Honda CR-Z: Ecología deportiva

a fondo Honda CR-Z 1
Diego Zotes05 ene 2011
Honda demuestra que la ecología y los coches poco contaminantes no estan reñidos con la deportividad ni con la conducción dinámica. Disponible desde 21.300 euros
A fondo
Honda demuestra con su nuevo modelo híbrido deportivo CR-Z que la ecología y los coches poco contaminantes no están reñidos con la deportividad ni con la conducción dinámica, rompiendo completamente con el estereotipo de coches con motores eléctricos lentos y perezosos.
Con la actual preocupación medioambiental que encontramos tanto en los usuarios de automóvil como cada vez más en los gobiernos y organismos oficiales, Honda inmersa en el pleno desarrollo de automóviles ecológicos, como ya ha demostrado con la berlina Insight y sus dos generaciones del Civic Hybrid, ha lanzado recientemente una de sus máximas originalidades, la combinación perfecta en un coche de pequeñas dimensiones de un comportamiento ágil y deportivo a la vez que respetuoso con el medioambiente, con unos consumos reducidos y unas cifras de emisiones muy bajas.
El pequeño CR-Z resulta un ejercicio por retomar el concepto del antiguo deportivo CR-X, estandarte de la marca japonesa como seña de identidad de su ADN deportivo a lo largo de los últimos años, y combina unas mínimas emisiones de CO2 al medioambiente con unas prestaciones muy dinámicas y una gran diversión al volante para aquellos que busquen un coche ágil. No estamos ante el típico coche híbrido de reacciones lentas y perezosas pensado para circular tranquilamente por ciudad..., ¡es el primer híbrido deportivo con carácter!

a fondo Honda CR-Z 2

Motor y comportamiento
Se trata de un pequeño coupé de 4,10 metros de longitud y un habitáculo de 2+2 plazas, las dos traseras para niños o gente de pequeño tamaño, que brinda a sus pasajeros unas sensaciones de conducción muy deportivas. Y todo esto gracias a la combinación de dos motores en un sistema híbrido paralelo denominado Integrated Motor Assist IMA, que combina una unidad convencional de gasolina de cuatro cilindros de 1.500 cc y 16 válvulas de 114 cv con la conocida y alabada tecnología Honda i-VTEC, utilizado por primera vez en un híbrido de la marca en lugar del anterior de 1.3 litros, y otro eléctrico de 14 cv y 78 Nm de par motor, que entrega desde las más bajas revoluciones, instalado en paralelo entre el motor y el embrague que siempre está asistiendo al convencional para lograr aún más potencia. Entre ambos motores suman un total de 124 cv de potencia y 175 Nm de par motor a 1.500 revoluciones y además de forma inédita para un híbrido están combinados con un cambio manual de 6 velocidades de engranajes precisos, rápidos y cortos, lo que facilita una conducción mucho más dinámica que con los habituales cambios automáticos CVT de transmisión variable continua. Aquí está la verdadera clave de su comportamiento alegre y divertido, que se ve reforzado por un grave sonido del sistema de escape.

