Infiniti FX30d: El SUV más exclusivo y deportivo

portadafxd_68564f2ff8c50f36a63adafbf.jpg
Enrique Marco07 may 2012
La lujosa marca japonesa perteneciente a Nissan ofrece con su modelo FX el SUV más exclusivo y deportivo, tanto por su originalidad y calidad, como por su imagen de tipo coupe. Con el motor diésel V6 de 238 cv está disponible desde 63.500 €.
Infiniti todavía no es una marca muy conocida en España, pues su implantación data de 2008. Ya un poco antes de esta fecha, a través de importadores, se veía circular por aquí algún que otro FX, ese impresionante SUV de aspecto deportivo que destacaba por su exclusividad y dejaba boquiabiertos a los aficionados a este tipo de vehículos. Hoy día la gama ya incluye dos berlinas, un coupé, un descapotable y dos SUV; pero el FX sigue siendo el buque insignia de la marca, tanto por imagen como por proporción de ventas (más de la mitad de los Infiniti que se venden en España son FX).
Aunque ya sea algo más conocido, y más todavía desde que hace casi dos años se incluyese la mecánica diésel, el Infiniti FX sigue levantando las miradas a su paso, pues sus características proporciones (es muy ancho y bastante bajo para tratarse de un todoterreno) combinados con sus atractivos rasgos musculosos y deportivos hacen que el SUV de la lujosa filial de Nissan no pase desapercibido. Probablemente sea el SUV de lujo de aspecto más deportivo del mercado, con el permiso del BMW X6 y del Porsche Cayenne.
a favorImagen espectacularComportamiento deportivoCalidad y equipamientoen contraHabitabilidad y maletero justosMotor superado por los rivales
Tiene unas medidas de 4,87 metros de largo, 1,93 metros de ancho y 1,68 metros de alto, las cuales le permiten una preciosa imagen pero no una buena habitabilidad. Cuatro pasajeros viajarán de forma muy cómoda, pero un quinto viajero ya no tendrá apenas espacio. Lo mismo sucede con el maletero, más propio de un compacto, pues sus 410 litros ampliables a 1.305 litros no son gran cosa y quedan muy atrás respecto a la competencia. Eso sí, en equipamiento es de lo mejor del mercado, pues ya la versión básica FX30d GT (63.500 €) trae de serie elementos que la mayoría de sus rivales los ofrecen bien como opción o bien como parte de las versiones más caras y completas. Por tanto, en cuanto a relación calidad, precio y equipamiento, el Infiniti FX30d sale muy bien parado frente a la competencia.

xafxd_d16a233b162f9150cf35c6946.jpg


Y si en imagen, calidad y acabados nos ha gustado mucho este Infiniti FX30d, en comportamiento dinámico no podemos más que continuar con nuestras alabanzas. Toda la deportividad que se intuye por su imagen se transmite al volante, y al conducirlo de forma rápida no da la sensación de llevar un coche de semejante tamaño y peso, pues su precisa dirección y su excelente puesta a punto permite una conducción muy ágil y divertida. Apenas se perciben balanceos de la carrocería en curvas tomadas al límite o cabeceos en fuertes frenadas, ya que la dinámica suspensión unida a los neumáticos 265/50 R20 que vienen de serie desde el equipamiento más básico hacen que parezca que estamos conduciendo un deportivo en lugar de un todoterreno.
Finalmente, su mecánica diésel 3.0 V6 de 238 cv y 550 Nm cumple con su cometido de proporcionar al FX30d unas prestaciones notables (8,3 segundos de 0 a 100 km/h y 212 km/h) y unos consumos razonables (9 l/100 km). De serie viene asociada a la tracción total y a la caja de cambios automática de siete velocidades con levas de cambio tras el volante, la cual se maneja de forma suave y rápida. La respuesta del motor diésel del Infiniti FX30d es satisfactoria y más que suficiente, sin embargo debemos decir que esta mecánica procedente de la alianza Renault-Nissan (también utilizada en robustos TT como el Nissan Navara) es ya algo veterana y está superada por la competencia, tanto en finura como el prestaciones o consumos. Las cifras de potencia de sus rivales (X6 y Cayenne principalmente) son similares, pero en consumos y aceleraciones el propulsor japonés se queda un tanto atrás, así como en emisiones de CO2, donde no logra bajar de los 200 g/km, mientras que sus rivales sí lo hacen.Corre y no gasta demasiado, pero sus rivales arrojan unas cifras mejores.
En definitiva, el Infiniti FX30d es un exclusivo SUV deportivo de imagen espectacular, con un equipamiento y calidad de referencia, con un comportamiento dinámico ejemplar, y con una mecánica que cumple con lo esperado; aunque si nos ceñimos a las cifras la competencia le supera tanto en consumos como en prestaciones. Para quien los datos de consumos y prestaciones no sean lo primordial, y no necesite mucho espacio, el Infiniti FX30d es un modelo totalmente recomendable ya que su relación calidad/precio es de lo mejor del mercado.

xbfxd_907a476838046aae94bac69a0.jpg