Honda Civic Type-R vs VW Golf GTI DSG: Rebeldes con causa

Raúl de San Antonio28 sep 2007
Os proponemos una lucha sin concesiones entre dos mecánicas de filosofías opuestas. Atmosférica contra turboalimentada. ¡Dos rebeldes con causa ...
Rebeldes con causa
Os proponemos una lucha sin concesiones entre las dos marcas con más tradición e historia dentro del segmento de los compactos. Hablamos de Volkswagen y Honda, concretamente sus versiones más representativas de medidas compactas, con permiso del R32 de la firma alemana -cuya aparición fue más reciente-.

a fondo :: Honda Civic Type-R vs VW Golf GTI DSG 1

Una de las eternas preguntas en este mundillo -me refiero al del motor- al que pertenecemos es ¿atmosférico o turbo? En nuestros foros tenemos opiniones a favor y en contra de ambas mecánicas. Por eso, con esta compartiva, decidimos hacernos eco de esta discusión diaria en Autocity y en la mayoría de los medios dedicados al automóvil.
La elección de los coches que queríamos enfrentar fue fácil: VW Golf GTI DSG vs Honda Civic Type-R Heritage. Dos modelos que desde su primera generación -por aquel entonces sin tanta tecnología- llevan quitando el sueño a los conductores más pasionales, siendo el deseo de los más jóvenes y también de los más veteranos. Conducir uno es como proclamar a los cuatro vientos tu espíritu inconformista en la carretera. Ambos venden una actitud, una forma de vida al volante.
¿Quién puede más, el motor de 200 cv alemán o el japonés de 201? La misma potencia conseguida de forma completamente diferente en cada uno de los contrincantes. El compacto de Volkswagen estandarte del espíritu GTI combina sencillez, deportividad y discreción. Sin embargo, el modelo nipón aporta un descaro original por su imagen radical y futurista que vuelve locos a los más extravagantes.2Nombre: VW GOLF GTI DSGMotor: 4 lín. / 1.984 cc turboPotencia máx.: 200 cv a 5.100 rpm Par máx.: 280 Nm a 1.800 rpm Combustible: Gasolina inyección directaTracción/cambio: Del. / Aut. sec. 6 vel. DSG Frenos: Discos ventiladosNeumáticos: 225/45 R17Carrocería: 3 puertas Larg-Anch-Alt: 4.216-1.759-1.469Peso en vacio: 1.347 kgMaletero: 350 / 1.305 litros Nº plazas: 5Velocidad máx: 233 km/hAceler. 0-100: 6,9 segundosConsumo mixto: 7,9 litrosEuroNCAP: 5Precio: 30.240 Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/volkswagen/golf/2.0_t_fsi_dsg_gti/3_puertas/berlina_con_portón/index.htmlNombre: HONDA CIVIC TYPE-RMotor: 4 lín. / 1.998 ccPotencia máx.: 201 cv a 7.800 rpmPar máx.: 193 Nm a 5.600 rpmCombustible: Gasolina inyección multipuntoTracción/cambio: Del. / Man. 6 vel. Frenos: Discos ventiladosNeumáticos: 225/40 R18 Carrocería: 3 puertas Larg-Anch-Alt: 4.270-1.785-1.445Peso en vacio: 1.320 kgMaletero: 485 / 1.352 litros Nº plazas: 5Velocidad máx: 235 km/hAceler. 0-100: 6,6 segundosConsumo mixto: 9,1 litrosEuroNCAP: 4Precio: 28.500 Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/honda/civic/2.0_i-vtec_type_r_heritage/3_puertas/berlina_con_portón/index.html
Los dos esperan con el motor en marcha a que tú des la salida. ¿Quién ganará, el día o la noche?
En blanco y negro
Bajo nuestro punto de vista los colores para enfrentar a estos devoradores de lo que les echen, no pudieron ser más acertados.

