Gumball 3000: La carrera de los millonarios

Diego Zotes10 may 2004
Un rallye de película en la más pura tradición de los Cannoball americanos, el Gumball 3000 ha recorrido en seis etapas 3000 millas por las carreteras francesas, españolas y marroquíes. Sus participantes son millonarios con muchas ganas de pisar a fondo el acelerador en los bólidos más caros del mundo coleccionando multas por autopistas abiertas al tráfico.
Inicio
GUMBALL 3000
LA CARRERA DE LOS MILLONARIOS

a fondo :: Gumball 3000 1

Un rallye de película en la más pura tradición de los Cannoball americanos, el Gumball 3000 ha recorrido en seis etapas 3000 millas por las carreteras francesas, españolas y marroquíes. Sus participantes son millonarios con muchas ganas de pisar a fondo el acelerador en los bólidos más veloces y caros del mundo por autopistas abiertas al tráfico. Coleccionan multas por conducción temeraria y exceso de velocidad sin problemas para sus abultados bolsillos, en una prueba en la que la propia organización se ríe de las normas de circulación de los países que atraviesan a más de 250 kilómetros por hora de media.

a fondo :: Gumball 3000 2

  ¿QUIENES CORREN EL GUMBALL?

Detrás del Gumball 3000 hay mucho más que una pandilla de ociosos multimillonarios. Desde 1999 este rallye, creado por un fanático de los súper deportivos que se hace llamar Maximillion Cooper, permite a los propietarios de los coches más exclusivos poner a prueba sus máquinas. Entre los pilotos que han tomado parte en esta prueba a lo largo de las cinco ediciones que se llevan disputadas hay muchas caras conocidas, como los actores Jason Priestley (famoso por su papel de Brandon en Sensación de Vivir) y Adrien Brody (protagonista de la película El Pianista), la cantante Danii Minogue (hermana de Killie), la modelo Jodie Kidd, el músico Jamiroquai o la princesa Tamara Czartoryski de Borbón, prima segunda del Rey Juan Carlos.

a fondo :: Gumball 3000 3

Su tirón entre los ricos amantes de las emociones fuertes es tal que incluso han logrado atraer el patrocinio de firmas comerciales como la bebida energética Red Bull o la modista Donna Karan. Incluso el irreverente pero desternillante espacio de la MTV Jackass dedicó un programa especial a la carrera hace un par de años.
UN 318 DE 600 CV

Uno de los componentes de Jackass, Ryan Dunn, tomó parte en la edición 2003 a bordo de un BMW 318i preparado hasta llegar a la difícil de creer cifra de 600 caballos... aunque la alegría le duró solo un par de etapas antes de reventar el motor. Tras este pequeño contratiempo, alquiló un Cadillac DeVille para terminar el rallye.
POLI MARCHOSO

Las anécdotas, lógicamente, jalonan la corta historia del Gumball 3000. Por ejemplo en 2002. El rallye se disputaba en esa ocasión en los Estados Unidos y partiendo de Nueva York los participantes tenían que llegar a Los Ángeles, concretamente a la mansión del propietario de la revista Play Boy. Uno de los equipos se libró de una severa multa de velocidad gracias a que montó al policía en el asiento derecho de su RUF Porsche y le puso a 331 km/h. El agente, emocionado, les dio las gracias porque "esta es una experiencia para contar a mis nietos". Lo que no sabía es que llevaban una cámara en el coche que inmortalizó el singular momento.
UN JET PARA CAMBIAR LA RUEDA

El derroche de medios es digno de las escuderías oficiales más potentes del mundo. Kim Schmitz, vencedor de la edición de 2001, no dudó en fletar un jet privado para tener una rueda Brabus similar a las otras tres que montaba su Brabus V12 (sobre base Mercedes S600). El llantazo se produjo en Gran Bretaña y los eficaces servicios de asistencia de la marca de la estrella atendieron la emergencia en 16 minutos, pero no tenía el modelo de llanta que Kim quería y en su lugar le montaron una AMG.
Al sibarita piloto le parecía antiestética la mezcla de diseños en las ruedas de su coche y decidió sobre la marcha encargar una llanta similar a las tres originales para que un avión la llevara desde Alemania hasta Southampton (Inglaterra), meta de la etapa de ese día. A las cinco horas de surgir el problema, el Brabus V12 tenía ya sus cuatro exclusivas ruedas en perfecto orden de uso. Sin duda uno de los cambios de rueda más caros de la historia.
FLECHAZO A TODO GAS

