Golf GTI ABT Power S: 300cv para el mítico GTI

a fondo Golf GTI ABT Power S 1
David Ordás31 jul 2009
Mucho más que prestaciones es lo que nos trae el preparador ABT Sportsline para la sexta generación del deportivo compacto más deseado.
Los Golfs más deportivos y rápidos salidos de la factoría de Volkswagen, tienen en común la denominación GTI, tres letras que desde 1976 definen al compacto deportivo por excelencia. ABT Sportsline, que lleva 5 décadas siendo toda una referencia en lo que a preparaciones se refiere, lleva el concepto GTI un paso más adelante, dotándolo no solo de unas notables mejoras mecánicas, sino además, de un aspecto rompedor.

Mecánica protagonista

Hace solo unos meses ABT nos presentaba el programa de tuning para el nuevo Golf, en esta su sexta generación. Este primer programa de tuning se basaba en unas modificaciones estéticas más bien ligeras, y un pequeño aumento de potencia por medio de una nueva programación electrónica.

Nada que ver con el Golf GTI ABT Power S con el que ahora nos sorprenden, donde las modificaciones mecánicas llevadas a cabo sobre el motor 2.0 TSI llegan hasta el turbo, que ha sido sustituido por uno de mayor capacidad, contando además con una nueva programación de la centralita. Gracias a esto el nuevo Golf GTI pasa de los 211cv de origen, a los 300cv, una cifra más que contundente, digna ya de auténticos deportivos.

Con este gran aumento de potencia, es de esperar que las prestaciones también se multipliquen, y así el Golf GTI ABT Power S acelera a 100 km/h en sólo 6 segundos, algo al alcance de muy pocos coches, solo una décima de segundo más lento que todo un Porsche Cayman. Para sacar todo el fruto a este super-vitaminado propulsor, se ha desarrollado una nueva suspensión, con la que el centro de gravedad queda rebajado 30 milímetros, lo cual beneficia el comportamiento dinámico del coche. El poderoso sistema de frenos ABT Braking system se encarga de detener el coche en unas distancias mínimas, lo que aporta un importante plus de seguridad.

Vestido para la ocasión

Los diseñadores de ABT tenían claro que la poderosa mecánica que el GTI ABT Power S esconde bajo el capó, tenía que tener también su reflejo en el exterior, y por eso se pusieron manos a la obra, hasta conseguir ese toque diferenciador, donde la combinación de los colores rojo y negro son la base del aspecto contundente y exclusivo de este modelo.

La cosa no se queda ahí, sino que se ha modificado la calandra, así como la defensa delantera, donde se han añadido una atractivas luces LED diurnas, y un pequeño spoiler en color rojo. Las nuevas taloneras, también tienen ese color, al igual que las llantas de 19 pulgadas, configuran una vista lateral inconfundible, para terminar en una trasera digna de este modelo, con 4 salidas de escape que dejan bien claras las pretensiones de la última creación de ABT. Os dejamos que disfrutéis con las fotos, y juzguéis vosotros mismos.