Historia de Porsche: La nueva marca de Volkswagen

porsche_historia_portada_bc88ea0c5258119749219fa9f.jpg
Enrique Marco01 ago 2012
Desde antes de su creacción las marcas Porsche y Volkswagen han estado ligadas, pero nunca tanto como a partir de hoy día 1 de agosto, cuando el poderoso Grupo VW se ha hecho con el control total de la prestigiosa firma deportiva de Sttutgart.
Hoy día 1 de agosto de 2012 se escribe un nuevo capítulo en la historia de Porsche, quizá el más importante en sus 64 años de existencia. El Grupo Volkswagen, el gigante automovilístico europeo que probablemente pronto será el mayor productor mundial (en 2011 fue el nº2 por detrás de GM y por delante de Toyota), se hace por fin con el 100% de Porsche tras varios años de disputas familiares que dan para escribir un culebrón de lo más jugoso. De este modo, Porsche acompañará a las marcas Lamborghini, Bugatti, Bentley, Audi, Volkawagen, Seat y Skoda (además de la motociclística Ducati y de las industriales Scania y MAN) en el camino imparable que el ambicioso conglomerado alemán recorre hacia la cumbre.
El germen de esta historia es Ferdinand Porsche (1875-1951), quien no llegó a ser testigo de las luchas de poder entre su nieto –Ferdinand Piech- y la directiva de la marca Porsche; unas luchas que en torno al año 2005 parecía que iban a tener a la firma Porsche como inesperada dominadora, ya que a punto estuvo de hacerse con el control de Volkswagen. El pez chico (por volumen de ventas) se iba a comer al grande, pero la jugada no les salió bien, y ahora es el grupo Volkswagen –cuya cabeza visible es Martin Winterkorn, aunque realmente quien maneja los hilos es Ferdinand Piech- quien absorbe a la prestigiosa firma de deportivos.
Ferdinad Piech, a sus 75 años, es probablemente el hombre más poderoso del mundo en la industria automovilística. Oficialmente, es presidente del Consejo de Supervisión del Grupo Volkswagen del gigante alemán, y en la práctica no parece que Martin Winterkorn pueda tomar decisiones importantes sin el visto bueno del “patriarca” Piech. Recientemente salió a la luz el testamento que ha redactado Piech, en el cual, para preservar su imperio, dejará el control en manos de su última esposa (19 años más joven que él) a cambio de que no vuelva a casarse. Eso sí, ya tiene diseñada una nueva estructura para que no haya peleas entre sus 12 hijos de cuatro mujeres diferentes. Y es que si en el mundo empresarial ha sido un trabajador incansable, en el familiar tampoco parece haber llevado una vida muy relajada.

x__dc19ede65539c27dfa58ba28f.jpg

Pero dejando a un lado al “imperio Volkswagen” y a su polifacético y poderoso dirigente, el Sr. Piech, vamos a ver cómo ha sido la historia de la marca Porsche, que curiosamente antes de nacer ya tuvo fuertes lazos de unión con Volkswagen y ahora acaba rendida a sus brazos. De hecho, el trabajo más notorio de Ferdinand Porsche antes de la fundación de la propia marca de deportivos fue la creación del Volkswagen Escarabajo, un encargo realizado  por el gobierno alemán en 1934 que se materializó en 1938 con el lanzamiento de las primeras versiones del popular automóvil del pueblo alemán.Porsche y Volkswagen siempre han mantenido una estrecha relación, incluso antes de nacer ambas marcas.
Diez años después, en 1948, fue cuando nació el primer modelo Porsche, el 356, un biplaza con carrocería de aluminio y un motor procedente de Volkswagen de 1,1 litros de cilindrada. Lógicamente no era muy rápido, pero en los años 50 se fueron sucediendo versiones cada vez más potentes. De hecho, el Porsche 356 tomaba parte en las competiciones más importantes de la época, y sus resultados eran excelentes. Ferdinand no pudo disfrutar mucho del éxito de este deportivo, ya que falleció en 1951, momento en el que su hijo Ferry tomó las riendas de la marca.

x__2ccaf959ad95c37c94354b24d.jpg

Con Ferry al mando de la casa el Porsche el 356 se hizo famoso, a pesar de que el motor inicial firmado por Volkswagen tan solo rendía entre 35 y 40 cv. Pero en 1953 la casa de Stuttgart lanzó el 550, un coche básicamente de carreras que con su motor de 110 cv montado sobre una ligerísima carrocería alcanzaba 220 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos. Pronto alcanzó un gran prestigio gracias a sus éxitos en competición, aunque la fama le llegó, desgraciadamente, por ser el modelo con el que el actor James Dean perdió la vida en un terrible accidente. El Porsche 356 continuó a la venta hasta 1965 con motores cada vez más potentes, que llegaron a alcanzar los 130 cv del bloque de dos litros. En total se produjeron más de 75.000 unidades del primer deportivo de la marca.Un derivado del Porsche 356, el 550 Spyder, fue el coche en el que murió James Dean.
Pero el modelo más famoso en la historia de Porsche, y el que probablemente sea el deportivo más conocido del mundo, nació en 1963 de la mano de Ferdinand Alexander Porsche, hijo de Ferry y nieto de Ferdinand. F.A Porsche –fallecido el pasado 5 de abril a los 76 años de edad- creó un icono de formas atemporales que inicialmente se concibió como 901 pero que finalmente fue denominado 911. El Porsche 911 cuenta hoy día con 48 años de vida, y desde el año pasado de comercializa al séptima generación (código 991).