También en el Gumball hay sitio para el amor... En la edición del año 2000 Tara Palmer-Tomkinson, ahijada del Príncipe de Gales, se enamoró de un director de cine al que conoció durante el rallye, y en el ferry que llevaba a los participantes de Hamburgo a Harwich (Inglaterra) la pareja contrajo matrimonio. De película, y nunca mejor dicho.

Carlos Lera, Autocity
11 de Mayo de 2004

LA EDICION 2004

a fondo :: Gumball 3000 4


En la edición de 2004 seis etapas recorrieron Francia, España y Marruecos para totalizar las 3000 millas que dan nombre a la prueba.

1ª Etapa. 4 de mayo: París - Biarritz.
2ª Etapa. 5 de mayo: Biarritz - Madrid.
3ª Etapa. 6 de mayo: Madrid - Marbella.
4ª Etapa. 7 de mayo: Marbella - Marrakech.
5ª Etapa. 8 de mayo: Marrakech - Barcelona.
6ª Etapa. 9 de mayo: Barcelona - Cannes.
La inscripción, que cuesta en torno a 12.000 euros, incluye los alojamientos y cenas y entre las actividades programadas se encontraban una visita a David Beckham, que recibió a la caravana del Gumball, según informa el periódico La Vanguardia, en su casa a las afueras de Madrid e incluso algunas fuentes aseguran que fueron invitados personales del rey Mohamed II de Marruecos durante su estancia en tierras africanas.

a fondo :: Gumball 3000 5

LA POLÉMICA

Aunque este no es el primer año que el Gumball 3000 recorre nuestro país (lo hizo también en la edición de 2000) la polémica saltó a las páginas de los medios de comunicación cuando los Mossos arrestaron a cinco conductores por conducción temeraria en Les Gavarres, después de recibir llamadas de conductores que el pasado domingo iban de merienda por la autopista y se vieron "merendados" por un enjambre de súper deportivos circulando a alta velocidad. No les faltaba razón, pues uno de los infractores realizó el tramo entre Sagunto y Cambrills, de 210 kilómetros, en solo 50 minutos, es decir, a una media de 252 km/h.
Se incautaron de 30 coches en Tarragona y veinte más en el peaje de Martorell, pero sólo cuatro quedaron retenidos hasta altas horas de la madrugada. Los conductores de estos coches eran un inglés, propietario de un Ferrari 360 Modena; otro compatriota que conducía un Porsche 996 GT3; un belga que viajaba con su Porsche GT2 y un canadiense con un BMW M3 matriculado en Hong Kong. Fueron acusados de un delito de conducción temeraria por estar compitiendo en plena autopista. Uno de los copilotos de los detenidos negó que fuera así, sencillamente según él rodaban a gran velocidad por el puro placer de ir deprisa, pero sin afán competitivo. Ninguno, excepto piloto y copiloto, se conocían antes, pero en eso consiste uno de los atractivos de esta carrera. Rellenaron su inscripción al rally a través de Internet y en París -primera etapa del rally- se conocieron.
Los coches fueron aprehendidos y depositados en la comisaría de la localidad, situada en un centro comercial para regocijo de los amantes de los automóviles. Pero al día siguientes todos los detenidos fueron puestos en libertad sin fianza por el juez a espera de juicio y solo dos de ellos fueron desprovistos de su licencia. Sin embargo, en la localidad francesa de Montpellier, de nuevo surgieron los problemas con la autoridad y 16 participantes fueron multados en un control, sufriendo cinco de ellos la retirada del carné.
Página oficial del Rallye Gumball 3000