Honda CR-V 2013: Más polivalente y asfáltico

gen_rep_honda_crv_06e04106a48326ad106cddb8e.jpg
Diego Zotes25 oct 2012
El CR-V de Honda llega al segmento de los SUV medios como la opción más asfáltica, con motores gasolina y diésel más eficientes, una excelente polivalencia de su habitáculo, un espacio de mayor lujo y varios acabados que dibujan una gama muy completa desde 27.200 euros.
Honda lanza al mercado el nuevo CR-V, la nueva generación de su SUV compacto con un estilo y unas intenciones más asfálticas si cabe que en la anterior generación, aunque con un nuevo sistema de tracción total que le confiere una gran polivalencia y seguridad a la hora de rodar por cualquier terreno, por muy inhóspito que este sea. Además, busca un interior que dé la mejor respuesta a grandes familias.

detalle_diseo_28b1921ca2c280ad7f4ada135.jpg

Históricamente el CR-V, siglas de Compact Recreational Vehicle, llegó al mercado como uno de los primeros todocamino del mercado dando respuesta a unas necesidades algo camperas pero más adaptadas a la conducción del día a día por terrenos asfálticos y zonas más urbanas, convirtiéndose en este segmento en uno de los referentes desde su lanzamiento. De hecho en el año 2008 era líder del segmento en ventas en nuestro país. Ahora es un modelo más que consolidado, con unas cifras de ventas de las mejores del segmento de todocamino compacto por todo el mundo, con hasta 5 millones de unidades vendidas en 160 países. Esto le convierte en uno de los mayores pilares de la marca en Europa con el que se quieren convertir de nuevo en líderes del segmento SUV medio.
Este nuevo CR-V de 2013 se basa en el gran éxito de las anteriores tres generaciones mejorando la calidad, la funcionalidad y el placer de conducción. Ya la anterior generación ofrecía excelentes soluciones de polivalencia que ahora en esta cuarta generación se mejoran notablemente con mayor espacio para los pasajeros y mejores soluciones de modularidad de asientos, y más sencillas de usar.
El nuevo CR-V mejora en tres apartados básicos, que son la eficiencia, la funcionalidad y la seguridad. Por ello y para adaptarse a las demandas del mercado, esta nueva generación tendrá disponible por primera vez una versión con tracción simple al eje delantero, en convivencia con los de tracción total a las cuatro ruedas, dado que en estos tiempos hasta el 50% de los pedidos del segmento son de tracción simple. Además las revisiones realizadas a los motores, tanto gasolina como diésel, han logrado reducir de manera considerable las emisiones de CO2.
Motores más rápidos y ecológicos
Los motores que mueven al nuevo CR-V reducen de media sus emisiones de CO2 un 12%, una rebaja en la que ya destacaba la anterior generación. En gasolina encontramos el reconocido 2.0 i-VTEC de distribución variable que ha aumentado su potencia 5 cv hasta los 155 cv, logrando rebajar sus emisiones a 173 gr/km con cambio manual de 6 velocidades y a 175 gr/km con cambio automático, mientras que en diésel el excelente 2.2 i-DTEC con turbocompresor e inyección directa que rinde 150 cv de potencia y 350 Nm de par motor, homologando unas emisiones de 149 gr/km con cambio manual de 6 velocidades y de 171 gr/km con el cambio automático de 5 relaciones. Ambos motores van asociados de serie a un rapidísimo y ergonómico cambio manual de 6 velocidades, mientras que en las versiones superiores se puede solicitar opcionalmente un suave y confortable cambio automático de 5 relaciones.En busca de minimixzar las emisiones de CO2, el CR-V 2013 incorpora de serie el sistema EcoAssist y el Idle/Stop con cambio manual
Ambos motores incorporan el sistema EcoAssist con el botón Econ, que al activarlo reduce la sensibilidad del acelerador para obtener una conducción más relajada y en la climatización, suavizando su funcionamiento para consumir menos combustible. Con transmisión manual incorporan todos los CR-V la parada y arranque automática del motor a ralentí que denominan Idle/Stop. Tanto el motor gasolina como diésel están asociados a un sistema de tracción total 4x4 inteligente electrónica Real Time que reacciona con más rapidez que el anterior hidráulico, mientras que por primera vez en la historia del modelo ofrece en sus versiones de acceso de gasolina una tracción simple 4x2 al eje delantero.
El CR-V ha experimentado una puesta a punto de su chasis y su suspensión específicamente para Europa, con sistema MacPherson delante y un multibrazo trasero que resulta mucho más agradable que en la anterior generación, así como demuestra una entereza superior en conducción dinámica. Se ha mejorado exactamente un 10% la capacidad de amortiguación. El chasis además presenta una mayor rigidez a la flexión y a la torsión, casi un 10%, con las consecuentes reacciones más directas y nobles en la conducción. Para favorecer esta nobleza rebajando los consumos se le ha dotado además de una nueva dirección eléctrica que incorpora, como en el Accord, el dispositivo de seguridad Motion Adapotative EPS, que ante una situación susceptible de perder la trayectoria endurece la dirección en la dirección equivocada y facilita el giro hacia la dirección correcta.En el nuevo CR-V 2013 se entremezclan las mejores cualidades de un turismo, de un monovolumen y de un SUV.
Aerodinámica excelente, rumorosidad nula
El diseño exterior de este nuevo CR-V se presenta elegante y robusto, con un frontal muy llamativo, presidido por una original parilla de grandes dimensiones con tres lamas cromadas que se adentra en los grupos ópticos rasgados y que invaden las aletas delanteras, en contraste con los protectores de bajos también muy amplios en color plateado que rodean todo el coche. El lateral se muestra muy fluido siempre en busca de la excelencia aerodinámica, con pasos de rueda pronunciados y líneas de diseño que recorren las puertas muy marcadas. La trasera está muy elevada con el paragolpes silueteado muy prominente y coronado por un spoiler superior en la luneta, dotándole de un aspecto más deportivo. Se caracteriza también por los “clásicos” faros verticales, que para Europa exclusivamente se iluminan por led´s, como los faros delanteros de iluminación diurna y las ópticas frontales bi-xenón con sistema de iluminación en curvas.

