Hirvonen se hace con la victoria tras la frenada de Latvala:

Agencia EFE11 sep 2011
El finés Mikko Hirvonen (Ford) se impuso en el rally de Australia, décima cita de la temporada, gracias a que su compañero de equipo, el también finés Jari-Matti Latvala, frenó en el penúltimo tramo disputado para dejarle vía libre a la victoria, lo que le permite entrar en la lucha por el título.

Al final, las órdenes de equipo también aparecieron en Ford y después de un día en el que ambos pilotos habían competido en igualdad de condiciones, obligaron a Latvala a frenar.

Aunque no del todo, puesto que en el último tramo, televisado y con una bonificación especial de puntos, Jari-Matti fue segundo, cuando Hirvonen estaba siendo tercero hasta ese momento y podía sumar un punto más.

Y también aparecieron las órdenes de equipo en Citroen cuando indicaron al galo Sebastien Ogier que frenara en el último tramo cuando era noveno para que su compañero, compatriota y líder del mundial Sebastien Loeb pudiera ser décimo. Su parada fue de casi diez minutos para ceder dos puestos en la clasificación.

Latvala ha vendido cara su derrota. Después de hacerse con el liderato ayer pese a las contraindicaciones de su equipo y mantenerse al frente casi todo el día de hoy, frenó poco antes del punto en el que se toma el tiempo en el penúltimo tramo, con lo que mostraba su disconformidad con la decisión tomada, y cedía su puesto a su compañero Hirvonen.

Jari-Matti había merecido el triunfo, y si no está más arriba en la general del mundial se debe a la cantidad accidentes y problemas mecánicos que ha tenido, pero ya está fuera de la lucha por el mundial, así que viendo las necesidades del equipo, aceptó las consignas dadas y se dejó superar por Hirvonen que se reengancha a una lucha que ya parecía olvidada.

Así, Hirvonen, que recogió el liderato el primer día después de los abandonos de Loeb y Ogier, y que lo perdió ayer por ser el primero en salir a los tramos, hoy lo retomó antes del último tramo cuando no había sido capaz de demostrar ser más rápido que su compañero.

Por detrás, en tercera posición finalizó el noruego Petter Solberg (Citroen) que sabiéndose cómodo en tal puesto, ante la distancia que tenía su más inmediato perseguidor, el británico Matthew Wilson (Ford) se dedicó a completar el programa para sumar unos puntos que le vienen muy bien para la general del mundial.

La pobre inscripción en este rally ha permitido que pilotos poco avezados del mundial, que habitualmente están lejos de los mejores, hayan estado entre los primeros. Así, el piloto de Emiratos Árabes Unidos Kalid Al Qassimi (Ford) pudo colarse quinto al final del rally.

El estrépito en este rally del equipo Citroen se completó hoy. Ogier no tuvo mayores problemas en seguir subiendo puestos hasta colocarse noveno, después de su abandono el viernes, pero antes del penúltimo tramo, Loeb se colocó undécimo, por lo que estaba a un paso de los puntos.

Así, desde el equipo se indicó a Ogier que debía frenar para permitir a Loeb subir hasta el décimo puesto y sumar el punto que da esta posición, con lo que el joven Sebastien debió perder casi diez minutos para dejarse adelantar, que cumplió parado a un largo en el tramo.

Además, Loeb fue el más rápido en el último tramo, el denominado Power Stage, que es televisado y cuenta con una bonificación especial de puntos para los tres más rápidos.

Aquí, el actual líder del mundial fue el más rápido, Ogier no salió a disputarlo, para dejar vía libre al líder de su equipo, y en Ford volvieron a dejar el trabajo a medio hacer.

Hirvonen salió penúltimo y marcó el tercer mejor tiempo y Latvala, el último en pasar, marcaría el segundo, con lo que hacía que Hirvonen perdiera el último de los puntos que asignaba esta especial.

Con esto, Hirvonen consigue su segunda victoria de la temporada y asciende hasta la segunda plaza del mundial de pilotos.

La próxima cita del mundial será los días 29 de septiembre y 2 de octubre en Francia sobre asfalto.