Interlagos espera la plusmarca de Vettel y será juez para formaciones de 2014:

Interlagos espera la plusmarca de Vettel y será juez para formaciones de 2014 1
Agencia EFE21 nov 2013
El Circuito de Interlagos, donde se disputará este fin de semana el Gran Premio de Brasil, con el que se baja el telón del Campeonato Mundial de Automovilismo en Fórmula Uno en 2013, todavía tiene muchas cosas en juego a pesar de estar definidos con anterioridad los títulos de la temporada.

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull), tetracampeón mundial, con el último de sus títulos conquistado desde hace dos carreras, no llega a Sao Paulo para disfrutar del trópico veraniego y celebrar su cuarta conquista sin pensar mucho en lo que puede pasar dentro de la pista.

Al contrario, Vettel está a un triunfo de la plusmarca de trece victorias en una misma temporada que posee desde 2004 su compatriota Michael Schumacher, precisamente a quien el último domingo, en el Gran Premio de Estados Unidos, le arrebató otro récord.

El campeón, con ocho triunfos consecutivos, superó al italiano Alberto Ascari (1952-1953) y a Schumacher (2004), que tenían siete victorias en línea.

El segundo lugar de la temporada está sentenciado para el doble campeón mundial Fernando Alonso, del equipo italiano Ferrari, pero para la clasificación de constructores el español y su compañero, el brasileño Felipe Massa, buscarán remontar la ventaja que tiene Mercedes.

La escudería austríaca Red Bull conquistó anticipadamente el título de constructores.

Mercedes (348), en tanto, consiguió en Estados Unidos superar en 15 puntos a Ferrari (333), que intentará en esta última carrera arrebatarle el puesto a la marca alemana.

Aunque en esta edición Interlagos no podrá vivir la emoción del año pasado, ya que la mayoría de las dudas de la competición están resueltas, aún hay batallas por disputar y la lluvia volverá a ser un factor que pese y ponga en juego la estrategia de los equipos.

En la parte baja de la clasificación, las escuderías Marussia y Caterham lucharán hasta el final para evitar la dura situación de finalizar en última posición.

Los pilotos tendrán también una carrera en la que su desempeño puede definir si se quedan o se despiden de una de sus plazas en las once formaciones que disputarán la temporada 2014.

La escudería británica Lotus, con la salida del finlandés Kimi Raikkonen para Ferrari, en la que tomará el lugar de Massa, busca un compañero para el francés Romain Grosjean y entre los candidatos figuran el venezolano Pastor Maldonado, que deja su lugar en Williams, y el alemán Nico Hulkenberg, de la suiza Sauber.

El equipo británico Force India todavía no confirma sus pilotos, pero todo indica que el alemán Adrian Sutil continuará y podrían llegar, para la otra plaza, Hulkenberg, si no firma con Sauber, o el mexicano Sergio Pérez, que sale de la británica McLaren.

En Sauber, en tanto, podrá estar al lado del ruso Sergey Sirotkin el propio Pérez, que ya formó parte del equipo, o el mismo Maldonado.

El Gran Premio de Brasil, con sus retadoras curvas en el trazado de un poco más de cuatro kilómetros, será así una 'pasarela' para el desfile de los pilotos que quieren mostrarse por última vez en el año ante los ojos de los patrones del automovilismo mundial.

La última prueba del año se disputa el domingo sobre 71 vueltas al Circuito de Interlagos, de 4.309 metros, y comenzará a las 14.00 horas locales (16:00 GMT).

El viernes serán las dos primeras sesiones de entrenamientos libres (12.00-13.30 y 16.00-17.30 GMT). Para el sábado está programada la tercera tanda libre (13.00-14.00 GMT) y la sesión de clasificación (14.00-15.00 GMT).

Waldheim García Montoya