Interior tiene 'muy avanzada' la decisión de bajar la velocidad en carretera:

Interior tiene 'muy avanzada' la decisión de bajar la velocidad en carretera 1
Agencia EFE10 ago 2012
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha adelantado que su departamento tiene ya 'muy avanzada' la decisión de reducir los límites máximos de velocidad de las carreteras secundarias, las más peligrosas y que son el escenario del 75 por ciento de los accidentes mortales.

'Los límites de velocidad se tienen que adaptar a las circunstancias y a las vías por las que se está circulando y por eso tenemos asumido, todavía no decidido, aunque sí muy avanzada la decisión, de limitar la velocidad máxima de circulación de las carreteras secundarias', ha asegurado en una entrevista con Efe.

Además de reducir el límite de velocidad de 100 kilómetros por hora a 90 en las carreteras convencionales, la Dirección General de Tráfico (DGT) se plantea también de forma paralela incrementarlos en autopistas y autovías, pero solo en determinados tramos en los que la seguridad no quede comprometida.

'Hay un cierto consenso en que el diferencial de velocidad máxima que existe entre unas vías y otras, de solo 20 kilómetros por hora, no parece razonable porque es evidente que tienen circunstancias distintas y que acumulan un número muy diferente de siniestralidad', subraya.

La segunda de las grandes medidas que contemplará el próximo Reglamento General de Circulación, que el Gobierno espera tener listo antes de que acabe el año, será una nueva regulación sobre el uso de las bicicletas.

La DGT estudia la posibilidad de imponer el uso obligatorio del casco tanto en carretera como en vía urbana, y prohibir la circulación de las bicicletas por las aceras.

'Es verdad que no todas las aceras son iguales y que hay localidades donde hay carriles-bici. Esa realidad hay que contemplarla, pero como norma general las aceras son para los peatones', ha destacado.

En cuanto al uso del casco, Fernández Díaz considera que no hay 'razones científicas' que puedan avalar que sea necesario en vías interurbanas y no en ciudad.

El uso obligatorio del casco, aún no decidido, podría implantarse en primer lugar solo para los menores de edad, por ser un colectivo más vulnerable.

Tolerancia Cero con el consumo de alcohol será, según el ministro del Interior, otra de las posibles apuestas en materia de seguridad vial, de modo que en el futuro la única tasa permitida sea la de 0,0, y no se pueda conducir con una sola gota de alcohol.

'Se trata de una decisión que todavía no hemos tomado pero que estamos estudiando. La decisión se tomará en el marco de ese Reglamento de Circulación', ha dicho.

Para Fernández Díaz, el objetivo de todas estas medidas es reducir aún más la siniestralidad, manteniendo la tendencia 'satisfactoria' de descenso de los últimos años.