Infiniti G37 Cabrio: Apuesta ganadora

a fondo :: Infiniti G37 Cabrio 1
Diego Zotes03 ago 2010
Disfrutamos a cielo descubierto del nuevo cabrio de Infiniti, que con un fluido diseño elegante y deportivo, un interior súmamente refinado y un potente motor V6 de 320 cv, crean un conjunto ganador.
Apuesta ganadora
Una de las marcas llegadas recientemente a nuestro continente es Infiniti, que aterrizó allá por 2009, y se presenta como la marca de lujo del fabricante japonés Nissan, con el precedente de que muchos de sus modelos son superventas en los continentes americano y japonés. Su gama se extiende desde berlinas medias, coupés y descapotables derivados de berlina hasta SUV´s de tamaño medio y grande, movidos hasta la fecha por excitantes motores de gasolina y con unas sugerentes cualidades deportivas. Hace nada de tiempo y para el mercado europeo se anunció la llegada de un nuevo motor diésel de 3.0 litros en configuración V6 con 238 cv para el SUV de tamaño medio EX, el mismo V6 diésel destinado a sus primos hermanos grandes de Nissan Pathfinder y Navara, que acaparará la mayor parte de las ventas en nuestro mercado para la marca japonesa.
a favorDeportivo y muy eleganteLujo para cuatro pasajerosPotencia refinadaen contraEspacio de maletero con techo abiertoPeso total penaliza la agilidadÚnico motor gasolina
Pues hoy analizamos a fondo el descapotable deportivo de Infiniti, el G37 Cabrio, uno de los cabrios de lujo más modernos y, desde luego, más atractivos del mercado europeo actual. Y hemos de confesar que nos alegró notablemente la decisión de Nissan de traerlos a nuestro país, porque los amantes del automóvil ya sabíamos de su existencia por aquellos lares y teníamos grandes deseos de poder disfrutarlos en persona. Por fin hemos podido comprobar su excelente comportamiento dinámico, su portentoso motor V6 de origen Nissan, que monta su deseado primo hermano aún más deportivo 370Z, y su impresionante despliegue de equipamiento tecnológico combinado con unas terminaciones a todo lujo.
Destaca entre sus rivales por un diseño muy fluido y con formas ligeramente más deportivas que aquellos, entre los que encontramos al BMW Serie 3 Cabrio, al Audi A5 Cabrio, al Saab 9-3 Cabrio, al Mercedes Clase E Cabrio, al Chrysler Sebring 200C Cabrio o al Lexus IS 250C, es decir, todos cabrios de gama alta con 4 plazas y potentes motores de gasolina que superan los 200 cv. El Infiniti por unos 60.000 euros ofrece hasta 320 cv de potencia y un equipamiento en su versión Premium donde no falta de nada.
Elegante, deportivo..., diferente
Hace pocos meses realizamos la prueba de uno de los primeros Infiniti de la gama en llegar a nuestro país, exactamente su hermano berlina G37 S, que destacaba entre todo el segmento premium por su diseño diferente y sus impresionantes cualidades deportivas que le proporciona su potente motor y su exquisita tracción total. Ahora disfrutamos a cielo abierto de la versión Cabrio, con las mismas cualidades dinámicas, pero con un diseño aún más distinguido y exclusivo, que sobresale gracias a un elegante y actual techo rígido retráctil que lo hace súmamente atractivo.

