Honda Jazz 2011 y Hybrid

0

Novedad

Tras el devastador terremoto y tsunami que ha devastado el Norte y la Costa Este de Japón, todas las marcas japonesas se han visto afectadas en mayor o menor medida, dependiendo de donde tuvieran ubicadas sus fábricas y oficinas, así como inevitablemente por la pérdida de cantidad de fábricas de proveedores de piezas y recambios para desarrollar sus vehículos.
En el caso de Honda en particular, a pesar de que su sede y su fábrica de Japón no han sufrido ningún daño, sí se ha visto afectado su nivel de producción mundial por el retraso en el envío de componentes de sus proveedores. Por ello, el Jazz Hybrid y el importante restyling del Jazz de gasolina que acompaña a esta nueva versión, que pretendían ser novedades en el Salón del Automóvil de Barcelona 2011, no han acudido ni a la muestra y se ha retrasado su comercialización hasta principios del último trimestre del año, cuando estaba pensado comercializarse para el mes de junio.
En cuanto a producto, el nuevo Jazz en general recibe una serie de modificaciones para actualizar su imagen y mejorar la funcionalidad interior respecto a su segunda generación presentada en 2008. Aun con todos sus cambios mantiene intactas sus cualidades principales, como el ser un vehículo urbano de tamaño contenido pero con unas cualidades apropiadas para circular por carretera, con una mejor aerodinámica de 0,33 Cd gracias a una altura rebajada en 3 mm y una polivalencia interior mejorada.
Con el Jazz nos encontramos que por primera vez en el segmento B hay disponibles bajo una misma silueta una versión con motor de gasolina convencional, con dos motores de diferente potencia, y otra híbrida IMA paralela. El híbrido tiene unas cualidades que lo hacen muy interesante, manteniendo gracias a un compacto sistema IMA integrado las mejores cualidades de su versión con motor convencional, como sus flexibles asientos Honda Magic Seat o los 300 litros de capacidad del maletero.’El Hybrid se distingue del resto de la gama por una parrilla transparente, faros delanteros y traseros especiales y una moldura cromada sobre el portón’El Hybrid se distingue del resto de la gama por una parrilla transparente, faros delanteros y traseros especiales y una moldura cromada sobre el portón
El aspecto del nuevo Jazz respecto a su antecesor se ha modificado en la parrilla, los faros, las aletas delanteras que ahora muestran una línea prominente más aerodinámica, los paragolpes delantero y trasero y los pilotos traseros que ahora son rojos en lugar de transparentes para diferenciar aún más las versiones de gasolina del Hybrid. El Jazz Hybrid se distingue del gasolina por su parrilla de cristal con peculiares canalizaciones de aire y entradas del paragolpes con tomas de aire modificadas, un matiz azulado en el fondo de las ópticas delanteras y las ópticas traseras transparentes y por una moldura cromada que recorre el portón trasero.
El diseño interior en ambas versiones destaca por incorporar una nuevo salpicadero realizado en tonos oscuros más elegantes que se combina con una nueva tapicería para los asientos, dándole un toque más distinguido al ambiente, como los aros cromados en las salidas de aire, el cuadro de instrumentos y la pantalla del climatizador. Asimismo, se ha definido el color naranja para toda la iluminación interior. Pero en lo que más destaca el Jazz en la polivalencia interior que le confieren los asientos Honda Magic Seat, que permiten transportar hasta tres pasajeros de forma cómoda, inclinar los respaldos traseros para aumentar el confort, abatirse completamente para dejar una gran superficie de carga, o levantar la banqueta para transportar objetos verticalmente.
Lo que diferencia al Hybrid del resto de la gama es el botón Econ en el panel izquierdo del volante y el cuadro de instrumentos que cambia los colores del aro central en función del tipo de conducción, azul en fases de aceleración y mayor consumo y verde cuando aumenta la eficiencia y muestra las fases de carga y consumo.
El maletero es otro elemento muy destacado del Jazz, superando notablemente a la anterior generación en la versión de gasolina al sustituir de serie la rueda de repuesto por un kit antipinchazos que brinda un espacio bajo tapa de 64 litros más de capacidad hasta los 399 litros. En el Hybrid, el compacto conjunto de batería IMA y unidad de control de potencia muy ligero integrado bajo el piso del maletero no le hace perder apenas espacio, con lo que se conforma con algo menos, unos 300 litros, aunque puede cargar cuando se abaten los asientos hasta los 1.320 litros.
En lo que respecta a los motores el Jazz convencional dispone de un 1.2 i-VTEC 16 vávulas de 90 cv a 6.000 rpm, un 1.4 i-VTEC con 16 válvulas de 99 cv a 6.000 rpm y el IMA que combina un motor convencional de 1.3 litros i-VTEC con otro eléctrico que conjuntamente consiguen 98 cv a 5.500 rpm. Los modelos de gasolina van combinados con un cambio manual de 5 velocidades mientras que el Hybrid IMA va asociado a un cambio automático CVT también de 5 relaciones. Las prestaciones en todo ellos son aceptables, con una aceleración entre 11,4 y 12,6 segundos y la velocidad máxima entre 175 y 182 km/h, pero eso sí los consumos oficiales en todos ellos son muy buenos, dejándolo en 5,3 litros a los 100 km con el 1.2, en 5,5 litros a los 100 km con el 1.4 y en 4,5 litros con el Hybrid, mientras que las emisiones de CO2 de éste último se quedan poco por encima de los 100 gr/km.
El motor IMA utilizado es el mismo que mueve al Insight y al CR-Z, aprovechando su gran fiabilidad y flexibilidad. Exactamente emplea un motor convencional de gasolina de 1.3 litros i-VTEC de 88 cv acoplado a un motor eléctrico de 14 cv y a una transmisión continuamente variable CVT de 5 relaciones. Combinados ambos propulsores destaca el gran par motor de 167 Nm que consigue desde las primeras 1.000 rpm, algo muy gratificante para la circulación urbana. Asimismo, para lograr los menores consumos y emisiones, este Jazz Hybrid incorpora de serie el sistema Start&Stop.
La gama está compuesta por cuatro acabados, S, Trend, Comfort y Elegance, en la que todos están disponibles con el motor 1.4 litros de 99 cv, mientras que el motor pequeño de 1.2 litros de 90 cv sólo dispone de los dos primeros, S y Trend, y el Hybrid sólo se puede solicitar con los dos superiores Comfort y Elegance. Desde el acabado más básico cuenta con llantas de acero de 15 pulgadas, intermitentes de un toque, cierre centralizado, llave plegable, hueco bajo el maletero de 42 litros, retrovisores exteriores eléctricos y radio CD integrado con letor de MP3, entrada de audio auxiliar y altavoces delanteros.
Los precios definitivos de la gama van desde los 14.900 euros del 1.2 i-VTEC S hasta los 18.200 euros del 1.4 i-VTEC Elegance, mientras que el Hybrid Comfort cuesta 17.900 euros y el Hybrid Elegance 19.400 euros.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.