Hyundai-Kia espera récord de ventas en 2011 y fuerte presencia en China:

Agencia EFE03 ene 2011
El primer fabricante de automóviles surcoreano, Hyundai Motor, y su filial Kia esperan un año "histórico" en 2011 con la venta de más de 6 millones de vehículos en todo el mundo y el fortalecimiento de su presencia en los grandes mercados de China y EEUU.

Chung Mong-koo, presidente del grupo automovilístico, quinto líder mundial del motor en 2010, dijo hoy que espera para el presente año un aumento de las ventas globales del 10 % hasta los 6,33 millones de coches, con avances en sus principales mercados.

"Estamos trabajando para que 2011 se convierta en un año histórico, en el que el grupo comienza un nuevo desafío para asegurarse el crecimiento futuro", afirmó Chung, uno de los empresarios más influyentes y ricos de Corea del Sur.

El grupo ya vivió en 2010 uno de sus mejores años, con un aumento de las ventas anuales en un 24 %, gracias al fortalecimiento de su presencia en Estados Unidos y a su surgimiento como el segundo vendedor de coches en China, convertido en el primer mercado mundial del motor.

Además, Hyundai-Kia espera seguir aumentando su red de producción con vistas a los mercados emergentes, especialmente en Rusia y Brasil, país sudamericano en el que ya ha comenzado a construir una nueva planta en Piracicaba.

Fuentes de la compañía indicaron a Efe que este año la multinacional espera ampliar su catálogo con diez nuevos modelos, con los que intentará aumentar su presencia en mercados como el europeo, donde a finales de año consiguió ponerse al nivel del japonés Toyota.

Dentro del grupo, Kia ha sido el que más rápido avanzó en 2010, con un aumento de las ventas del 38,9 %, hasta los 2,13 millones de unidades, mientras que, por su lado, Hyundai comercializó 3,61 millones de vehículos, un 16 % más.

Ambos fabricantes, unidos bajo el mismo grupo en 1998, han tenido mejor año que sus competidores nipones, ya que éstos se han tenido que enfrentar a la fortaleza del yen frente al dólar, así como a las múltiples llamadas a revisión, que comenzaron afectando a Toyota, líder mundial del sector, y se extendieron a otros como Nissan o Honda.

Asimismo, Hyundai, gracias a sus modelos compactos, se acerca cada vez más a Volkswagen en China, donde el alemán es el líder de un mercado que ha crecido como la espuma gracias a las ayudas fiscales para la motorización del país más populoso del mundo.

Por regiones, Hyundai superó en 2010 la marca récord del medio millón de coches vendidos en Estados Unidos, mientras que China vendió 700.000 unidades (1,1 millones junto con las ventas de Kia) y en Europa se acercó a los 400.000 vehículos.

"En Europa esperamos aumentar la cuota de mercado en 2011 del 2,4 por ciento al 2,7 por ciento", indicaron fuentes de la compañía, que esperan una gran acogida para nuevos modelos, entre ellos el turismo familiar i40 W, que se presentará en primicia en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo.

El 2010 se fundamentó también en fuertes campañas de descuento y en la buena recepción de modelos como la berlina Hyundai Sonata o el SUV Sorento de Kia.

Para 2011 se espera que sean un éxito el Hyundai Azera o los compactos de Kia Picanto y Rio, orientados a aumentar las ventas en mercados emergentes.

No obstante, la compañía surcoreana resaltó que el menor ritmo de avance previsto para 2011 está motivado por la persistente incertidumbre en los mercados internacionales como la crisis de deuda en Europa, el débil aumento del consumo en EEUU o el fin de los descuentos a la compra de coches en China.

"Hyundai va a seguir su propia estrategia y su camino en este 2011, con la esperanza de seguir creciendo, pero sin fijarnos metas de superación sobre otros competidores", indicó una portavoz de la compañía.

Pese a un menor crecimiento, Hyundai se ha convertido desde que comenzó la crisis mundial en uno de las compañías surcoreanas con más rápido crecimiento, dispuesta a consolidarse entre los primeros líderes del motor mundial.

Jairo Mejía