Hyundai XG: Un coreano de representación

Diego Zotes29 sep 2000
Inicio
UN COREANO DE REPRESENTACIÓN

a fondo :: Hyundai XG 1

Con el XG, Hyundai trae un nuevo buque insignia a nuestro mercado. Son casi 5 metros, un motor V6 de tres litros y caja de cambios automática secuencial, suficiente para situarse en el selecto coto de las berlinas de alto standing, bajo la mejor relación calidad/precio.
Con el XG, Hyundai quiere demostrar que sabe hacer coches de lujo; una carrocería de gran rigidez estructural, con profusión de empleo de aceros de alta resistencia, unas dimensiones similares a las de un Audi A6 (4,86 m de largo, por 1,82 de ancho y 1,42 de alto) y una batalla que sin ser demasiado corta para su longitud 2,75 m se queda más bien por la banda baja (al estilo del Volvo S80 o del Peugeot 607).

a fondo :: Hyundai XG 2

Diseño
DISEÑO

a fondo :: Hyundai XG 3

Por diseño y estilo, el XG no puede negar su inspiración americana (algo muy asiático a la hora de hacer coches grandes, tanto en Corea como Japón). Gran parrilla cromada, faros carenados (con ópticas circulares debajo), cintura más bien baja, puertas sin marco superior, etc Los paragolpes, a juego con la carrocería, integran delante los faros antiniebla (circulares y amarillos), y el clásico perfil de tres volúmenes (sin lunas de custodia) da un toque clásico de "haiga" americano. Por detrás se aprecia cierta semejanza con el Sonata, con unos grupos ópticos enmarcando la tapa del maletero, cuya capacidad (410 litros en medidas SAE) está por debajo de lo esperable en un coche de su tamaño. Las llantas de aleación, son de 6x15 pulgadas, calzadas con unos Michelin Pilot HX en medida 205/65 VR 15
En el interior, el cuero y la madera se combinan para ofrecer un refinado ambiente. La calidad de remates y la terminación general está muy por encima de lo que acostumbra Hyundai en sus modelos populares; se nota que estamos a otro nivel: tapicería de piel, asientos delanteros con reglaje eléctrico y memoria de posición. El volante se regula (sólo) en altura, y el cuadro de instrumentación, muy clásico, repite el esquema de dos esferas grandes (cuentavueltas y velocímetro), más dos pequeñas auxiliares (nivel de combustible y temperatura del motor). Eso sí, cuenta con indicador de la velocidad insertada, tanto en posición automática total como secuencial, y tampoco falta un ordenador de a bordo. Igualmente, monta de serie climatizador automático de aire acondicionado, con sensor de calidad de aire y múltiples salidas por todo el habitáculo, un equipo audio Sony con lector CD, 6 altavoces y antena eléctrica, cierre centralizado con telemando, espejos y alzacristales eléctricos, retrovisor interior electrocrómico, faros de cruce con sensor de oscuridad (se encienden automáticamente en los túneles), techo practicable eléctrico, así como diversas guanteras y bolsas portaobjetos por todo el habitáculo.

a fondo :: Hyundai XG 4

En materia de seguridad, el XG ofrece airbags delanteros y laterales, alarma antirrobo, barras de seguridad en puertas, faros antiniebla, servodirección de asistencia variable, ABS+EBD, TCS Lo que no tiene es el control dinámico de estabilidad (ESP ó DSC) que sí ofrecen sus rivales en este segmento.
Motor y comportamiento
MOTOR Y COMPORTAMIENTO

a fondo :: Hyundai XG 5

En cuanto a motor, el V6 3.0 va en posición delantera transversal, realizado todo en aluminio, con cuatro árboles de levas (dos por bancada) y 24 válvulas. Con 2.972 cc, rinde 192 CV, con un par máximo de 26,5 mkg a 4.000, más que suficientes para alcanzar los 225 km/h de velocidad máxima y acelerar de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos, cronos muy respetables para un coche de más de 1.600 kg de peso en vacío. Suave y silencioso, este motor Sigma dispone de admisión variable (VIS) y recirculación de gases de escape, aunque quizá su nota más curiosa es la de ir acoplado a un cambio automático de 5 relaciones H-Matic, con posibilidad de uso secuencial, de muy agradable funcionamiento, pese al desarrollo final algo largo (los 225 km/h de velocidad punta los obtiene sólo a 4.700 rpm). Eso sí, su consumo (10,7 litros en promedio combinado) no resulta muy exagerado.
Por comportamiento, nada hay que reprochar a este XG, eficaz y cómodo, con su suspensión independiente a las 4 ruedas, por doble triángulos en el eje delantero (doble horquilla) y multibrazo en el eje posterior. La amortiguación de gas cuenta con un dispositivo de sensibilidad a la velocidad, más blando a baja y más duro a alta, la dirección es de asistencia variable (DTC) y los frenos son de disco en las 4 ruedas, ventilados delante. Cómodo, seguro, silencioso, el XG es un coche de lujo a un precio que no lo es tanto (5.275.000 ptas), con toda la capacidad de representación que se espera de un alto de gama.

a fondo :: Hyundai XG 6