Goodyear verano 2009: Más vale prevenir que pinchar

a fondo Goodyear verano 2009 1
Autocity25 jul 2009
La marca de neumáticos Goodyear quiere llamar la atención sobre la importancia de la revisión del vehículo y, especialmente, de los neumáticos a la hora de iniciar un viaje largo en coche
Con el verano como marco, la marca de neumáticos Goodyear quiere llamar la atención sobre la importancia de la revisión del vehículo y, especialmente, de los neumáticos a la hora de iniciar un viaje largo en coche. Por ello, lanza la campaña Más vale prevenir que pinchar, una serie de consejos útiles para que los usuarios conozcan los elementos básicos de seguridad de los neumáticos y puedan revisarlos antes de salir de viaje. Muchos conductores no están acostumbrados a fijarse en sus neumáticos y olvidan que son el único punto de contacto del coche con la carretera. Su mal estado puede influir decisivamente en los accidentes de tráfico, ya que una presión incorrecta o un excesivo desgaste provocan un importante aumento de la distancia de frenado. Como comenta Carlos Saz, responsable técnico de Goodyear Dunlop para España y Portugal: con un neumático en mal estado y la carretera mojada, la distancia de frenado conduciendo a unos 130 km/h puede aumentar de 36 a 129 metros. Más que suficiente para provocar un accidente.
Entre las precauciones básicas que se señalan en la campaña de Goodyear antes de emprender el viaje, está comprobar esos dos aspectos fundamentales de los neumáticos, la presión y la cubierta:
· Con respecto a la presión, se recomienda su comprobación mensual de acuerdo con las indicaciones del fabricante. Pero además, en vacaciones, teniendo en cuenta la carga de equipaje a la que sometemos el coche debemos variarla, con una sencilla regla: a más carga, más presión. Una presión incorrecta y el exceso de peso alteran de forma importante la reacción del vehículo ante una curva o una frenada, aumentando el tiempo de la maniobra. Si hay un gran olvidado, ese es el neumático de repuesto, que también ha de ser revisado para que en caso de pinchazo esté en perfecto estado de presión y pueda sustituir sin problemas.
· En cuanto al desgaste de la banda de rodadura, la profundidad mínima legal de los surcos es de 1,6 milímetros. Si es inferior, el neumático debe ser cambiado. Las consecuencias de intentar ahorrar en neumáticos pueden ser muy graves, ya que los surcos son la parte encargada de desalojar el agua o la suciedad de la carretera (tierra o arena). Por eso, si están gastadas, las cubiertas pierden agarre en curvas y frenadas, llegando a producirse el peligroso aquaplaning en caso de lluvia. Para comprobarlo de manera fácil, los fabricantes como Goodyear han introducido unos testigos a 1,6 milímetros para control del desgaste que nos avisan de la necesidad de calzar a nuestro coche con neumáticos nuevos.
Goodyear, como marca experta en seguridad, además recomienda realizar una revisión exhaustiva del vehículo antes de iniciar el viaje, especialmente de la dirección, suspensiones y equipo de frenos. Seguir estas sencillas recomendaciones contribuyen de manera importante a evitar accidentes.
Diez consejos básicos para el mantenimiento de los neumáticos:
1 Controlar las presiones de inflado antes de emprender el viaje.
2 Inspeccionar los indicadores de desgaste y el estado general de los neumáticos.
3 Respetar los índices de carga y velocidad.
4 Adecuar la conducción a las características y circunstancias del terreno.
5 Evitar frenazos y aceleraciones bruscas.
6 Verificar neumático de repuesto.
7 Revisar los órganos de la dirección, suspensión y frenado.
8 Acudir siempre a un especialista para las labores básicas de mantenimiento del neumático.
9 Elegir un neumático adecuado para las condiciones del terreno por dónde vamos a rodar durante las vacaciones.
10 No sobrepasar la vida útil de un neumático, determinada no por el desgaste de su banda de rodaje sino por su estado de conservación general y el número de km recorrido.