Honda Civic 1.8 i-VTEC: La evolución de un mito

Diego Zotes06 nov 2006
Analizamos a conciencia la motorización 1.8 i-VTEC de gasolina del Civic, la más deportiva a la espera del Type-R, que con 140 cv ofrece muy buenas prestaciones a alto régimen con unos consumos reducidos. ¡Como un coche de carreras!
Ante el nuevo Honda Civic nos encontramos con un automóvil que conlleva un espíritu absolutamente deportivo en cada una de sus ocho generaciones desde el año 1972, además de ser un superventas a lo largo de toda su historia. Un mito para muchos, una realidad para algunos amantes de las prestaciones en estado puro. Honda siempre ha sido experta en el desarrollo de motores de altas prestaciones en altos regímenes, como los coches diseñados para las carreras. Y el Civic siempre se ha hecho eco de esa gran experiencia en motores de altas revoluciones, es decir, coches de calle con alma de carreras. Verdaderos lobos con piel de cordero

a fondo :: Honda Civic 1.8 i-VTEC 1

Con el nuevo Civic, Honda ha llevado a cabo una arriesgada evolución de diseño deportivo ultramoderno que está causando furor entre los más jóvenes europeos, convirtiéndose desde antes de su nacimiento en un objeto de culto por su espectacular diseño, por sus excelentes motores VTEC de altas prestaciones y por una apariencia interior similar a la que pueda mostrar la última genialidad de la NASA para sus exploraciones espaciales. Esta locura por el nuevo Civic ha causado el desbordamiento de la capacidad de reacción de los concesionarios ante tanto pedido.
En declaraciones del propio Ingeniero Jefe del Proyecto del nuevo Civic, "la base para creación del nuevo Civic era crear un producto revolucionario, en el sentido de crear algo que nunca se hubiera hecho, profundizando en los valores que debía tener un coche, como son un diseño estilizado, el placer de conducir, la deportividad, la practicidad y la eficacia". Se quería crear un coche con un diseño y estilo sobresalientes pero que también fuera práctico, con altas prestaciones y con buena economía de combustible. ¡Y así nació el Civic! Con un revolucionario diseño en forma de cuña que marcase la tendencia de los próximos años. Curiosamente, cuando los demás modelos de coche del mercado crecen, el Civic ha reducido notablemente su volumen exterior, dotándole de unos 30 mm menos en cotas como longitud o altura. Sin embargo la anchura ha crecido en 50 mm, generando una imagen más dinámica y robusta, permitiendo también obtener una mayor habitabilidad y grado de confort para los pasajeros.
El interior es aún más futurista que la imagen exterior, con una organización clara del salpicadero y el cuadro de mandos en torno a dos zonas, denominado Dual Link, con la información más esencial para la conducción en la parte superior, permitiendo el control total del coche sin la distracción del conductor, y el resto de información y sistemas de confort y entretenimiento en la parte inferior, como el sistema de audio, de climatización o de navegación (opcionalmente). La faceta funcional y práctica del Civic la encontramos en el gran espacio de carga y de transporte de objetos que ofrece, con un volumen del maletero de unos tremendos 485 litros, que supera incluso la cifra de muchas berlinas medias, e infinidad de huecos portaobjetos repartidos por el habitáculo que suman algo más de 21 litros, entre guanteras y huecos portaobjetos.1Nombre: Honda Civic 1.8 i-VTECMotor: 4 lin. / 1.799 c.c i-VTECPotencia máx.: 140 cv a 6.300 rpmPar máx.: 174 Nm a 4.300 rpmCombustible: Gasolina 95Tracción/cambio: Del. / Manual 6 vel.Frenos: Discos vent. / discosNeumáticos: 225/45 R17Carrocería: 5 puertasLarg-Anch-Alt: 4.248-1.765-1.460Peso en vacio: 1.294 kgMaletero: 485 l. / 1.382 l.Nº plazas: 5Velocidad máx: 205 km/hAceler. 0-100: 8,9 segundosConsumo mixto: 6,6 litrosEuroNCAP: 4Precio: 24.200Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/honda/civic/1.8_i-vtec_executive_lthr/5_puertas/berlina_con_portón/index.html
Frente a la competencia del segmento premium, este nuevo Civic, con cualquiera de sus motorizaciones gasolina o diesel, se erige como un verdadero rival ante el aplastante dominio de las marcas europeas, principalmente alemanas en el segmento premium de corte deportivo al que aspira este nuevo Civic, donde reinan el afamado Audi A3, el deportivo BMW Serie 1, el incombustible Volkswagen Golf, además del estiloso italiano Alfa 147. Ya sabemos que el segmento está dominado fundamentalmente por la rama más práctica y funcional, donde encontramos a los franceses Renault Mégane, Peugeot 307 o Citroën C4. Por precio se coloca en un rango medio, con un mínimo de 17.700 euros para la motorización 1.4 DSI con 83 cv, mientras que para la versión Executive con la opción de asientos de piel con motor 1.8 litros de 140 cv protagonista de esta prueba habrá que desembolsar una cantidad de 24.200 euros, el más lujoso de la gama dado su completo equipamiento.
i-VTEC: alto rendimiento, consumo contenido
Uno de los motores más representativos de este nuevo Civic, como de todos sus predecesores es el conocido i-VTEC de cilindrada media y altas prestaciones de gasolina, y por esa razón lo hemos elegido para nuestro análisis. Hablamos de un nuevo bloque de 1.8 litros con 16 válvulas, construido totalmente de aluminio que entrega una potencia de 140 cv a 6.300 rpm, una alta cifra de revoluciones conseguida a través de la tecnología i-VTEC. Gracias a su progresividad y contundencia la aceleración de 0 a 100 km/h la realiza en sólo 8,9 segundos, mostrando grandes dosis fuerza a cualquier régimen de vueltas, aunque como es habitual en la marca japonesa, cuanto más alto es el régimen del motor mayor contundencia muestra en la entrega. La combinación con una nueva transmisión de 6 velocidades permite seleccionar siempre el mejor régimen de vueltas, favoreciendo de esta forma tanto el comportamiento dinámico como el consumo de combustible. Nos ha llamado la atención la exquisitez del cambio, tanto por su colocación elevada, perfectamente accesible para el conductor en todo momento con un simple gesto intuitivo, como por su suavidad de utilización, que engrana las velocidades sin resistencia alguna, lo cual facilita una conducción más deportiva y relajada.

