HGP VW Golf R36 Biturbo: 745 CV para el Golf más potente

hgprfrontalx_cf8906ed7487ef579e9e13412.jpg
David Ordás03 may 2013
Volkswagen no llegó a fabricar una versión R36 de su Golf MK6, pero gracias a HGP, la versión más potente del compacto alemán, que en los próximos días se presentará en el Tuning World Bodensee, luce dispuesta a batir todos los records, con 745 CV y 960 Nm.
Con el nuevo Golf GTI basado en el nuevo Golf MK7 ya disponible en los concesionarios, siendo el GTI más potente hasta la fecha con 230 CV en la variante deportiva performance, las variantes deportivas del nuevo Golf comienzan con buen pie. Pero los aficionados a los modelos deportivos derivados del popular compacto alemán, no podemos evitar recordar que la anterior generación, la MK6, se ha despedido de nosotros sin que se llegara a producirse la emblemática versión R36. En lugar de ello, Volkswagen dejó como tope de gama el VW Golf R, heredero del R32, que gracias a su motor 2.0 TSI de 270 CV con 350 Nm de par máximo, y ligado a la eficaz tracción 4Motion y al cambio DSG de seis relaciones, era capaz de acelerar hasta los 100 km/h desde parado en 5.5 segundos.
Pero para aquellos deseosos de conjugar la exclusividad de contar con un motor de 6 cilindros en un modelo compacto, y la potencia brutal de la sobrealimentación cuando se dispone una relación peso-potencia que podríamos calificar de impropia, el preparador alemán HGP tiene preparado el Golf más potente de todos los tiempos, el HGP VW Golf R36 Biturbo. De algún modo podría decirse que este es el Golf R36 que Volkswagen nunca se atrevió a fabricar, y lo que sí que se puede afirmar con total rotundidad, es que el modelo del que os estamos hablando es el más radical y rápido de los todos Golfs jamás fabricados.
Para conseguir producir el Golf R36 biturbo, los chicos de HGP han recurrido a elementos y soluciones mecánicas de la casa, ciertamente lo mismo que habrían hecho los ingenieros de Volkswagen si el Golf R36 hubiera llegado a fabricarse en serie. Por eso bajó el capó del Golf se esconde ahora el V6 de 3.6 del propio Passat R36, precisamente el motor que se había especulado que podría haber movido al Golf R36 de haber llegado a producción, y que rinde ya 299 CV de serie. Esta sería la versión «básica» que HGP nos ofrecería del Golf R36, dotada del mismo sistema de tracción 4Motion y cambio DSG de seis relaciones que monta el VW Golf R que se toma como base para la preparación.
Los más inconformistas, o aquellos que busquen tener en su garaje un auténtico coche de record, seguramente optarán por la segunda etapa de potencia y preparación con la que HGP ofrece el VW Golf R36, y cuyo nombre que da título a este reportaje, ya nos da pistas de su configuración mecánica: HGP VW Golf R36 Biturbo. Efectivamente, los chicos de HGP recurren a la sobrealimentación, por medio de dos turbocompresores R28, para junto con otras modificaciones como la adopción de una nueva bomba FSI de alta presión, instalación del cambio de 7 velocidades DSG del Audi RS3 y un nuevo sistema de escape de acero inoxidable, entregar la increíble cifra de 745 CV y 960 Nm.

hgprmotorx_8091d163b33210920ea8ed48a.jpg

Con esta cifra de potencia de record para un vehículo compacto, las mejoras a nivel dinámico se hacen fundamentales. Por eso el HGP VW Golf R36 Biturbo cuenta con un nuevo equipo de frenos de altas prestaciones, formado por discos perforados, que son mordidos por unas enormes pinzas de 6 pistones en el eje delantero, y que garantizan un gran poder de retención. También la amortiguación se sustituye, por un sistema completo aportado por K&W, el especialista alemán en suspensiones, que garantiza un comportamiento y unas reacciones a la altura de sus prestaciones.

hgprllantax_0d055fb5416e4e0abb1219805.jpg

Este será el modelo que en unos días se podrá contemplar en el Tuning World Bodensee, y que gracias a su relación peso potencia y a su sistema de tracción total, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,1 segundos, lo mismo que un McLaren MP4 12C 2013, resultando más rápido que todo un Lamborghini Gallardo LP 560 4 o un Audi R8 5.2 V10. ¿Y el precio? 65.000 Euros, a los que tendremos que sumarle el de un VW Golf R MKVI, para poder tener en nuestras manos el Golf más rápido de todos los tiempos.