detalle_opticas_d50c71a72c3d0bc83689dc24f.jpg

Con el nuevo CR-V se ha buscado más si cabe el punto medio entre un turismo, un MPV de tipo monovolumen y un SUV compacto, con lo que el nuevo CR-V es 5 mm más corto y 30 mm más bajo que el de anterior generación, manteniendo la anchura y la distancia entre ejes que brinda un gran espacio a los pasajeros. Además, al acortar el tamaño del capó, el ángulo de visión desde el interior hacia el suelo es mayor.
El interior también ha experimentado una renovación completa, para ofrecer una gran eficiencia ergonómica y con una capacidad interior realmente sobresaliente tanto para los pasajeros como para el equipaje, presumiendo de la mayor capacidad de maletero del segmento, abarcando desde los 589 litros hasta los 1.669 litros con los asientos traseros abatidos. El portón trasero para Europa incorpora apertura automática para facilitar la tarea de carga en las versiones superiores. Los asientos traseros se han rebajado en altura hasta 38 mm para ofrecer más habitabilidad a los pasajeros de esa fila, además de ofrecer un plegado automático en porciones 60/40 en un toque desde el maletero o desde un tirador junto a los asientos.

detalle_maletero_41fc0f1addf97fd5aab9d8eb2.jpg

Por otra parte, el habitáculo está realizado para dar sensación de espacio y ofrecerlo, con el salpicadero realizado en dos capas horizontales, transmitiendo más amplitud, y los guarnecidos de las puertas menos prominentes para dejar más espacio para las piernas. Se separa así el sistema de climatización del de entretenimiento de audio y de navegación, plasmado en la nueva pantalla digital denominada i-MID de 5 pulgadas. Esto no penaliza en absoluto la imagen de sofisticación y elegancia que transmite a los pasajeros, con cantidad de materiales de alta calidad y exquisita apariencia y tacto. En el interior todo es silencio y bienestar, con un importante trabajo en el aislamiento del exterior.
Los equipamientos del nuevo CR-V son nada menos que seis, Comfort, Elegance, Lyfestyle, Executive, Luxury e Innova, cada cual con un equipamiento mucho más completo que el anterior. El 60% de las ventas de este crossover se esperan de las versiones medias, Elagance, Lyfestyle y Executive.

detalle_interior_73e9c86c2e6e93a7db93bee5c.jpg

Este nuevo CR-V 2013 estará disponible en los concesionarios de nuestro país desde primeros de noviembre a un precio mínimo de 27.200 euros para la versión gasolina básica Comfort con tracción 4x2. Los precios quedan así:

-CR-V 2.0 i-VTEC 2WD Comfort: 27.200 euros
-CR-V 2.0 i-VTEC 2WD Elegance: 29.500 euros
-CR-V 2.0 i-VTEC Lifestyle: 34.500 euros
-CR-V 2.0 i-VTEC Luxury: 38.700 euros
-CR-V 2.0 i-VTEC Innova: 41.300 euros
-CR-V 2.2 i-DTEC Comfort: 29.900 euros
-CR-V 2.2 i-DTEC Elegance: 32.200 euros
-CR-V 2.2 i-DTEC Lyfestyle: 35.100 euros
-CR-V 2.2 i-DTEC Executive: 37.100 euros
-CR-V 2.2 i-DTEC Luxury: 39.300 euros
-CR-V 2.2 i-DTEC Innova: 41.900 euros
El cambio automático, disponible en gasolina siempre con tracción 4WD desde el acabado Lyfestyle y en diésel desde el Elegance, tiene un sobreprecio de 2.000 euros en gasolina y de 3.000 euros en diésel, mientras que el sistema de navegación opcional para las versiones Lyfestyle incrementa el precio en 2.200 euros.