Grand Cherokee 2.7 CRD: De lo mejor para el campo

Diego Zotes06 mar 2002
La incorporación del excelente motor CDI de Mercedes Benz mejora en todos los aspectos la versión Turbo Diesel precedente, añadiendo suavidad, prestaciones y bajo consumo.
Inicio
DE LO MEJOR PARA EL CAMPO

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 1

Sin duda el Grand Cherokee es uno de los todo terrenos más competentes para disfrutar de travesías campo a través. La incorporación del excelente motor CDI de Mercedes Benz mejora en todos los aspectos la versión Turbo Diesel precedente, añadiendo suavidad, prestaciones y bajo consumo a la lista de virtudes de este todo terreno de "alto standing". Las suspensiones son cómodas y efectivas en el campo, aunando comodidad en caminos bacheados con robustez en grandes obstáculos. La reductora es un seguro para no perder tracción del que carecen rivales importantes, y por lo tanto un punto a su favor.

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 2

La cruz se encuentra en la carretera. Su concepción de auténtico todo terreno limita las posibilidades en superficies asfaltadas por su eje rígido trasero y robustas trasmisiones. En estas circunstancias es potente y estable pero acusa algunas vibraciones y pereza de reacciones.
Carlos Lera, Autocity
6 de marzo de 2002
Equipamiento y acabado
CAPACIDAD Y EQUIPAMIENTO

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 3

El interior del Grand Cherokee es amplio y agradable, pero en cuanto a calidad de materiales y terminaciones se sitúa un escalón por debajo de sus primos de Mercedes. El diseño es bueno y visualmente atractivo, pero los materiales decepcionan en un vehículo que como poco cuesta 38.950 euros (6.480.735 pesetas).
Es cómodo y muy agradable de conducir, suave como se espera de un coche americano; aunque quizá demasiado por el extraño espumado de los asientos, muy poco firmes y que dan la sensación de hundirse mucho bajo nuestro peso. El volante solo puede ajustarse en profundidad, sin posibilidad de hacerlo en altura. Ofrecen ajuste eléctrico de los asientos en altura, pero la inclinación del respaldo debe realizarse de forma manual.
No obstante, quitando esta característica que puede resultar molesta especialmente en verano a causa del calor, la comodidad es buena, con un completo equipamiento en el que destaca el control de crucero electrónico, el equipo de audio (radio, CD y casete con amplificador de 180 w. y altavoces Infinity) con mandos en el volante y el ordenador de viaje. El climatizador con dos zonas independientes está disponible solo en los acabados Limited y Overland, contando el Laredo con aire acondicionado.
El aislamiento acústico del exterior es bueno, con pocos ruidos aerodinámicos para un coche de su tamaño, aunque la mecánica suena algo más de la cuenta; especialmente la trasmisión en torno a cien kilómetros por hora.
Motor
MOTOR

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 4

El aporte tecnológico de Mercedes Benz en Chrysler-Jeep tiene los propulsores a gasóleo como inevitable punto de partida. La excelente tecnología CDI ofrece las características ideales para mejorar la competitividad de los coches americanos en el mercado europeo. El incorporado al Grand Cherokee es similar al que anima el todo terreno de Mercedes, el Clase M, y la aportación en prestaciones y consumos es tan eficaz como en el "hermano alemán".
Posee cinco cilindros alimentados por "common rail" a través de cuatro válvulas por cilindro y turbo de geometría variable. Rinde 167 caballos a 4.000 revoluciones por minuto que le permiten presumir de una buena aceleración y respuesta, a lo que también contribuye un par motor excelente, 400 newton / metro a 1.800 rpm.
La potencia se hace presente a cualquier régimen, siendo esta su mayor virtud. No es necesario exprimir el motor ni exige mantenerlo en un rango intermedio de revoluciones (como otros turbodiesel) para obtener buenos resultados. Además los consumos arrojan valores excelentes teniendo en cuenta su gran tamaño, peso y el cambio automático: 9,7 litros cada 100 kilómetros según el fabricante y 12,9 l/100km. en nuestra prueba, combinando ciudad, carretera y alguna pista; respetando en carretera las velocidades legales y en el campo la prudencia.
El punto menos satisfactorio es la escasa insonorización, llegando a resultar algo molesto el sonido procedente del motor.
TRANSMISION

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 5

La tracción automática "Quadra Drive", opcional en este acabado pero de serie en los Limited y Overland, no merece crítica, permitiendo una conducción más relajada a cualquiera y facilitando el uso de las posibilidades de tracción a los usuarios menos familiarizados con los sistemas de trasmisión múltiple.
El sistema envía potencia en condiciones normales a las ruedas traseras, pero cuando detecta una diferencia de velocidad entre ellas activa un embrague situado en el eje delantero que permite la conexión de las ruedas directrices.
Ambos ejes pueden además variar el reparto de par entre sus ruedas mediante un sistema denominado Vari-Lok, que en combinación permite suministrar toda la fuerza a una sola rueda del coche, por lo que no es necesario tener al menos dos puntos de apoyo con buena capacidad de tracción: con uno debe bastar.
El cambio de marchas automático carece de función secuencial, pero no me parece necesaria habida cuenta del buen funcionamiento de la gestión de la caja de cinco velocidades. Un coche bien dotado de trasmisiones, algo en lo que destaca cada vez más parcas opciones en materia de motricidad de los todo-terreno modernos de su segmento.
Las posibilidades están simplificadas pero están, pasando según el terreno de forma automática de dos a cuatro ruedas motrices sin posibilidad de seleccionarlo manualmente. El inconveniente de este sistema está en la imposibilidad de habilitar un beneficioso sobreviraje en curvas cerradas, pero por fortuna posee caja reductora de accionamiento manual.
Carretera
CARRETERA

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 6

Como todo terreno duro, con generosos recorridos de suspensión y neumáticos relativamente campestres (Goodyear P225/70 R16 BSW todo clima) el comportamiento en carretera se encuentra condicionado, aunque permite circular con seguridad y bastante comodidad siempre que no se excedan los límites lógicos en este tipo de vehículos.
Si el conductor "se pasa de la raya" tiende a alargar la trayectoria, situación que se solventa soltando ligeramente el acelerador. Por el contrario, un exceso de tracción al negociar una curva genera inicialmente el desplazamiento hacia el exterior de las cuatro ruedas, terminando con un leve sobreviraje.
Las suspensiones por eje rígido son las responsables de que por carretera sea menos agradable que un todo terreno más orientado hacia el asfalto... No se puede querer todo.
Campo
CAMPO

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 7

Es difícil encontrarle un rival campo a través por comodidad y estabilidad. Incluso por agilidad se encuentra en los mejores de la categoría "king size" de nuestro mercado. En caminos parece que nunca cojamos baches y no se presentan reacciones nerviosas de la zaga o pérdidas de dirección.
Al atravesar zonas embarradas la eficaz tracción "inteligente" permite traccionar con eficacia y control, del mismo modo que en pendientes escarpadas, en las que se puede "trialear" mejor de lo que las dimensiones parecen indicar.
Los ángulos de ataque y salida son generosos y suficientes para las aspiraciones de este coche, muy superior en su terreno que los Mercedes Clase M y BMW X5.
La posibilidad de engranar una reductora le sitúa ya completamente fuera del alcance del BMW (el Clase M también dispone de caja corta) y en combinación con su eficaz tracción resulta realmente eficaz desde cualquier punto de vista.
GALERIA EXTERIOR

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 8

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 9

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 10

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 11

GALERIA EXTERIOR

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 12

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 13

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 14

a fondo :: Grand Cherokee 2.7 CRD 15