecto, mientras que el funcionamiento de los mandos es muy bueno en todos los casos.

a fondo :: Jaguar S Type 3.0 6

La organización interior es racional y el accionamiento intuitivo como pocos, gracias a que se recurre a la lógica en la distribución de los controles con mandos individuales que no requieren aprendizajes por ser sus funciones muy evidentes.
Quizá puestos a buscar una pequeña pega podríamos mencionar que el climatizador posee una pantalla de visualización de datos algo pequeña, lo que unido a la posición baja de la misma dificulta un poco su lectura. No obstante tampoco es un elemento que se emplee con demasiada frecuencia y en cualquier caso el funcionamiento, con dos zonas de climatización diferenciadas, es excelente.
Precisamente esta consola central en la que se integran climatizador, equipo de sonido (el cargador de CD es opcional), y las botoneras del teléfono, desempañado, control de estabilidad, etecétera. En el caso de equipar sistema de navegación, como era el caso de nuestra unidad, además ofrece una pantalla táctil de gran tamaño, cuya funcionalidad es excelente por lo fácil que resulta pulsar las opciones de los sistemas integrados en el display de gran tamaño (siete pulgadas). Y es que no solamente se puede manejar a través de ella la navegación, sino que además ofrece el control del climatizador y el sonido contando con la ventaja del tamaño de los mandos. Eso sí, el navegador cuesta 3.110 euros.
Los asientos delanteros son de piel y ofrecen ajustes eléctricos en el del conductor, así como memorias para usuarios de diferentes tallas. El espumado es bastante mullido y la sujeción lateral resulta suficiente para el carácter del coche, aunque si fuera un poco más firme seguramente resultaría más apropiado para recorrer muchos kilómetros seguidos.
Las plazas traseras son adecuadas en cuanto a espacio para las piernas pero sin embargo están demasiado ajustadas en anchura a la altura de los hombros. Dos personas entran perfectamente pero aunque la tercera plaza no se suela emplear con frecuencia, es demasiado pequeña e incómoda si se hace necesaria .
Por último el maletero se limita a 400 litros, muy escasa capacidad para el tamaño global del coche, y más aún teniendo en cuenta que sus rivales están entre 460 y 550 litros de volumen.