a fondo :: Honda Civic 1.8 i-VTEC 2

El sistema i-VTEC consta de levas de distinto tamaño en cada uno de los dos árboles que empujan las válvulas de admisión y escape, unas para obtener altas dosis de potencia y otras para obtener el mayor ahorro de combustible, con un ajuste "i"nteligente de la sincronización y de la carrera. En situaciones de conducción de baja carga o a velocidades de crucero, las levas de ahorro de combustible retardan el cierre de la válvula de admisión, dejando escapar de la cámara la cantidad de mezcla innecesaria para satisfacer esa ligera solicitud de potencia, con el consiguiente ahorro de combustible. Además, el acelerador electrónico está interconectado con el sistema de las levas de alta potencia y de ahorro de combustible con lo que se proporciona una aceleración muy lineal y progresiva sin escalones en la entrega del par. A alto régimen, esas levas de admisión se mantienen menos tiempo abiertas para no desperdiciar ni una gota de la mezcla aire/combustible y conseguir así las máximas prestaciones.
Con todas estas tecnologías aplicadas a este motor, junto con unos menores valores de fricción de los componentes internos, se consigue reducir hasta en un 6% el consumo de combustible frente al motor de 1.7 litros anterior, manteniéndose en niveles de consumo similares a los de un motor de 1.5 litros, con una cifra combinada de 6,4 litros l/100 km. Los valores prestacionales son excelentes para tratarse de un motor de cubicaje medio, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 8,9 segundos y una velocidad máxima de 205 km/h. La forma de la entrega de potencia es similar a la que ha caracterizado durante años a los pequeños motores VTEC de Honda, con unos bajos contenidos pero aceptables y un alto régimen de vueltas espectacular, un comportamiento más bien propio de un coche de carreras.
Tradicionalmente, el Civic ha sido un coche que conjugaba varias cualidades muy diferentes, puesto que era un compacto tan práctico y funcional, como ágil y deportivo, además de buscar durante años la economía de combustible y las más altas prestaciones. Por ello, tanto su carrocería como su base mecánica se han optimizado siempre al máximo para lograr estos objetivos, consiguiendo el mejor Civic de todos los tiempos. Ya hemos hablado de la tecnología propulsora "made by Honda" y ahora toca hablar de su comportamiento en movimiento con el motor de gasolina de 1.8 litros con 140 cv.

