Infiniti G37 Cabrio: Nuevo cabrio de lujo por 56.100

a fondo Infiniti G37 Cabrio 1
Enrique Marco05 jun 2009
El G37 Cabrio de Infiniti ofrece un potente motor V6 de 320 cv, un habitáculo de cuatro plazas y un maletero de 366 litros; todo ello en sus 4,66 metros de largo.
El verano pasado la marca de lujo del Grupo Nissan llegaba a España. Si la gama inicial de Infiniti la componían ya dos SUV, una berlina y un coupe; ahora le toca el turno al lujoso descapotable de techo duro denominado G37 Cabrio, el cual deberá luchar en nuestro mercado con modelos de la talla del Audi A5 Cabrio, el BMW Serie 3 Cabrio o la futura versión abierta del Mercedes E Coupe, ya que el CLK Cabrio está a punto de “jubilarse”. El nuevo Infiniti G37 Cabrio es la opción lujosa y de cuatro plazas respecto a su “primo” Nissan 370 Z Roadster; este último de sólo dos plazas, algo más austero y económico, y también más deportivo y radical.
Ya se admiten pedidos de este modelo en sus dos variantes de equipamiento –GT (56.100 €) y GT Premium (59.700 €)- aunque las primeras entregas se realizarán en septiembre. En ambos casos su techo es de metal de tres piezas y plegable en 25 segundos, y el equipamiento muy completo desde la versión GT. Esta trae de serie llantas de aleación de 19 pulgadas, asientos de piel eléctricos y calefactados, faros bi-xenón direccionables, equipo de música con siete altavoces e iPod de 2Gb, sensores de parking y cámara de visión trasera.
El Premium añade el navegador con disco duro de 30 Gb, un equipo Bose mejorado que incluye altavoces en los reposacabezas así como una iPod de 10 Gb, asientos con refrigeración, etc. Y para la personalización, decir que existen nada menos que 48 combinaciones disponibles entre tonalidades de carrocería e interiores, un aspecto destacable en un automóvil tan exclusivo como este.
El G37 Cabrio de Infiniti ofrece cuatro plazas y un maletero de 366 litros en sus 4,66 metros de largo. Es bastante pesado (1.888 kilos), pero gracias a su potente motor V6 de 320 cv puede acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 6,2 segundos y alcanzar los 250 km/h. De serie viene asociado a un cambio manual de seis velocidades, aunque opcionalmente (por 2.300 euros) se puede pedir el automático de siete velocidades y con levas de cambio en el volante.