Hyundai Veloster 1.6 GDi Sport S Stop and Go, personalidad extrema:

Agencia EFE20 sep 2011
Hyundai está dando pasos de gigante en diseño y en ingeniería, dos materias con las que está inmersa en una ofensiva que trata de ganar posiciones frente a Toyota y Volkswagen, sus dos grandes competidores en el mundo.

Una de las armas con las que Hyundai muestra su capacidad de acción es el deportivo Veloster, un compacto de los considerados de nicho, es decir, con limitadas expectativas de ventas por su exclusividad en diseño y precio, sobre todo.

El Veloster es un original concepto de carrocería de tres puertas, una del lado del conductor y dos en el opuesto, con una arquitectura coupé, musculosa y atrevida, que contiene en algunas zonas los elementos de diseño de los nuevos Hyundai, como el recién llegado i40, la berlina menos Elantra o el i30.

Los rasgos que más similitud tienen con el resto del catálogo de la marca están en el frente. Con diferencias, son muy similares a los de la nueva generación i30, ya que comparten la rejilla delantera de formato hexagonal.

Hyundai explica al describir el modelo que su diseño está inspirado en la motos deportivas de altas prestaciones. Los trazos de las superficies acristaladas dan el aspecto de un visor de casco de moto. Otra característica es el techo solar de gran superficie.

El perfil del Veloster muestra la "escultura fluida" de los últimos diseños de Hyundai, con una final en la parte posterior con mucha fuerza visual, muy vertical y con pronunciadas formas sobre las ruedas traseras.

Las llantas son determinantes en la figura del Veloster. De serie son de 17 pulgadas y hay disponibles de 18, con inserciones de colores a juego con el color de la carrocería.

La partes posterior, además de por la forma vertical del portón, se caracteriza por un cristal trasera de dos secciones que nos rescata de la memoria algunos modelos actuales y pasados de Honda.

El tercio inferior de la trasera se remata con dos tubos de escape cromados hexagonales centrados y un panel inferior negro a modo de deflector.

Por un lado, el Veloster nos presenta la figura de un coupé de dos puertas, mientras por el contrario, el del lado del pasajero, la silueta es la de un compacto de cinco puertas.

Esta arquitectura ha sido diseñada, en principio, para facilitar el acceso de los ocupantes de la fila trasera, que lo deben hace por un paso estrecho y teniendo cuidado con la picuda forma de la puerta, justo en el punto en el que se encuentra la manecilla de la puerta, que queda escondida para conservar el diseño coupé.

El Veloster sigue los pasos de algunos de los modelos que han utilizado soluciones parecidas, aunque no con tanta personalidad como en este caso.

Si en el diseño marca este modelo es un punto y aparte en el catálogo de Hyundai, en motores estrena un nuevo motor de gasolina de corte moderno, un 1.6 que el motor del fabricante de menor tamaño que utiliza inyección directa de gasolina, una solución técnica que proporciona ahorros en el consumo. El resultado son menos de 6 litros de consumo por cada cien kilómetros.

En la versión probada, este motor entrega una potencia de 140 caballos. La marca ofrece una alternativa por encima de los 200 caballos en una versión especial equipada con cambio de doble embrague, aunque este tipo de transmisión también está disponible en esta alternativa "básica". Esta versión vitaminada se incorporará al mercado español un poco más adelante.

La inyección directa en sólo una parte de la tecnología utilizada en el nuevo motor, que también incluye un sistema de doble ajuste variable continuo de las válvulas, control electrónico del acelerador, una cadena de distribución de rodillos, inducción variable y recubrimientos antifricción en algunas elementos, como los taqués, que han sido recubiertos con carbono tipo diamante (DLC) para reducir la fricción en el conjunto del tren de válvulas.

La marca asegura que todo ello ha dado al nuevo motor una alta fiabilidad y duración. De hecho, la compañía respalda el motor y la transmisión con una garantía de 10 años o 165.000 kilómetros.

Con la posibilidad de dotar al motor del cambio de doble embrague, se nos hace tedioso utilizar el cambio manual de seis velocidades, aunque es confortable en el uso y desarrollos algo largos para contener el consumo.

Ello hace que el coche, aún con sus 140 caballos de potencia, sea perezoso en algunos momentos de la aceleración y, sobre todo, en las recuperaciones. Para obtener un buen rendimiento hay que estar muy pendiente y llevar el motor subido de revoluciones para evitar las cansinas respuestas si se demanda energía.

Conducido con formas tranquilas, turísticas, este Veloster es agradable y silencioso en la marcha. Domina el ruido de rodadura sobre el del motor, mientras que con un estilo enérgico el eficiente bastidor parece pedir más. Por momentos, no parece que se disponga bajo el pie del acelerador esos 140 caballos anunciados.

La suspensión tiene personalidad coreana. Aunque es frecuente que responda con sonoros rebotes del sistema, en general digiere bien las irregularidades del terreno y contiene los balanceos de la carrocería.

