Honda Civic Type-R: Vuelta a la deportividad

Diego Zotes28 nov 2001
Inicio
VUELTA A LA DEPORTIVIDAD

a fondo :: Honda Civic Type-R 1

La llegada de la séptima generación del Honda Civic trajo consigo un aumento de amplitud y confort, pero, por el contrario, la nueva gama había dejado en el olvido aspectos como la deportividad o las prestaciones, unos valores muy apreciados por los usuarios de anteriores modelos de corte marcadamente "racing" como el Civic 1.6 VTi de 160 cv.
Pues bien, los entusiastas de los excitantes propulsores de la marca nipona están de enhorabuena, ya que Honda anuncia la comercialización inminente del Civic Type-R, un "auténtico GTI" que no sólo recuerda el carácter de anteriores deportivos compactos de Honda sino que les supera tanto por velocidad punta o aceleración como por la eficacia de su bastidor. De esta forma, el Type-R ofrece una de las mejores relaciones precio-prestaciones del mercado, pues por 22.800 euros (3.793.600 pesetas) se puede acceder a un "pura sangre" que alcanza los 235 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos.

a fondo :: Honda Civic Type-R 2

Autocity, 29 de noviembre de 2001.
DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Honda Civic Type-R 3

Aunque la carrocería del Civic, básicamente, no sea muy deportiva, el efecto logrado con todos los aditamentos deportivos es más que satisfactorio. No son demasiado escandalosos, pero sí lo suficientemente visibles como para saber que estamos ante un coche de altas prestaciones. Además de los spoilers y alerones, el Civic más potente se distingue exteriormente por las bonitas llantas de 17 pulgadas, por la doble salida de escape o por las insignias "Type-R" grabadas en la zaga, rejilla del radiador y listas laterales.
En el interior el ambiente "racing" sigue presente. La posición de la palanca de cambios tiene cierta similitud con la de los coches de rallyes, además de ir el pomo cubierto de aluminio. Los asientos son de tipo bacquet y su tapicería es de piel vuelta, el fondo de las esferas es blanco, el pedalier también de aluminio y, por supuesto, el volante viene forrado en cuero.

a fondo :: Honda Civic Type-R 4

Y en lo que se refiere al equipamiento y al precio, Honda opta por una política a nuestro juicio acertada. Dada la extrema personalidad del coche, se busca un precio de salida realmente atractivo -22.800 euros (3.793.000 pesetas)- aunque con un equipamiento de lujo y confort muy escaso. De serie se incluye el ABS, el airbag para conductor y acompañante y poco más. Como extras aparecen el aire acondicionado, que tiene un precio de 1.350 euros (225.000 pesetas), y otros elementos como los faros antiniebla y equipo de sonido con CD.
MECANICA

a fondo :: Honda Civic Type-R 5

El secreto de este "Super GTI" está en su corazón, una prueba más de la alta tecnología Honda en la construcción de motores. El evolucionado sistema VTEC de distribución variable unido a los debidos ajustes mecánicos (relación de compresión y gestión electrónica) son los responsables de que la potencia del dos litros tetracilíndrico japonés pase de 156 cv (que tiene el Stream) a 200 cv. Con semejante potencia y un peso 1.204 kilos es fácil imaginar las sensaciones que puede proporcionar este coche, algo que se confirma al ver las cifras de velocidad máxima y aceleración: 235 km/h y 6,8 seg de 0 a 100 km/h.
Digerir tanta potencia requiere una escrupulosa puesta a punto del chasis, y los ingenieros de Honda no han escatimado esfuerzos en este campo. Todo es nuevo respecto al Civic "normal". Muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras consiguen que el conjunto sea mucho más rígido; unos discos ventilados de 300 mm de diámetro se encargan de la frenada y para transmitir toda la caballería al suelo se cuenta con unos enormes neumáticos en medida 205/45 R17.

a fondo :: Honda Civic Type-R 6

Por último, cabe destacar el trabajo realizado en la caja de cambios -de seis velocidades y relación cerrada- y del embrague reforzado, necesario para soportar tanta fuerza. En definitiva, una transformación total respecto al modelo convencional ya que se pasa de un compacto más bien burgués a un deportivo de raza.