Gobierno y sindicatos creen que Nissan fabricará su nuevo coche en Barcelona:

Nissan advierte de que la propuesta de CCOO y UGT 'llega tarde' 1
Agencia EFE28 ene 2013
El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, y los máximos dirigentes de CCOO y UGT en Cataluña confían en que Nissan acabará adjudicando a su planta de Barcelona la fabricación del nuevo modelo, pese a que la multinacional insiste en que ya es demasiado tarde.

El pasado sábado, los trabajadores de la planta de Nissan en Barcelona afiliados a estos dos sindicatos aceptaron la propuesta de reducción de costes laborales elaborada por CCOO y UGT para presentar a la dirección de la multinacional y recuperar la opción de fabricar un nuevo modelo en esta planta.

Un portavoz de Nissan, sin embargo, ha enfriado hoy las expectativas que ha abierto este acuerdo sobre la posibilidad de que la planta de Nissan en Barcelona se adjudique la producción de un turismo, lo que conllevaría una inversión de 130 millones de euros y la creación de un millar de puestos de trabajo directos.

La compañía asegura que hoy por hoy 'el coche no está en Barcelona' y que su adjudicación depende del comité de decisión de la multinacional, que tiene su sede central en Japón.

Nissan advierte de que sólo firmará un acuerdo con UGT y CCOO si su planteamiento está 'alineado' con el que ya firmaron la pasada semana la dirección y SIGEN-USOC, el sindicato mayoritario en la planta de Barcelona.

'El tiempo se acaba y cada día que pasa es un día más que perdemos. Sentimos que la propuesta llega tarde', subraya el mismo portavoz.

CCOO y UGT tienen previsto presentar esta misma mañana a la Generalitat su propuesta para mejorar la competitividad de la fábrica de la Zona Franca.

Si la conselleria de Empresa y Ocupación considera que esta propuesta va en la línea de la pactada por Nissan y SIGEN-USOC, podría volver a convocar a las partes para tratar de sellar el plan de competitividad de la planta catalana, en la que sería su última posibilidad de pujar por la producción de un nuevo modelo.

De lo contrario, la empresa ya ha advertido de que la planta barcelonesa se enfrenta 'a un escenario de muerte lenta'.

Pese a las dificultades de la negociación, el ministro de Industria, José Manuel Soria, se ha mostrado hoy confiado en que la fábrica de Nissan en Barcelona conseguirá la adjudicación del nuevo vehículo que está en liza tras 'la buena noticia' de la asamblea de trabajadores del sábado que apostó por reabrir la negociación.

Soria ha subrayado que la adjudicación de este nuevo modelo para la planta barcelonesa sería 'bueno para Barcelona, para Cataluña y para España'.