I Rally Comunidad de Madrid RACE: Emoción hasta el final

a fondo I Rally Comunidad de Madrid RACE 1
Diego Zotes29 nov 2010
En el esperado Rally de Madrid 2010, broche final del campeonato, hemos visto a Monarri retirarse tras ir líder toda la jornada y a Burgo subirse a lo má alto del podio. Hevia celebró su título en el podio, seguido por Senra.
La intensa espera por la llegada a Madrid del Campeonato de España de Rallyes en su última prueba, denominada ahora I Rally Comunidad de Madrid RACE, ha merecido la pena y nos ha dejado a todos muy buenas sensaciones. La afición ha podido disfrutar al máximo en cada uno de los tramos de la sierra madrileña y del Circuito del Jarama con una conducción al límite obligada por unas condiciones meteorológicas y de pista bastante adversas.
Desde el inicio, la lucha por el liderato ha estado muy reñida, con constantes cambios de líder y adelantamientos casi espectaculares. Y lo mejor de la jornada, es que todo se ha decidido en los dos últimos tramos, para aumentar la emoción de la afición. Las primeras pasadas del sábado por la mañana por Canencia y La Morcuera se caracterizaron por un asfalto helado con temperaturas que apenas subían de los 8 grados bajo cero. El madrileño Alberto Monarri, gran conocedor del terreno, se colocó en las primeras posiciones con su Subaru Impreza STI de Grupo N desde el comienzo, demostrando que buscaba la victoria. Por otra parte, ya desde las primeros tramos el Campeón del Mundo de la categoría S-WRC, Xevi Pons, comenzaba a acusar problemas en la rueda izquierda de su Ford Fiesta S2000, por lo que al final iba a tener que abandonar en el parque de asistencia por rotura de la junta homocinética y falta de repuesto en el camión.
Posteriormente, a mitad de mañana, los pilotos se enfrentaban de nuevo a los puertos de Canencia y La Morcuera, continuando con el dominio en ambos tramos del piloto madrileño Monarri. A Alberto Hevia, ya Campeón de España de Rallyes de esta temporada con su Skoda Fabia S2000, le costaba seguir el ritmo impuesto por el madrileño, con un motor que no terminaba de ir fino y algún problema de neumáticos. El piloto lucense Pedro Burgo con el Mitsubishi Lancer Evo X de Grupo N se mantenía sigilosamente en segunda posición tras Monarri, aguantándole el ritmo con un pilotaje muy constante en todos los tramos.
Por la tarde llegaba la parte más cómoda y siempre muy interesante. ¡Los tramos del Circuito del Jarama! En el primero, Pedro Burgo recortaba distancias con Monarri, mientras Hevia con un plotaje muy atrevido, consiguió adelantar en pista a Monarri tras varios intentos y escaló desde la quinta plaza hasta la tercera. Pero iba a ser en el tramo intermedio del Atazar donde la carrera iba a dar un giro tan inesperado como definitivo. Monarri debía abandonar al final del tramo tras una salida de pista en la que impactaba con un guardarrail por forzar la máquina al límite. De esta forma Pedro Burgo recogía el primer puesto que dejaba el madrileño, con Hevia segundo que se mantenía al acecho esperando el fallo de Burgo para conseguir la victoria.
Con estos antecedentes, el último tramo del Jarama y colofón del rally no mostraba grandes cambios y servía para coronar a Pedro Burgo como campeón, mientras que Alberto Hevia tenía que conformarse con la segunda posición. La tercera plaza fue para Víctor Senra, con otro Mitsubishi Lancer Evo X, con un pilotaje también discreto pero muy eficaz. El quinteto lo cerraban el asturiano Fran Cima y el vasco Xabi Lujua, ambos también con Mitsubishi Lancer Evo X, lo que demuestra el poderío de esta versión del Rallyes del Grupo N.
El fin de fiesta volvió a los pies del Estadio Santiago Bernabéu donde todo había comenzado dos días antes. Una prueba más del gran espectaculo que hemos podido vivir y confirma que Madrid se merece un rally de este nivel.