Impreza WRX Turbo

0

Inicio

DULCES MANERAS PARA UN PURASANGRE

Las marcas que se juegan el título en el Mundial de Rallies han producido una generación de automóviles exclusivos que heredan parte de las cualidades, del fuerte carácter, de los coches que compiten en la enrevesadas carreteras y caminos del Campeonato.
Algunos, como es el caso de los EVO de Mitsubishi, reciben fuertes dosis del carácter extremo de la competición, y otros, como el protagonista de la prueba y varias veces campeón del mundo, el Subaru Impreza, sin renunciar a las prestaciones de infarto, muestran maneras más dulces, porque, a la postre, están pensados para rodar con tráfico.

Este nuevo Subaru llega al mercado como segunda generación Impreza, remozado y actualizado para aguantar una competida presencia en el segmento de estos coches exclusivos, al que se irán incorporando en los próximos otros ejemplares, como la versión civilizada del Ford Focus.
Fernando A. Marqués
Madrid, 28 may (EFE)

Diseño

DISEÑO

El Impreza de según da generación ha recibido una actualización estética que remarca una pronunciada personalidad, a base de un frontal dominado por los faros ovalados y una prominente defensa que aloja dos grandes faros antiniebla. Remata la parte delantera un capó que recibe una toma de aire para el intercambiador encargado de enfriar el aire que recibe la admisión.
La trasera, resulta con menos originalidad, está caracterizada por un alerón de grandes dimensiones, aunque más discreto que el que equipaba a la versión y también por una generosa defensa trasera.

Los laterales, con aletas levemente abiertas para acoger las vías delantera y trasera que terminan en ruedas de paso generoso cuyos extremos, dan un aspecto musculoso a la carrocería, que en conjunto es 4 centímetros más alto y 3,5 más alto.
El interior, sin grandes alardes de diseño, resulta confortable y ofrece un excelente puesto de conducción, acorde con las posibilidades de pilotaje de este Subaru, capaz de mostrar, a modo de ejemplo, las posibilidades reales de la versión de competición.

Sensaciones

SENSACIONES

Lo primero que percibe el conductor al accionar la llave de contacto es un sonido grave y suave que procede de un motor de cuatro cilindros opuestos, un tecnología poco usada en el mundo del automóvil, similar a la empleada por Porsche en sus 911 o a la de algunos Alfa Romeo de hace tiempo.
La palanca de cambios es precisa y acciona cinco velocidades de desarrollo algo largo para la naturaleza deportiva del coche. Una sexta velocidad y en conjunto menores desarrollos se obtendría, seguramente, un mejor rendimiento de los 218 caballos de potencia del motor.

Las primeras sensaciones dicen que el motor no tiene la potencia declarada, una lectura que cambia cuando se mantiene el régimen de motor por encima de las 4.000 vueltas. A partir de esa frontera, el Impreza da lo que promete.
Con el Impreza se puede rodar muy rápido, especialmente en trazados tortuosos, en los que se echa en falta un tipo de caja más corta para que el coche entre en curva algo más controlado. Hay conductores que, sin duda, estarán más cómodos con la forma de ser de la actual configuración transmisión-motor.

Comportamiento

COMPORTAMIENTO

El comportamiento del Impreza en estos trazados exige un periodo de adaptación para acomodar el grado de corrección que hay que dar a la dirección cuando el coche se desliza. El Impreza avisa de estos deslizamientos, que se pueden compensar con movimientos suaves de una dirección que, por otra parte, siempre se muestra muy precisa.
Para ‘descolocar’ a este Impreza, tope de una gama que se irá completando lo largo de este año con versiones más civilizadas, hace falta pasar muy rápido por una curva y forzar mucho la trazada.

La tracción a las cuatro ruedas y el diferencial central de deslizamiento limitado reparte eficazmente la tracción, lo que dificulta posibles reacciones incontrolables del coche. Los frenos, más grandes que en la versión de primer generación permiten apurar al límite las entradas en curva.
En suma, el Impreza de segunda generación puede ser considerado un deportivo brillantes y rabioso que ofrece un buen equipamiento y muchas satisfacciones a cambio de un precio razonable.

Gama

GAMA SUBARU IMPREZA

Resto de la gama Modelo Cilindrada Potencia PVP Impreza SW 2.0 WRX Turbo AWD
1.994 c.c. 218 CV 5.225.000  

Competidores

COMPETIDORES
COMPETIDORES Modelo Cilindrada Potencia PVP Honda Accord 2.2i Type R VTEC 2.157 c.c. 212 CV 5.500.000  

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.