a fondo :: Infiniti G37 Cabrio 2

Esta versión descapotable destaca, como el resto de la gama de Infiniti, por una silueta refinada y muy atlética con un frontal agresivo protagonizado por tres grandes entradas de aire y ópticas muy afiladas colocadas en posición vertical sobre unos montantes que se abomban por encima del capó, que se culmina en una elegante parrilla cromada de forma ovalada. Los pasos de rueda prominentes que albergan llantas de gran diámetro, como las de 19 pulgadas cromadas multirradio de nuestra unidad, contribuyen a dibujar una fluida silueta hacia la zaga que se caracteriza por unos grandes faros rojos que casi se llegan a unir en el centro y le confieren una imagen diferenciada y muy característica. La trasera está coronada por un alerón cromado y en la zona más baja destacan las grandes salidas de escape laterales redondas. En general, la nota más curiosa de esta versión Cabrio es su apuesta clara por la polivalente capota rígida de tres piezas que se abre en tan sólo 25 segundos en lugar de la de lona de la mayoría de cabrios de su especie, véase Audi A5 Cabrio, ofreciendo las ventajas de un Coupé y de un Cabrio. Una cosa muy curiosa de este Infiniti, como del resto de sus hermanos de gama es que ofrece una pintura exterior denominada Scratch-Shield que es capaz de autorreparar los pequeños arañazos de carrocería.
Si la primera versión llegada a nuestro país ya ofrecía una apariencia interior de gran calidad visual, en la nueva edición de 2010 con los nuevos acabados Premium no falta ni un extra de confort y seguridad de serie, configurando un habitáculo súper completo. La primera impresión muestra un habitáculo deportivo con buen espacio para cuatro pasajeros. Los envolventes asientos delanteros realizados de serie en piel de color crema, con regulación eléctrica, calefacción y ventilación, nos garantizan una comodidad total en conducción deportiva y aportan una apariencia realmente lujosa, mientras el moderno cuadro de mandos y la consola central prominente rediseñada al estilo de los todocamino EX y FX y rematada en un elegante aluminio cepillado pone al alcance de la mano todos los sistemas electrónicos de confort, como el climatizador de doble zona, la pantalla táctil superior a color con sistema de navegación Connectiviti+ y disco duro para 300 CD´s y el nuevo equipo de audio premium con 11 altavoces de la marca Bose. Desde el volante se puede actuar sobre el sistema de audio y telefonía, así como sobre el control de velocidad con control de distancia por radar que permite detenerse por completo, también de serie. Evidentemente incluye faros de bi-xenón activos en curva, sensores de aparcamiento, acceso y arranque de motor con llave electrónica y conectores de MP3 y iPod por USB. Lo que sí desmerece bastante el escaso espacio de maletero que queda bajo la capota cuando se pliega, que se reduce a un simple hueco horizontal para objetos realmente pequeños.
Motor V6 refinado y potente
Para mover a este lujoso deportivo se ha elegido el mismo motor que lo hace con su primo hermano 370Z, el V6 de origen Nissan de 3,7 litros con distribución variable de válvulas VVEL, que entrega una potencia de 320 cv a 7.000 revoluciones, rebajando en 10 cv su potencia respecto al 370Z dado su enfoque menos radical y algo más conservador. Dada la colocación del propulsor por detrás del eje delantero y peso rebajado, la conducción es muy ágil y precisa, a pesar de un peso total del conjunto de nada menos que 1.888 kilos, lo que le resta algo de dinamismo. En nuestra unidad está combinado con un cambio automático de 7 velocidades que ofrece un modo de conducción automática normal y otro modo deportivo desplazándola hacia un lado, así como el manejo manual con dos opciones, tanto con la palanca como con las grandes levas de magnesio fijas en la columna de dirección. El funcionamiento es exquisito en cualquiera de sus variantes.

a fondo :: Infiniti G37 Cabrio 3

Para el desarrollo del chasis se ha buscado la máxima estabilidad, encontrando las claves en una carrocería muy rígida, un excelente reparto de pesos y una direción muy precisa. La suspensión es independiente a las cuatro ruedas, con una configuración de doble horquilla para el eje delantero y un sistema multibrazo en el trasero, esta última revisada respecto a la versión coupé, como el ancho de vía mayor, para trabajar de forma óptima con un mayor peso de esa zona que es la destinada a albergar el techo plegado. Esta avanzada configuración brinda un gran confort de marcha a los pasajeros incluso en la conducción más rápida, transmitiendo al mismo tiempo la mayor sensación de estabilidad y seguridad al volante. Los neumáticos deportivos con una anchura de 225 mm delante y 245 mm detrás en llantas de 19 pulgadas también influyen notablemente en las rápidas reacciones dinámicas.
De la seguridad activa se encargan los sistemas electrónicos de ayuda a la conducción de serie interconectados como el control de estabilidad ESP y el control de tracción TCS, así como los cuatro discos de freno ventilados de 355 mm delante y 350 detrás con pinzas de cuatro pistones y ABS de cuatro canales con asistente a la frenada.