Hamann TYCOON EVO M: El nuevo BMW X6 M a 300 km/h

a fondo Hamann TYCOON EVO M 1
David Ordás29 abr 2010
El TYCOON EVO M, con prestaciones de super-deportivo y corazón de SUV, gracias a sus 670 cv y 300 km/h de velocidad punta, no dejará indiferente a nadie.
El nuevo BMW X6 M a 300 km/h
Para los que pensaban que no tenía mucho sentido una versión M del X6, esta versión aún más rápida, radical y deportiva ofrecida por Hamann, les parecerá un auténtico disparate. Pero lo cierto es que el prestigioso preparador alemán, que ya nos sorprendió en su día con el Porsche Cayenne Cyclone, parece dispuesto a volver a dejar claro con el TYCOON EVO M, que la deportividad no tiene porque ir reñida con el concepto SUV.

Mejorando el X6 M

El BMW X6 M, con sus 555 cv y sus espectaculares 4,7 segundos de 0 a 100 km/h, colma las expectativas deportivas que cualquiera podríamos tener al subirnos en un coche de ese peso y dimensiones. Pero para los ingenieros de Hamann esto no era suficiente, y por eso se pusieron manos a la obra para mejorar las prestaciones de este auténtico super-SUV.

Si vamos a mejorar la mecánica, no podemos dejar de lado el aspecto dinámico, y por eso el TYCOON EVO M incorpora importantes mejoras en las suspensiones, con un kit que rebaja la altura 40mm, en las ruedas, con nuevas llantas de 23 pulgadas calzadas con neumáticos 315/25 R 23, y por supuesto en los frenos, con pinzas y discos de alto rendimiento.

La principal modificación que afecta al motor, es el nuevo sistema de escape, que aunque algo más ruidoso que el original, proporciona un mejor flujo de salida de los gases, y una sonoridad marcadamente deportiva. Esta modificación por si sola no sería definitiva, si no viniese acompañada de la completa reprogramación de la centralita en la que además de eliminar la limitación electrónica de 250 km/h, se han introducido nuevos mapas de inyección optimizados.

Prestaciones de super-deportivo

Gracias a eso los chicos de Hamann consiguen que el propulsor rinda la friolera de 670 cv a 6000 revoluciones y 780 Nm de par entre 1500 y 5650 revoluciones. Esto supone un aumento de 115 cv de potencia y 100 Nm de par con respecto al modelo original, y se traduce en una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, y una espectacular velocidad punta de 300 km/h.

Las cifras hablan por si solas, pues con semejantes prestaciones podríamos sacar los colores en cualquier semáforo a todo un Porsche 911, o medirnos sin complejos a un Ferrari 612 Scaglietti. Os dejamos con las fotos de esta increíble preparación, que no solo destaca por su rendimiento, sino por una apariencia externa pensada para no pasar desapercibido.