Infiniti Q50: Deportividad e innovación

gen_rep_infiniti_q_31e006ca554ec95526fdb7805.jpg
Diego Zotes24 oct 2013
El nuevo Infiniti Q50 ostenta un diseño realmente atractivo, un interior refinado y de lujo con un equipamiento nunca visto, motores muy potentes y de bajo consumo con hasta 364 cv y un precio realmente ajustado son sus grandes bazas para triunfar en el segmento premium contra las berlinas alemanas.
El fabricante japonés de coches de lujo y con un estilo muy personal Infiniti lanza en el mercado español su nueva propuesta para el segmento D de berlinas medias de lujo, el nuevo Q50 que viene a sustituir al ya muy atractivo G37 que ya probamos en Autocity y a convertirse en su buque insignia. Además inicia una nueva era con su nueva nomenclatura Q, que se empleará en toda la gama.
Muchas son las novedades para hacer frente a la competencia más poderosa del segmento, un privilegio hasta ahora en manos principalmente de marcas alemanas, como BMW con su Serie 3, Audi con su A4 y Mercedes con su Clase C. Argumentos en varios frentes claros como son el diseño, con una importante y notoria renovación estética tanto exterior como interior, un equipamiento tecnológico de última generación que viste el interior con las últimas novedades en ayuda a la conducción, nuevos motores y nuevos conceptos de propulsión de bajo consumo, donde figuran una versión híbrida y una diésel ambas de alto rendimiento, así como un comportamiento muy mejorado gracias al aligeramiento general de la carrocería y la introducción de sistemas avanzados de ayuda a la conducción. Además es el más grande de todos sus rivales, acercádose en tamaño a las grandes berlinas de esas marcas.
No es posible comprender el nuevo Q50 sin hacer referencia a los concept car de los salones del automóvil de los últimos cuatro años, en los que la marca ha llevado el Essence, el Etherea y el Emerg-e, de los que se han ido adoptando ciertos conceptos y rasgos que dibujan un conjunto muy atractivo y ergonómico.

detalle_dinamica_70054386b0a00c0c3e51b0b63.jpg

Exterior e interior deportivo y de lujo
De inicio, el diseño del frontal está condicionado sin duda por el concept Etherea, en la forma de los faros rasgados, que lo dotan de un rostro agresivo, simétricos a los tarseros también afilados e iluminados por led, así como de la parrilla con doble arco y rejilla de malla de acero tridimensional. La sinuosa silueta aerodinámica de 4,79 metros de longitud se recoge del Essence, con unas ondulaciones muy llamativas que lo asemejan a un gran coupé. El pilar C y su forma de media luna invertida procede del Essence, aportando al perfil un toque muy dinámico.El Q50 presume de un interior realizado con materiales de primera calidad y de excelente apariencia, destacando la pantalla táctil InTouch
Ya en el interior los cambios son muy notables respecto a anteriores generaciones de Infiniti, con detalles también heredados de los concept como la configuración de la cabina asimétrica orientada hacia el conductor, dibujando una especie de cockpit mediante el salpicadero de doble onda y una consola con una sección central asimétrica, derivada de la presentada en el Essence y el Emerg-e, mientras que las formas y los acabados interiores derivan de los tres concept como demuestran sus incrustaciones en aluminio por todo el habitáculo o el empleo de materiales nobles excepcionales como la piel de primera calidad.