a fondo :: Honda Civic Type-R vs VW Golf GTI DSG 2

El Golf es del gusto de los conductores más discretos, diferenciándose del resto de la gama en el diseño específico de las llantas de cinco pétalos, la parrilla delantera negra y las tomas de aire con rejillas de nido de abeja, también negras -con un filo rojo y el anagrama GTI en la superior-.
La trasera sólo se ve alterada por el spoiler -sobre la luneta-, las letras que dan nombre a la versión, a la izquierda del portón, y la doble salida de escape en ese mismo lado. Por lo demás, sólo destacar el diseño específico de los faldones que ganan presencia en el conjunto y diferencian a este Golf con genio del resto de la gama.
Sin embargo, el Civic lleva innato un carácter más juvenil y futurista capaz de revolucionar las carreteras por las que pasa. Su imagen ovalada de formas suaves contrasta con las aristas de los grupos ópticos delanteros y traseros, que nos llevan al futuro nada más verlos, y las salidas de escape triangulares -al igual que los antiniebla anteriores-.
La marcada línea de cintura y el descomunal alerón trasero imprimen carácter al redondeado conjunto, pero las llantas de siete brazos nos parecen bastante discretas para la filosofía del modelo japonés. Además los faldones delanteros, los laterales y el difusor trasero, junto con los pasos de rueda en el color de la carrocería y el anagrama de la marca con el fondo rojo, identifican esta versión Type-R cuya denominación encontramos, sólo, en el lado derecho del portón trasero.
as dos opciones que os proponemos son la máxima expresión de la deportividad en sus respectivas gamas. Cada uno en su estilo interpretan papeles bien diferenciados y dicen que para gustos se hicieron los colores. ¿Cuál prefieres, blanco o negro?
El habitáculo de nuestros protagonistas está pensado al detalle para que sus ocupantes sientan al máximo el ambiente racing. Ambos continúan con el estilo exterior de cada modelo cuando nos sentamos dentro.

a fondo :: Honda Civic Type-R vs VW Golf GTI DSG 3

El modelo alemán sigue siendo más discreto, aunque no por ello menos deportivo. El aluminio se convierte en el protagonista en el volante de cuero, concretamente en el brazo inferior -achatado-, el salpicadero, el cambio, el pedalier y el borde de los relojes del cuadro. A esto hay que sumar el diseño de los asientos deportivos Recaro.
Por otro lado, su rival asiático nos engancha con un diseño espectacular. El Honda se parece a un avión, con tres pantallas que ofrecen toda la información necesaria al conductor. El tacómetro de las revoluciones analógico, el de la velocidad digital y la pantalla del climatizador y el equipo de sonido, todo ello rodeado por un montón de botoncitos -arranque, climatización- te hacen sentir como un verdadero piloto, aunque seas novato y acabes de sentarte en él. El volante de cuero continúa con el aspecto recargado del conjunto, y el aluminio se reserva para el pomo de la palanca de cambios y los pedales. Pero lo más destacado del Type-R son sus increíbles bacquets, también Recaro, que nos hacen pensar en todo lo que puede hacer este Civic de carácter radical.
En el apartado más práctico y objetivo vemos que el modelo nipón aporta soluciones inteligentes, con huecos para objetos bajo el banco trasero que no encontramos en el Golf, haciendo gala de una mayor habitabilidad definitoria en las plazas traseras. Además el compacto de Honda ofrece nada menos que 485 litros de capacidad en el maletero, convertibles en 1.352 si abatimos los asientos posteriores y cargamos el coche hasta el techo ¡Cómo una berlina media! Sin embargo el Volkswagen se conforma con 350 litros -1.305 si aprovechamos las plazas traseras y el espacio que limita la altura del habitáculo-.
Conviene recordar que los dos contendientes llevan de serie todos los elementos de seguridad activa y pasiva que se ofrecen en el mercado, además de asientos de piel, faros bixenón y en el caso del Golf, cambio DSG.
Nada más ponernos al volante estos dos prodigios del asfalto te llevan, aunque te quieras resistir, a un puerto de montaña. Te das cuenta de que aun siendo un conductor tranquilo y medianamente respetuoso, estos dos demonios sacan lo peor de ti -según la DGT, claro-. Pero sin duda, cuando pruebas a fondo estos dos tracción delantera en lo único que piensas es en ¡disfrutar! Y en eso nuestros protagonistas son especialistas, haciendo que sus afortunados pilotos quemen adrenalina a la misma velocidad que la gasolina se evapora por las salidas de escape. Paramos y nuestra cara dice a todo aquel con el que nos cruzamos que el subidón todavía fluye por nuestras venas y ¡queremos más!