a fondo :: Honda Civic 1.8 i-VTEC 3

Dado que el nuevo Civic está principalmente orientado a buscar el éxito en el mercado europeo, los objetivos fundamentales a buscar eran el comportamiento más deportivo y una excelente estabilidad de marcha. Para ello se ha dotado al eje delantero de una suspensión McPherson con un eficiente bastidor auxiliar para eliminar vibraciones y obtener mayor aplomo, además de una dirección de asistencia electrónica EPS muy directa y con una servodirección que se endurece lo justo a alta velocidad, transmitiendo menores niveles de vibraciones, de fricción y de consumo y mayor rigidez y control. Al eje trasero se le ha destinado una barra de torsión con amortiguadores independientes muy precisos y confortables, algo que aunque parece anacrónico en un momento en que se tiende a montar suspensión totalmente independiente, reduce el peso y garantiza un equilibrio excepcional.
La estabilidad perfecta se consigue mediante la incorporación de serie del control de estabilidad y tracción en un solo elemento denominado VSA, que se encarga de controlar los comportamientos imprevistos del vehículo por deslizamiento y pérdida de trayectoria. Asimismo, para mantener una perfecta estabilidad durante la frenada, todos los Civic montan de serie ABS con distribución electrónica de la frenada EBD. Además un sistema de frenada asistida detecta la intensidad con la que se pisa el pedal, y por consiguiente la necesidad de frenado en cada momento, accionando el pedal automáticamente para aumentar la potencia de frenado.

Los neumáticos para el Civic con acabados Sport y Executive son muy deportivos, debido a su orientación más dinámica y ágil, con medidas 225/45 en llanta de aleación de 17 pulgadas que garantizan una estabilidad magnífica y una muy buena maniobrabilidad.

El diseño exterior del nuevo Civic combina con descaro la deportividad de un 2 puertas con la funcionalidad de un coche de 5 puertas, bajo una silueta absolutamente aerodinámica y agresiva. La estética general es realmente atípica, con el frontal caracterizado por unos grupos ópticos originalmente unidos mediante un elemento traslúcido central que otorga continuidad a los faros, así como los faros antiniebla delanteros disponen de un marco triangular cromado colocados en la parte inferior del paragolpes, simétricos a las colas cromadas de los escapes en la zaga. El parabrisas trasero está partido conformando dos niveles, cortados por una especie de alerón, al más puro estilo Mazda 323F o Mercedes C Sportcoupé, que como elemento estético resulta muy original y moderno, pero a la hora de la verdad resta mucha visibilidad trasera y le otorga un diseño un tanto extraño. El diseño deportivo se ve coronado por las llantas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos deportivos de sección 225/45 para el equipamiento Executive de nuestra unidad.

a fondo :: Honda Civic 1.8 i-VTEC 4

Curiosamente, en un momento en el que los coches aumentan su tamaño para ofrecer mayor habitabilidad y sensación de aplomo a la vista, el nuevo Civic, más orientado a la deportividad y a la efectividad en la conducción, ha reducido sus cotas tanto de longitud como de altura hasta los 4.248 mm y 1.460 mm respectivamente, mientras aumenta su anchura hasta los 1.760 mm, incrementando la estabilidad y las sensaciones más positivas de conducción.
El diseño de la carrocería por ordenador ha permitido aumentar notablemente la rigidez del conjunto tanto a la torsión como a la flexión, además de haber reducido el peso final hasta los 1.294 kg mediante la elección de piezas mucho más ligeras. Gracias al refuerzo de la carrocería y del chasis, se obtiene una respuesta mucho más precisa de la dirección y una estabilidad trasera muy buena, que sigue a la dirección con aplomo y sin insinuaciones extrañas. La línea aerodinámica del nuevo Civic está muy conseguida, gracias en parte a un protector aerodinámico en la zona inferior de la carrocería que se extiende desde el paragolpes delantero hasta el trasero, que junto con su perfil afilado favorece esta faceta, minimizando asimismo la rumorosidad de marcha con unos ángulos de acristalamiento muy acentuados.
Si el diseño exterior del Civic se ha remodelado profundamente, el interior se ha transformado de forma sorprendente, convirtiendo el habitáculo en un espacio similar al de una nave, con todos los controles organizados de forma panorámica para el perfecto manejo del conductor a modo de "cockpit" de coche de carreras.