detalle_interior_1a96fff7b9e363398a80746b0.jpg

La habitabilidad y el confort interior han sido dos de las premisas también fundamentales, como demuestra el amplio espacio destinado a la fila trasera que goza de unos asientos de gran tamaño y con una inclinación extra muy confortables. El acceso es sumamente cómodo y el espacio general muy generoso, gracias a una distancia entre ejes de nada menos que 2,850 metros que le permite ofrecer un espacio para las rodillas líder en el segmento. En la versión diésel los asientos se pliegan en proporción 60/40 para dejar aún más espacio de maletero, que en el cofre ofrece 500 litros en el diésel y 400 litros en el híbrido, todo un récord tras instalar las baterías en el piso del maletero.Dos motores mueven exclusivamente al Q50, un híbrido muy potente de 364 cv y el nuevo diésel de origen Mercedes de cuatro cilindros, 2.2 litros y 170 cv
Motores potentes y muy limpios
Los motores que lo mueven son otros abanderados tecnológicos, figurando un híbrido ya conocido en el M35h, el 3.5h que combina un motor V6 de gasolina de 3.5 litros y un motor eléctrico y desarrolla una potencia de 364 cv y un par motor de 546 Nm, lo que le concede unas prestaciones fabulosas combinado con un consumo muy contenido gracias a su cambio automático tradicional de convertidor de par de 7 relaciones. Acelera hasta los 100 km/h en 5,1 segundos y alcanza los 250 km/h limitados electrónicamente, mientras le consumo se queda en unos escuetos 6,2 litros a los 100 km y las emisiones en unos rebajados 144 gr/km de CO2. Estos datos corresponden a la versión con tracción trasera, mientras que está disponible también con tracción a las cuatro ruedas 4WD.
Por otra parte, fruto del acuerdo con Daimler AG, incorpora un nuevo motor similar al que utiliza Mercedes de cuatro cilindros, por primera vez en la gama, de alta potencia y respetuoso con el medioambiente, un 2.2 litros turbodiésel que desarrolla 170 cv de potencia y un par motor de 400 Nm, que logra unos sorprendentes consumos y emisiones de 4,4 litros y 114 gr/km, algo desconocido para la marca japonesa. Se puede combinar con un cambio manual de 6 velocidades, al que corresponden esas cifras, o con un cambio automático de 7 relaciones de funcionamiento suave y muy preciso  y se ofrece de serie con sistema Start & Stop.
Equipamiento innovador
Otro pilar fundamental para este Q50 ha sido la incorporación de cantidad de equipamiento tecnológico de última generación para ofrecer el producto más refinado posible. Entre estos elementos de nuevo desarrollo nos encontramos con:El Q50 ofrece innumerables sistemas de ayuda a la conducción y protección de los ocupantes.
-Control Electrónico de la Dirección o Direct Adaptative Steering, un sistema mediante el que las ruedas se controlan a través de dos motores eléctricos en lugar de mediante la barra telescópica habitual, evitando transmitir al volante ningún tipo de vibración. Se puede regular en varios modos entre deportivos o confortables.
-También presenta el Sistema de Manteniento de Carril o Active Lane Control para mantener la trayectoria, sólo disponible junto a la Dirección de Control Electrónico, con una gran innovación al ser capaz de mover sólo las ruedas para mantener la dirección.
-En materia de seguridad incorpora el Safety Shield o Escudo de Seguridad que hace referencia a los nuevos sistemas de seguridad activa como la Prevención de Colisiones Frontales (Forward Collision Warning) que reconoce hasta varios vehículos por delante, el sistema de Intervención para Colisiones Traseras (Back-Up Collision Intervention), la Cámara Around View con detección de objetos en movimiento que previene impactos laterales actuando sobre los frenos de forma automática o ya otros sistemas más conocidos como el control de velocidad inteligente con función de frenado, control de distancia de aparcamiento o control de ángulos muertos.
-Asimismo se ofrece el sistema Infiniti InTouch que presenta un entorno digital configurable para todos los sistemas de control electrónico y las aplicaciones propias de cualquier smartphone, y se maneja a través de una nueva pantalla central táctil de 7 pulgadas en la consola al estilo de una Tablet, reforzada por una superior de 8 pulgadas donde se muestra el navegador.
Por todo esto, podemos confirmar que Infiniti trae a Europa un coche europeo, orientado para los usuarios de nuestro continente con el que puede poner las cosas muy difíciles a las típicas berlinas alemanas con unas grandes dosis de deportividad, exclusividad y distinción, un equipamiento en el que no falta de nada, dos motores tan potentes como ecológicos y unos precios bastante más ajustados que aquellos. Con el Q50, además de los tres años habituales de garantía está incluido el mantenimiento integral del vehículo durante los mismos tres años.

detalle_dinamica_trasera_e2782de86bb071bdb41aa5e61.jpg

Precios
Los precios del nuevo Infiniti Q50 en todas sus versiones disponibles, que serán la Q50, la Q50 GT, la Q50 GT Premium y la Q50 GT Sport quedan como sigue:
-Q50 2.2d: 34.900 euros
-Q50 2.2d GT: 38.850 euros
-Q50 2.2d GT Premium: 42.250 euros
-Q50 2.2d GT Sport: 46.150 euros

Todas las versiones diésel están disponibles con el cambio automático de 7 velocidades para la que habrá que aportar 2.625 euros más, excepto en el básico que habría que añadir 2.775 euros (150 euros más). Este incremento se debe a que sube de tramo impositivo al 4,75% de Impuesto de Matriculación.
-Q50 3.5 Hybrid RWD: 53.900 euros
-Q50 3.5 Hybrid RWD GT Sport: 58.075 euros
-Q50 3.5 Hybrid AWD GT Sport: 61.120 euros