En algunos momentos, especialmente cuando en curvas lentas se exigen cambios rápidos de apoyo, se perciben blanduras de amortiguación que inquietan al principio. Son unos instantes, porque el coche se asienta rápidamente en la trazada despejando dudas al conductor.

Las maniobras deportivas se controlan bien desde un puesto de conducción de postura deportiva, con buena visibilidad en todos los ángulos, salgo la trasera, dividida en dos por la peculiar luna del portón trasero.

A la dirección hay que acostumbrarse. Es eléctrica y no deja percibir con fidelidad lo que le ocurre a las ruedas delanteras. En una conducción turística tiene poca importancia, pero en la deportiva cuando más información se tenga de la posición de las ruedas, mejor.

El conductor del Veloster está asistido por una completa electrónica de ayuda, como el sistema de gestión de la estabilidad del vehículo (VSM), que controla de forma óptima el control electrónico de estabilidad (ESC).

El sistema VSM controla dos efectos. El primero se produce cuando se acelera o frena en una superficie con coeficiente de rozamiento discontinuo (deslizante en un lado y pavimento seco en el otro) y el vehículo intenta tirar en una dirección. El VSM detecta esta situación y envía una señal al sistema de control para activar la dirección asistida, que contrarresta el impulso y aplica automáticamente 8 Nm en dirección contraria. Este sistema reacciona de la misma forma al cambiar de carril repentinamente o en los giros bruscos.

El Veloster, en términos de mercado, es un compacto deportivo difícil de ubicar , porque no tiene un competidor exactamente equivalente, sólo aproximado y variopinto, porque cada fabricante con un coche este nicho hace su particular interpretación del concepto.

En precio ocurre algo parecido. Sus hipotéticos competidores ofrecen una variada tarifa en la que el Veloster se sitúa en la parte media superior. Nos parece algo elevado, aunque las calidades de ejecución y la tecnología estén a la altura de los mejores.

Notas elevadas a su favor son la amplia garantía concedida por la marca, única en el mercado, y la posibilidad de devolución del coche si no cumple las expectativas. ¿Quién da más?

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS

------------------------

Longitud 4,220 m.

Anchura 1,790 m.

Altura 1,399 m.

Distancia entre ejes 2,650 m.

Ancho de vía delantera 1,557 m.

Ancho de vía trasera 1,570 m.

Peso 1.260 kg.

Coeficiente aerodinámico N.D.

Capacidad depósito 50 l.

Capacidad maletero 320 l.

Posición del motor Delantero

Cilindros 4 en línea (16 válvulas)

Cilindrada 1.591 c.c.

Alimentación Inyección directa

electrónica multipunto

Potencia 140 CV a 6.400 rpm

Par máximo 170 N/m a 4.700 rpm

Transmisión Manual de 6 velocidades

Velocidad máxima 200 km/h

Aceleración 0-100 9,7 s.

Emisiones de CO2 137 g/km

Consumo mixto 5,9 l.

Dirección De cremallera servoasistida

de endurecimiento variable

con columna de seguridad

Diámetro de giro 10,6 m.

Frenos delanteros Discos ventilados

Frenos traseros Disos macizos

Suspensión delantera Independiente McPherson

con trapecio inferior.

Resortes helicoidales

y amortiguadores de gas.

Suspensión trasera Independiente con brazo

longitudinal y tirante

transversal doble

(multibrazo). Resortes

helicoidales

y amortiguadores de gas.

Tracción Delantera.

Neumáticos 215/45 R 18

Impuesto de matriculación 14,75%

Equipamiento de seguridad ABS de 4 canales

y 4 sensores, EBD, BAS

Precio 27.990 euros

RESTO DE GAMA

-------------

Versión Cilindrada Pot. PVP

-----------------------------------------------------------------

1.6 GDI 1.591 c.c. 140 CV 20 690

1.6 GDI Sport 1.591 c.c. 140 CV 22.490

1.6 GDI Sport DCT 1.591 c.c. 140 CV 24.140

1.6 GDI Sport S Stop&Go 1.591 c.c. 140 CV 27.990

1.6 GDI Sport S DCT 1.591 c.c. 140 CV 29.690

COMPETENCIA DIRECTA

--------------------

Modelo Cilindrada Pot. PVP

-----------------------------------------------------------------

BMW 120i Coupé 1.995 c.c. 170 CV 30.950

Honda CR-Z 1.5 i-VTEC IMA GT Plus 1.497 c.c. 124 CV 25.900

Mercedes-Benz C 180 CGI BE Coupé 1.796 c.c. 156 CV 36.700

Renault Mégane Coupé 1.4 TCe B. Edit. 1.397 c.c. 130 CV 22.850

Volkswagen Scirocco 1.4 TSI 1.390 c.c. 160 CV 26.920

Volvo C30 2.0 Summum 1.999 c.c. 145 CV 27.397

Fernando A. Marqués