Hamann M5: Dinamismo y potencia para el rey de la familia M

hamann__m_frontallat_x_f2a6cc2aeb7fca9d68b9874ef.jpg
David Ordás22 mar 2012
Hamann Motorsport, el preparador alemán con sede en Laupheim, presentó en el Salón de Automovil de Ginebra, su programa de tuning con el que el poderoso BMW M5 se transforma en un deportivo aún más rápido y exclusivo.
La experiencia de Hamann preparando vehículos BMW, con más de 25 años de experiencia, está fuera de toda duda. El prestigioso preparador, ha aprovechado su presencia en el 82º Salón Internacional del Automóvil de Ginebra para dar a conocer la reinterpretación de un coche que por su nombre y su historia, no podía quedar sin su programa de tuning del más alto nivel. Estamos hablando del nuevo BMW M5 carrocería F10, la quinta generación de una saga de berlinas deportivas de 4 puertas que ha sabido conjugar como ninguno, deportividad, elegancia y practicidad. 
Al nuevo BMW M5, ///M5 para los más puristas, le cuesta esconder sus atributos deportivos, y por eso en Hamann han decidido sacar a la luz su lado más pasional. El objetivo de esta preparación es enseñar aún más las garras del felino, mostrar sin pudor el rugido del V8 turbo que esconde bajo su capó, y hacerlo por supuesto, sin perder la exclusividad y el toque de distinción del BMW M5.
Las nuevas llantas ultraligeras UNIQUE FORGED II en 21 pulgadas, son una prueba de ello, pues con su llamativo acabado antracita anonizado, su diseño y su tamaño, son un imán para las miradas, haciendo contraste con el color blanco de las enormes pinzas de freno y el característico color plata de los discos. La reducción de peso con respecto a las llantas originales es especialmente importante al localizarse en las masas no suspendidas del vehículo.

hamann__m_llantayfrenos_xxxx_8ae9f3dc1085aba12b4babf34.jpg

Calzadas con neumáticos Continental Sport Contact 5P de altas prestaciones y perfil bajo, en medida 265/30 ZR 21 para el eje delantero y 325/25 ZR 21 para el trasero, aseguran además una precisión de trazada de coche de circuito y un agarre por encima de toda expectativa.
La carrocería cuenta con elementos inspirados en los turismos del DTM, como el spoiler frontal, los estribos laterales, o el prominente alerón trasero en fibra de carbono. Se trata de elementos en los que se ha cuidado la estética, pero que también cumplen una estudiada función aerodinámica. El spoiler delantero en combinación con el estilizado difusor trasero, por el que asoman las 4 salidas de escape, está estudiado para reducir la elevación de la carrocería a altas velocidades, aportando junto con el alerón, un plus de apoyo aerodinámico. 

hamann__m_detalledifusorescapes_xxx_a3abd23863bc1911e68eb7920.jpg

El comportamiento del coche y la aerodinámica se benefician igualmente del nuevo kit de muelles deportivos, que consigue bajar el centro de gravedad 30 milímetros. Gracias a ello se mejora la penetración aerodinámica y se aumenta al estabilidad de todo el conjunto, perdiendo eso sí algo de comodidad, pero mejorando ostensiblemente, en combinación también con los neumáticos de perfil bajo, el paso por curva, y eliminando casi por completo cualquier balanceo de la carrocería.La reducción de altura mejora la penetración aerodinámica
Todavía no se han facilitado los datos de prestaciones del nuevo Hamann M5, pero si sabemos el aumento en la entrega de potencia que ofrecerá el programa de tuning. Gracias a una preparación mecánica no intrusiva, se consiguen unas ganancias de potencia y par sorprendentes. Para ello se lleva a cabo la reprogramación de la centralita electrónica (la ECU), y la optimización del sistema de escape, que se sustituye por uno específicamente desarrollado para este modelo, de altas prestaciones y menos restrictivo que el original. 

El aumento de potencia es de 160 CV, y el par crece aún en mayor medida, aportando 220 Nm de fuerza extra. En total, el Hamann M5 entregará 720 CV y 900 Nm de par, unos valores que impresionan y marcan la distancia, no solo con el resto de berlinas deportivas del mercado, sino con muchos de los más exóticos super-deportivos. Esperaremos a tener los datos oficiales, una vez se hagan las pruebas de homologación pertinentes, pero no parece descabellado pensar que los 4,4 segundos que tarda en acelerar de 0 a 100 el nuevo BMW M5, se queden claramente por debajo de la barrera de los 4 segundos gracias este importante plus de potencia y par.

hamann__m_logoenmalereo_xxx_56dbfdb56eaa59b2449671790.jpg