x_fa_porsche_7ccf1e7742506a979ac2228f6.jpg

Para acompañar al mítico 911, Porsche fue lanzando otros modelos deportivos. Así, en la década de los 70 se crean en colaboración con Volkswagen modelos inferiores como el 914 y el 924, ambos con motores de cuatro cilindros VW. Aunque no sólo por debajo crecía la gama, ya que como Gran Turismo de mayor lujo se concibió el 928, más cómodo, caro y con motor V8, pero sin llegar a convencer tanto como el 911. Sí que fue un hito importante en la historia de la casa alemana el lanzamiento del Porsche 959, un alarde tecnológico fabricado casi artesanalmente (sólo se hicieron 337 unidades entre 1986 y 1988) para competir con el Ferrari F40. Tenía tracción integral y motor turbo de 450 cv, gracias al cual alcanzaba los 315 km/h y podía pasar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos.En los 70 y 80 otros deportivos de Porsche fueron muy conocidos, como los 914, 924, 944, 928 y el espectacular 959.
Paralelamente a los modelos de producción Porsche siempre estuvo del lado de la competición, participando en multitud de disciplinas: F1, GT’s, Rallys e incluso el Dakar. Todos los deportivos de producción firmados por Porsche han tenido un programa de competición con diferentes evoluciones, pero además, otros fueron creados por y para la competición y alcanzaron las metas más altas, como los 550, 904, 935 y el famoso 917, del que se evolucionó hasta la variante Can-Am de más de 1.000 cv. Además obtuvo dos campeonatos mundiales de constructores en la Fórmula Uno junto a McLaren (chasis McLaren y motor Porsche), cuando aquellos preciosos monoplazas de la escudería Marlboro conducidos por Niki Lauda y Alain Prost arrasaron en 1984 y 1985 (campeonatos del mundo de F1 de pilotos logró tres, ya que en el 86 Prost alcanzó un nuevo título, aunque en la categoría de constructores los Willimas-Honda de Mansell y Piquet sumaron más puntos).  

x__4dd19aeeb1b6de937ece05134.jpg

La década de los 90 comenzó con serias dificultades económicas y de posicionamiento para Porsche, pues el resto de modelos fue languideciendo de modo que a mediados de la década hubo un corto periodo de tiempo en el que Porsche únicamente comercializaba el 911 (la cuarta generación, código 993). Pero “como el Ave Fénix” Porsche resurgió con nuevos productos de éxito, principalmente con el Boxster presentado en 1996. La revolución total llegó en 2002, con la sorpresa de todoterreno Cayenne, un SUV lujo que triunfó desde un primer momento y sirvió para estrenar la moderna sede de Leipzig. La pasada década Porsche registró otros hitos importantes en la historia de la marca, como el lanzamiento en 2003 del superdeportivo de 612 cv Carrera GT o la llegada de la primera berlina en 2009, el Panamera.A mediados de los 90 Porsche sufrió graves problemas económicos, de los cuales pronto salió más reforzado que nunca.
Ahora Porsche cuenta con una interesante gama compuesta por el 911 de la séptima generación (código 991) presentado el pasado invierno, el todavía más reciente Boxster de la tercera generación, el Cayman, el Panamera y el Cayenne. Además, a corto plazo se esperan interesantísimas propuestas, como el nuevo todoterreno compacto Macan y el superdeportivo híbrido de 770 cv 918 Spyder, ambos programados para 2013. Por si fuera poco, en lo económico y empresarial Porsche marcha de maravilla, pues como se desprende de los recientes datos publicados del segundo semestre de 2012, la casa de Stuttgart ha aumentado las ventas un 22,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, matriculando un total de 68.940 coches; lo que le ha supuesto un beneficio operativo de 1.260 millones de euros, un 20,6% más. De la actual gama, el Cayenne representa aproximadamente la mitad de las ventas de Porsche, repartiéndose el 40% restante el Panamera y el 911 casi a partes iguales, y dejando a la familia Boxster/Cayman como modelo minoritario. Por países Estados Unidos sigue siendo su principal mercado, aunque China está a punto de convertirse en el nº1 para Porsche.

x__b939503c3c778a92cb2e89d41.jpg

Con la entrada de Volkswagen en el 100% de Porsche hoy se escribe un nuevo capítulo en la casa de Stuttgart. Volkwagen y Porsche siempre habían tenido una estrecha relación incluso antes de nacer, pero a partir de hoy caminan hacia el éxito más unidas que nunca. Estaremos atentos a la evolución de estas dos prestigiosas marcas que se integran en el mayor grupo automovilístico europeo y, seguramente, pronto el mayor grupo mundial. Las perspectivas de futuro son excelentes tanto para el Grupo VW, como para las marcas Volkswagen y Porsche. Como buena prueba de ello en el caso de Porsche ahí van dos muestras: los próximo 918 Spyder y Macan.