a fondo :: Honda Civic Type-R vs VW Golf GTI DSG 4

Las comparaciones son odiosas, y en este caso también inevitables. El motor 2.0 TFSI alemán, de inyección directa de gasolina y turbocompresor, alardea de sus 200 cv a 5.100 rpm con un sonido de escape ronco y abrumador a culaquier régimen y en el que el cambio DSG de 6 velocidades tiene mucho que decir. Por su parte, la mecánica atmosférica japonesa, de 2 litros de cilindrada i-VTEC y 201 cv a 7.800 rpm, consigue una sinfonía más aguda y brutal que acentúa el carácter racing del Type-R.
Las prestaciones conseguidas son muy parecidas en los dos modelos. El Golf hace el 0 a 100 km/h en 6,9 segundos gracias a sus 280 Nm de par motor a 1.800 rpm alcanzando los 233 km/h de velocidad máxima. Mientras que el Civic mejora los registros del compacto alemán conformándose con 6,6 segundos en alcanzar los 100 km/h, a pesar de los 193 Nm de par motor a 5.600 rpm, y sube la punta hasta los 235 km/h. En el papel está claro quien gana, aunque las diferencias son mínimas y nunca las apreciaríamos en la calle -en un circuito es otra cosa-. En lo que a consumos se refiere el Honda es más gastón -9,1 litros a los 100 km en recorrido combinado- debido a su régimen de motor más aprovechable por llegar casi hasta las ¡8.000 rpm!, cortando la inyección 1.000 vueltas más tarde que el GTI. Sin embargo, el Volkswagen se conforma con 7,9 litros, margen que en el día a día se nota.
Las diferencias más evidentes están en el margen utilizable de revoluciones que el Golf compensa con la utilización del turbo, de ahí su cifra superior de par motor. El Civic a través del sistema i-VTEC consigue mejorar la mezcla de gasolina y aire, y la eficacia de su combustión alcanzando el corte de inyección en un régimen de vueltas superior. Dos formas opuestas de entender la conducción y de ofrecer prestaciones muy similares. Las sensaciones al volante en ambos son bestiales, pero con matices bien diferenciados.
La dirección del Volkswagen es confortable y se endurece progresivamente según aumentamos la velocidad. El volante del GTI es uno de los encantos que no podemos pasar por alto por su tacto, ergonomía y diseño. Sin embargo, el Honda ofrece una mayor resistencia al girar las ruedas consiguiendo una respuesta inmediata ante cualquier insinuación de volante.
En cuanto a la transmisión el modelo japonés monta una caja de cambios manual -ubicada en una posición más elevada- de 6 velocidades -la quinta de difícil engranaje- de recorridos cortos y relaciones ajustadas que se nos antojan cortas teniendo en cuenta el genio de la mecánica, a pesar del gran margen de rendimiento del compacto futurista. Por el contrario, el Golf con el cambio DSG también de 6 velocidades es un portento cuando lo que se busca son sensaciones. La velocidad con la que se suceden las marchas asusta cuando el tramo es virado y jugamos con las levas o con la palanca en modo secuencial. Pero si tenemos el día perezoso, sólo con bajar el selector de la D a la S conseguiremos unas reacciones más radicales ya que la caja de cambios apura las marchas casi hasta el corte de inyección.
Ambos montan suspensiones deportivas que se hacen notar, aunque la del Honda se lleva la palma. Es más seca y filtra menos que la que monta el compacto alemán. Los dos montan neumáticos de 225 mm de sección, el Golf con llanta de 17 y el Civic con 18 pulgadas, pero las ruedas del japonés son de perfil más bajo y esto también lo acusa el confort. En curva los dos van pegados al suelo y su comportamiento es brutal, pero el Type-R se nota menos asentado que el GTI en carretera a ritmo alto.
En Autocity nos quedamos con la opción alemana por su polivalencia, aun siendo más caro -desde 32.240 euros- que el modelo nipón -28.500 -. El VW Golf GTI DSG es perfecto para ir deprisa en culquier situación sin que las exigencias para su conductor sean elevadas. La mecánica turboalimentada ofrece par motor desde las 1.800 rpm lo que facilita una conducción más cómoda y no por ello exenta de diversión. Sin embargo, el Honda Civic Type-R Heritage es un coche exigente que pide a su conductor rabia al pisar el acelerador y ganas de jugar con el cambio para que la aguja del cuentarrevoluciones no caiga en picado. En trazados de curvas donde las marchas se apuran sin miramientos es emocionante, aunque para disfrutar hay que sufrir un poco.
Además el modelo alemán hará las delicias de su conductor en cualquier trazado, mientras que en autopista el compacto japonés se hace más monótono y ruidoso. Los dos son de uso diario, pero por sensaciones inmediatas, deportividad y comodidad general el mítico Golf GTI sigue siendo el rey.