Hyundai reduce su beneficio neto un 28,3 por ciento en el tercer trimestre:

Hyundai reduce su beneficio neto un 28,3 por ciento en el tercer trimestre 1
Agencia EFE23 oct 2014
Hyundai Motor anunció hoy un beneficio neto en junio-septiembre de 1,61 billones de wones (1.210 millones de euros /1.530 millones de dólares), un descenso del 28,3 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior que la empresa atribuye a la revalorización de la moneda surcoreana.

La empresa automovilística también redujo su beneficio operativo un 18 por ciento en términos interanuales hasta 1,65 billones de wones (1.220 millones de euros, 1.560 millones de dólares), según los resultados del tercer trimestre presentados hoy por Hyundai en Seúl.

En cuanto a las ventas, el fabricante surcoreano comercializó vehículos entre junio y septiembre por valor de 21,28 billones de wones (15.980 millones de euros/ 20.170 millones de dólares), lo que supone un aumento del 2,2 por ciento respecto al mismo período de 2013.

Hyundai Motor vendió en el tercer trimestre un total de 1.129.000 automóviles en todo el mundo, un 1,8 por ciento interanual más, indicó la compañía.

La progresiva revalorización del won surcoreano en los meses pasados respecto al dólar y al euro fue, según explicó Hyundai en el comunicado, el principal factor que provocó el recorte de beneficios.

'La apreciación de un 6 por ciento del won surcoreano respecto al dólar en el tercer trimestre en comparación con el año anterior provocó una fuerte caída en las ganancias', indicó la firma, tras reconocer un descenso de la producción en sus plantas de Corea del Sur.

Sin embargo, sus ventas aumentaron en el tercer trimestre con el lanzamiento de nuevas versiones de los modelos Genesis -un sedán muy popular en el mercado surcoreano-, Sonata -comercializado en algunos países como i40- e i20, entre otros.

De cara al último trimestre del año Hyundai confió en que los nuevos modelos que están por llegar permitan un repunte de los beneficios, aunque reconoció que esto dependerá en gran medida de la estabilización de los tipos de cambio.

La multinacional surcoreana advirtió asimismo que se está preparando para una desaceleración de la demanda de coches nuevos en todo el mundo, tal y como predicen muchos expertos tras observarse signos que apuntan a un posible bache en la economía global.