Infiniti M35h: Híbrido, lujoso y prestacional

a fondo Infiniti M35h 1
Raúl Toledano11 oct 2011
La berlina de lujo de Infiniti, M, amplía su gama con una mecánica híbrida de 364 cv y una aceleración de 0-100 km/h de 5,5 segundos, a un suspiro de los GT más deportivos del planeta y con un consumo de 5,5 l/100 km
Lanzamiento
En la ambiciosa apuesta de los fabricantes por aplicar sistemas de propulsión híbridos a sus modelos más representativos, exclusivos y cotizados, la división de lujo de Nissan, Infiniti, siempre ha asumido un papel de liderazgo, en competencia directa con su archirival Lexus, perteneciente al gigante Toyota. La última creación de Infiniti es añadir a su berlina corporativa M, que se comercializa en España desde 2009 con motor gasolina, que en 2010 se añadió a la gama una mecánica diésel, la tecnología híbrida de altas prestaciones M35h: un propulsor 3.5 litros V6 gasolina de 306 cv más un fornido generador eléctrico de 68 cv suman un total de 364 cv de potencia acumulada que le colocan por delante de la ambiciosa berlina Lexus GS 450h de 340 cv y un peldaño por detrás de la deportiva Panamera S Hybrid de Porsche, de 380 cv. Después de acumular casi tres meses de retraso por el terremoto que asoló Japón en marzo, el lanzamiento del Infiniti M35h ya es una realidad por un precio recomendado de 60.100 .
A pesar de la potencia que estos tres modelos fiscalizan, al M35h le corresponde el honor de ser el coche híbrido más rápido del mundo, tardando 13,9 segundos en recorrer un cuarto de milla (400 metros), registrado el pasado 23 de agosto en el circuito británico de Santa Pod y supervisado por Guinness World Record. Además, la berlina japonesa acelera de 0-100 km/h en 5,5 segundos (por 5,9 s del GS y 6 s del Panamera Hybrid), con un consumo mixto homologado de 7 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 162 g/km. Su velocidad punta capada electrónicamente es de 250 km, y según recoge la nota de prensa de la marca, puede circular en modo eléctrico hasta los 100 km/h, una cifra bastante alta teniendo en cuenta sus dimensiones (4,94 m de longitud y una batalla de casi de tres metros).

a fondo Infiniti M35h 2


Hasta este último lanzamiento, la opción más ahorradora de la gama M era el diésel M30d, que, a igualdad de equipamiento, es 1.600 euros más barato que el híbrido. No es mucho si se tiene en cuenta la ganancia en potencia y aceleración y el ahorro de combustible del M35h, que se convierte así en el más potente y eficiente. Respecto a la competencia alemana, con Audi y BMW también apuntadas a la fiebre híbrida, el M35h es más potente y rápido, pero su consumo medio de combustible y precio también son ligeramente superior. A la espera de que Mercedes lance su versión híbrida del Clase E, el A6 Hybrid es la berlina más eficiente del mercado con 6,2 l/100 km, seguido por el BMW Active Hybrid5 con 6,4 l/100 km y el Porsche Panamera S Hybrid con 6,8 l/100 km.Es 1.600 € más caro que el diésel M30d de 238 cv
"Se ha rebajado su peso, aunque se pierde mucho espacio de maletero"Estéticamente, el nuevo M35h es exactamente igual que sus hermanos gasolina y diésel, salvo por los distintivos "Hybrid" o "M35h" en distintos enclaves de la carrocería y, claro está, por el tipo de propulsión. Bajo las siglas Direct Response Hybrid y desarrollado en exclusividad por Infiniti, la tecnología combina la mecánica V6 de gasolina de la gama, aunque con una cilindrada ligeramente inferior de 3.5 litros que desarrolla 306 cv, con un motor eléctrico de 68 cv, que se recarga a través de unas baterías de iones de litio que presentan su mayor déficit en la reducción del espacio de carga del maletero, pasando de 500 a 350 litros. El depósito de combustible disminuye, de 80 a 70 litros, también como consecuencia de la disposición de las baterías. Éstas sí que son bastante ligeras, ya que el conjunto final del M35h es de 1.830 kg por los 1.845 kg del M30d.Se ha rebajado su peso, aunque se pierde mucho espacio de maletero
En marcha, el M35h tiene cuatro modos automáticos, no seleccionables como en otros híbridos, de funcionamiento dinámico: eléctrico, regeneración, combustión o combinado. Al arrancar, y siempre manteniendo cargas de velocidad bajas que no superen los 100 km/h, únicamente funciona el motor eléctrico (eléctrico); durante las fases de frenada o desaceleración se vuelve a desconectar el motor de combustión y dicha energía cinética es aprovechada para abastecer las baterías (regeneración); en momentos de máxima exigencia, véase adelantamientos o puertos de montaña, se circula con una carga de batería limitada, por eso el motor de gasolina es el encargado de la propulsión mientras el eléctrico se encarga de recargar la batería (combustión); y por último, en momentos de altas velocidades o aceleraciones, ambos propulsores combinan su potencia para extraer las máximas prestaciones de la unidad (combinado). Lo que sí puede gestionar el propio conductor con un selector en la consola central es el programa de gestión dinámica, entre Nieve, Normal, Sport y Eco. Con este último software se busca una conducción eficiente (color verde en el cuadro de mandos) avisándonos de acelerones o conducción muy subida de vueltas (color naranja).

Con esta nueva versión, Infiniti mantiene con pulcritud sus credenciales de coche lujoso, amplio y con altos niveles de equipamiento. Dos son los niveles de acabado, ambos muy generosos: GT y GT Premium, dejando como único elemento opcional la pintura metalizada (1.050 ). El acabado de acceso, con un precio de 60.100 , equipa la tapicería de semi-anilina, inserciones de madera, asientos delanteros calefactados y refrigerados, control de crucero, pantalla de alta resolución, lector de CD/MP3 de seis altavoces, llantas de 18 pulgadas y faros bixenón adaptativos. Por 66.200 el acabado GT Premium añade el pack de seguridad dinámica (asistente de cambio de carril, aviso de colisión, control de crucero adaptativo y el asistente de ángulo muerto), sistema de navegación, climatizador Forest Air (con fragancias del bosque), sistema de audio Bose de 16 altavoces, Infiniti Music Box de 10 GB y lunas traseras tintadas.Dos niveles de acabado con equipamientos de alta calidad
Con todos estos datos, la finalidad del M35h es relanzar en términos de marketing y posicionar a nivel de mercado una marca que, desde su llegada a España en 2008, vive a la sombra del dominio alemán. Con este primer sistema híbrido de producción propia, Infiniti aspira a alcanzar un prestigio similar a los premium germanos pero con este toque diferenciador que le concede ser una marca de nicho. Y es que, según admiten los responsables de la marca japonesa en nuestro país, sólo el 40% de los usuarios reconocen a Infiniti como un fabricante de automóviles. Con la ampliación de la red de concesionarios Infiniti España y la incorporación de nuevos modelos a partir de 2013, la marca centra ahora sus esfuerzos estratégicos en colocar al M35h como un referente de lujo, eficiencia y prestaciones, los parámetros demandados por su "target" o mercado objetivo.

a fondo Infiniti M35h 3