Honda Accord i-CTDi: Superior

Diego Zotes24 feb 2004
Ante una marca que acomete la fabricación de su primer motor diesel las dudas son inevitables, aunque tratándose de Honda cupieran pocas dudas sobre el resultado, habida cuenta de la fama que les precede con los motores de gasolina. El Accord tiene ahora un propulsor diesel que a la primera ya pone en jaque a la competencia europea.
Inicio
SUPERIOR

a fondo :: Honda Accord i-CTDi 1

Cuando una marca acomete la fabricación de su primer motor diesel las dudas son inevitables, a pesar de que dispongan de la mejor tecnología y un plantel técnico de sobrado prestigio. Es más, tratándose de japoneses caben pocas dudas sobre el resultado, ya que por aquellas latitudes no gustan de dar puntadas sin hilo. Esto es lo que ha sucedido en Honda que ha dotado al Accord de un propulsor diesel que a la primera ya pone en jaque a la competencia europea.

a fondo :: Honda Accord i-CTDi 2

  Sería injusto no dedicar elogios a esta delicia de motor que con su suavidad y montañas de par devora kilómetros de muy buena gana. Las gasolineras las veremos como parte del paisaje porque nos detendremos más a tomar un refrigerio que a repostar combustible.
Pero no es sólo motor, estamos ante una berlina de indiscutible calidad en cuanto a comportamiento, ya sea en carreteras retorcidas, de las que se atragantan a otros coches de su tamaño, o en autopista. Pero como la perfección es una utopía, algunas incomprensibles lagunas de equipamiento estropean la perfecta impresión interior, con unos acabados impecables y excelente comodidad de marcha.
Texto y fotos: Jorge Rubio, Autocity
19 de febrero de 2004.
 
MECANICA

a fondo :: Honda Accord i-CTDi 3


El motor de cuatro cilindros es completamente de aluminio, cubica 2.204 centímetros cúbicos y tiene cuatro válvulas por cilindro. Tecnológicamente es un alumno aventajado en la clase diesel, y a la inyección directa por conducto común de segunda generación le acompaña una turbina de geometría variable y un control de turbulencia de variación continua.

a fondo :: Honda Accord i-CTDi 4

Es un motor elaborado y refinado, y eso se nota tanto en la progresiva entrega de potencia como en el bajísimo nivel de ruido y vibraciones. En cuanto a consumo tampoco se puede pedir más. Es el coche más ahorrador de la categoría, incluso resulta más económico que muchos coches más pequeños y menos potentes. Su ciclo combinado, como pudimos corroborar, es de 5.5 l/100 km. Pulveriza las cifras del segmento D.
Aunque 140 caballos es una cifra buena pero no espectacular para lo que se estila en la categoría, la entrega de par es perfecta no solo por el numerito, que ya dice bastante, si no también por la poderosa progresividad y el silencio. En marcha puede llegarse a pensar que el motor es de gasolina.
Aunque la entrega máxima de par se encuentre a tan sólo 2.000 rpm, la fuerza acompaña hasta la línea roja, con una estirada final de la que no pueden presumir muchos motores... Otros competidores disponen de cambios con seis velocidades, pero en honor a la verdad el de cinco de que dispone proporciona excelentes prestaciones y bajos consumos a alta velocidad.
Ya que hablamos del cambio hay que destacar su precisión y rapidez. Además la desmultiplicación de la caja de es muy acertada, con una quinta marcha que da increíble juego porque recupera muy bien, tanto que en una vía rápida es como llevar un coche automático, sin importar la orografía del terreno. Lo mismo podemos ir cómodos a 110 km/h que a 210, su velocidad máxima.
Los frenos cumplen a la perfección y la dirección es rápida y precisa, trasmitiendo una buena sensación de control. Es suficientemente ágil y se apoya en la fuerza del motor a cualquier régimen para salir de los ángulos cerrados con mucha velocidad y sin perder tracción a pesar del tipo de motor.
El chasis admite diabluras sin perder la compostura, exhibiendo un comportamiento muy noble, y por si acaso, siempre contamos en las ayudas electrónicas. El control de estabilidad no tiene mucho trabajo porque el coche goza de excelente motricidad y sólo actúa cuando es realmente necesario. Las suspensiones también juegan un papel decisivo en estas buenas sensaciones que percibimos. Casi se ha logrado conjugar a la perfección la comodidad que se exige en una berlina con la seguridad de un tarado firme, que no acusa incómodos balanceos en apoyos fuertes o atravesando alguna junta de dilatación a alta velocidad. Con el firme irregular, los pasajeros sienten lo que sucede bajo sus pies y puede llegar a ser incómodo.
 
DISEÑO Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Honda Accord i-CTDi 5


La línea es dinámica, elegante y rebosa personalidad gracias a sus abruptas aristas. El habitáculo mantiene estas tres características, con un cierto grado de personalidad original sin menoscabo de la elegancia.
El puesto de conducción contribuye a devorar kilómetros sin parar gracias a un asiento cómodo y envolvente con todas las regulaciones necesarias, lo mismo que el volante. La consola central integra el equipo de audio y la climatización, con mandos intuitivos y de buen aspecto. Los materiales utilizados en el salpicadero y en todo el interior son de calidad normal, con algunos plásticos duros de no muy buen tacto pero bien rematados.
Algo elogiable es el tamaño de los espacios para portaobjetos, pocos, pero generosos y bien distribuidos. Bajo la consola central y entre los dos asientos delanteros encontramos los más útiles. La habitabilidad general es muy aceptable, sobre todo para cuatro pasajeros. La unidad de pruebas correspondía a la versión sport que matiza el interior con materiales tipo fibra de carbono en algunos detalles como los apoyabrazos de las puertas. También cuenta con otras partes en símil aluminio.
El maletero cuenta con 459 litros, capacidad justa para su segmento y además cuenta con la boca de carga en un plano alto que no facilita introducir las maletas.
La instrumentación es muy sencilla, tal vez demasiado al no disponer siquiera de un útil ordenador de viaje. Otro detalle del cuadro es el color; una luz roja lo hace visible en cuanto accionamos la llave de contacto, impidiéndonos discernir de forma intuitiva si llevamos conectadas o no las luces.
El equipamiento de serie es bueno en general, teniendo en cuenta el precio del Accord i CTD-i: 25.800 €. Opcionalmente se puede incorporar un navegador con lector de DVD. En materia de seguridad pasiva ofrece 6 airbags, frontales, laterales y de cortinilla. La seguridad activa se confía al control de estabilidad (VSA) y el ABS con EBD.
Pocas cosas le faltan a este atleta de fondo que ha conseguido un buen equilibrio entre comodidad, practicidad, sugerente diseño y que monta uno de los motores diesel más avanzados del momento. Todo ello a un precio competitivo que lo hace muy recomendable a la hora de barajar una compra en su segmento.