Hartge BMW M3 V8

0

Inicio

EXCLUSIVIDAD A 300 POR HORA

Para la mayoría de los mortales, las cifras de potencia que desarrolla de serie el M3 E46, nada menos que 343 cv, nos deberían de producir más que respeto. Pese a semejantes cifras, los preparadores de Hartge, no conformes con eso, se han decidido a dar un paso más en lo que ha preparaciones mecánicas se refiere, dotando al M3 del enérgico V8 de su hermano mayor, el M5.

Sin duda no estamos delante de una preparación convencional. No se trata únicamente de potenciar un motor, mejorar la entrada y salida de gases, o afinar la electrónica, sino en algo más serio y exclusivo, al alcance sólo de unos pocos preparadores en el mundo, capaces como Hartge, de convertir un deportivo de por sí emblemático, en coche aún más exclusivo y admirable.
  Alojar un V8 en el vano motor de un M3, tiene como no, al margen de cualquier consideración técnica, una carga de distinción y exclusividad importante. Si nos atenemos únicamente a las cifras, no nos debería extrañar, que los 400cv en las ruedas, y el exuberante par de 500Nm a 3800rpm, se encarguen de parar el cronómetro en tan sólo 4,7 segundos cuando aceleramos de 0 a 100km/h, o de alcanzar con relativa facilidad los 300km/h.
La preparación mecánica no estaría completa, si una potenciación de este nivel no viniera acompañada de las correspondientes mejoras y adaptaciones del chasis. Para este modelo Hartge ha dotado al BMW de muelles 20mm más cortos, que junto con los amortiguadores regulables y unas nuevas estabilizadoras más rígidas, consiguen que el M3 V8 se beneficie de un comportamiento aún más eficaz.
Estética efectiva
En Hartge las modificaciones estéticas y aerodinámicas, están concebidas para poner el énfasis en la deportividad del vehículo, pero manteniendo siempre una funcionalidad general.
El M3 E46 ya cuenta con una estética muy llamativa y exclusiva, por lo que los añadidos aerodinámicos han procurado no romper en exceso la línea del coche, pero sí resaltar la mayor dosis de deportividad de esta extraordinaria evolución. Unos spoilers y estriberas más bien discretos, así como el nuevo alerón trasero, son, junto con las entradas suplementarias de aire del capó, los aditamentos estéticos elegidos para este modelo.
Las llantas de 19 pulgadas, y el imponente escape doble de salida central, exclusivo para esta versión, son la guinda perfecta para un proyecto como este, capaz de dar al tuning un valor de exclusividad al alcance de muy pocos.
Visita la web oficial de Hartge
David Ordás, Autocity.
4 de febrero de 2004.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.