a fondo :: Honda Civic 1.8 i-VTEC 5

Llama notablemente la atención nada más entrar en el habitáculo la moderna y atractiva presentación de todos los elementos y la perfecta combinación entre los colores negro mate y los detalles satinados, además de destacar la gran calidad de los materiales empleados tanto para el salpicadero como para la realización de los asientos, con una estética muy deportiva. Salta a la vista el diseño del volante de piel con un triángulo interior satinado, que enmarca los intuitivos mandos de la radio, del control de velocidad y en otro plano inferior los de la información del ordenador de a bordo. Todo en el habitáculo es muy ergonómico y se encuentra orientado hacia el conductor, que de un simple vistazo tiene todo controlado.
El cuadro de mandos tiene un nuevo diseño denominado "Dual Link" que se divide claramente en dos zonas, una superior donde se refleja la información fundamental durante la conducción, como la velocidad en formato digital, el régimen máximo de revoluciones o un indicador de economía de combustible, así como un poco a la derecha una pantalla con la hora, la temperatura elegida en el climatizador y la situación del sistema de audio, para que sea vista en un solo golpe de vista sin desviar la mirada de la carretera. La información menos relevante y los mandos de las funciones electrónicas, que requieren desviar la atención necesariamente, se encuentran en el cuadro panorámico del plano inferior, formando un círculo interior alrededor del conductor.
En primera instancia, encontramos a través del volante un cuentarrevoluciones analógico en forma circular que abarca una pequeña pantalla central con la información del ordenador de abordo como velocidad media, consumo de combustible medio, consumo actual, utilización de cinturones traseros, temperatura exterior y distancia recorrida desde el inicio, dejando a los lados el indicador de gasolina y el de temperatura del motor. En los alrededores del cuadro de mandos se encuentra el botón de arranque en color rojo, el botón de activación/desactivación del control de estabilidad VSA, de serie en toda la gama, los mandos del climatizador y más a la derecha los mandos del sistema de audio. Bajando por la consola central, hacia el túnel de transmisión, encontramos una caja para depositar pequeños objetos y la palanca de cambios de 6 velocidades en una posición alta para facilitar su manejo al conductor. Detrás encontramos otro hueco portaobjetos y portabebidas con separador para dos latas o botellas, al lado el freno de mano en el lado del conductor, seguido por el apoyabrazos central con tapa para guardar objetos más grandes, terminado en Alcántara como los guarnecidos de las puertas y los asientos deportivos opcionales para esta versión Executive.

Los asientos opcionales terminados en piel vuelta o Alcántara combinados con textil en los laterales exteriores tienen un aspecto muy lujoso y deportivo, ofreciendo una posición de conducción muy cómoda y deportiva, y con una sujeción lateral muy buena, además de poder desplazarse en gran medida longitudinalmente para conductores altos. El Civic siempre ha sido un coche muy práctico para el uso diario, y para lograrlo en este nuevo Civic, se ha diseñado un nuevo depósito de combustible de 50 litros bajo el piso central para otorgar la mayor habitabilidad posible para 5 pasajeros dejando un suelo plano. La banqueta trasera partida en realción 60/40 además se oculta bajo el piso con un solo movimiento, dejando un piso plano de carga hasta el techo de 1.382 litros hasta los asientos delanteros. Con 485 litros, el maletero del Civic es el más grande del segmento de los compactos con diferencia, superando los 320 litros de media incluso a algunos modelos del segmento D. Gracias a una bandeja inferior, la zona de carga se puede dividir en dos zonas, dejando una inferior para depositar objetos pequeños en hasta 70 litros de capacidad.

Equipamiento Premium
En nuestra versión Executive Piel del Civic de 1.8 litros, elementos de seguridad como el ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenado EBD, el control de estabilidad y tracción VSA, los reposacabezas activos en los asientos delanteros, el recordatorio de uso del cinturón en las plazas traseras, los airbags frontales, laterales delanteros y de cabeza delanteros y traseros, los anclajes Isofix, el cierre centralizado y la alarma volumétrica son de serie, así como otros elementos de confort y diseño como los faros de xenon, los faros antiniebla, los asientos de piel regulables en altura, radio CD con 6 altavoces, el climatizador de regulación dual automático, o los sensores de encendido de faros y activación del limpiaparabrisas automáticos, además de los mandos del sistema de audio y del control de velocidad de crucero en el volante.

a fondo :: Honda Civic 1.8 i-VTEC 6

En opción quedan elementos como el navegador por DVD con pantalla de 7 pulgadas para el Sport y Executive en 1.8 y 2.2 i-CTDI, un sistema de comunicación por manos libres por Bluetooth con sistema de reconocimiento de voz o la pintura metalizada o perlada.