a fondo Honda CR-Z 3

La cifra de par es exactamente igual a la del Civic de 1.8 litros de gasolina, pero es entregada a tan sólo 1.500 rpm, algo que hasta ahora sólo se podía conseguir con sobrealimentación. Por ello las prestaciones son bastante solventes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en sólo 9,9 segundos, una velocidad máxima de 200 km/h y un consumo copmbinado según cifras oficiales de tan sólo 5 litros a los 100 km (sólo 6,1 litros si se hacen en ciudad). La cifra de emsisiones es de 117 gr/km, 35 gr/km menos que el Civic 1.8 con la misma cifra de par motor."¡Es el primer híbrido deportivo con carácter!"¡Es el primer híbrido deportivo con carácter!
Además, otro elemento innovador desarrollado por Honda para el CR-Z que permite modificar los estilos de conducción es el 3-Mode Drive System, que ofrece tres modos de conducción, Normal, Sport y Eco, modificando de forma programada la respuesta al acelerador, la dirección asistida eléctrica, la climatización y el grado de asistencia del motor eléctrico del sistema IMA, permitiendo al conductor disfrutar de la carretera con el modo Sport, primar la economía con el modo Econ o encontrar el mejor equilibrio entre ambas cosas con el modo Normal.
La conducción se complementa con indicador luminoso ambiental en el marco de la pantalla digital dentro del reloj principal de cuentavueltas, con tres códigos de color, rojo en modo Sport, y azul y verde en los modos Normal y Econ para indicarnos cuando se está realizando una conducción más o menos ecológica dependiendo del color mostrado, así como en el indicador de barra de la zona izquierda del cuadro se acompaña de una flor verde.
El chasis ha sido un factor de desarrollo muy importante para el CR-Z. Comparte algunos componentes de la plataforma con sus hermanos Jazz e Insight, pero otros como la distancia entre ejes, el ancho de vías o los reglajes del bastidor son exclusivos de esta versión. El CR-Z tiene una distancia entre ejes 115 mm menor y una carrocería 295 mm más corta que el Insight, logrando una mayor agilidad y una reducción del peso en orden de marcha de 44 kilos respecto al modelo familiar de cinco puertas y cinco plazas. En la suspensión también se ha trabajado la puesta a punto. Destaca el sistema McPherson delantero que adopta un nuevo brazo de aluminio forjado inferior muy ligero en lugar de elementos de acero, reduciendo en 4 kilos el peso de cada brazo y aumentando la resistencia que requieren los anchos de vía y las llantas más grandes.

Diseño y equipamiento
El diseño llama la atención por su baja altura de 1,36 metros y una línea intencionadamente aerodinámica con una afilada carrocería de 2 puertas con una marcada caída del techo. De un vistazo se aprecia claramente su inspiración en las primeras versiones del mítico deportivo de la marca CR-X de los años 80. Los detalles más llamativos son el inclinado capó que termina sobre un prominente paragolpes delantero con faldón y una gran abertura central, flanqueada por modernos faros rasgados con iluminación diurna por led´s, el parabrisas delantero curvo, los pasos de rueda ensanchados que albergan bonitas llantas de 16 pulgadas sobre ejes de gran anchura, así como una exagerada línea de cintura ascendente hacia la zaga. Esa zona está recortada en dos niveles y cubierta por cristales oscurecidos flanqueados por ópticas triangulares transparentes muy originales y de gran luminosidad. Este agresivo conjunto se remata con la antena sobre el techo en forma de aleta de tiburón.El diseño llama la atención por su baja altura de 1,36 metros y una línea intencionadamente aerodinámica con una afilada carrocería de 2 puertas con una marcada caída del techo
Como en todo Honda de última generación, el habitáculo busca la máxima ergonomía para el conductor en un ambiente muy futurista, destacando un cuadro de mandos de colores rojo, azul y verde con relojes circulares en el centro, indicadores digitales y analógicos, y con todos los mandos de los sistemas de seguridad y climatización en el lateral del cuadro a los lados del volante para permitir el acceso más cómodo. El salpicadero tiene un original diseño en dos niveles con la información en el superior y los mandos de manejo en el inferior, que encuentran continuidad por los paneles de las puertas. Destacan, sobre todo, los asientos deportivos de gran sujeción e impresionante presencia de nuestra versión GT Plus, realizados en piel de color beige, con regulación en altura y calefactados.

a fondo Honda CR-Z 4

Los pequeños asientos traseros, plegables mediante un solo movimiento, amplían la capacidad de carga del maletero desde los 215 litros hasta nada menos que 400 litros, espacio comparable al de un cinco puertas de segmento C. La destacada zona de equipaje dispone también de un espacio bajo el maletero de 19 litros para alojar ligera carga adicional o esconder objetos de la vista ajena.
Esta versión alta de gama cuenta con elementos de serie como faros de xenón, sensores de lluvia y luces, control de estabilidad, faros antiniebla, 6 airbags, radio CD con reproductor de MP3 y 7 altavoces y sensores de aparcamiento, además de las llantas de 16 pulgadas y los asientos de piel del alta calidad, se puede adquirir por 25.700 euros. Si observamos además, que el más básico de la gama con un equipamiento más que aceptable, está disponible desde los 21.300 euros, se convierte automáticamente en el coupé deportivo más barato que existe hoy en el mercado.