Gemballa 991 Carrera Cabriolet S: Esculpido por el viento

gemballacarreracabrioletsx_f7780f44837dd8dfa7cd235a9.jpg
David Ordás03 oct 2012
Así es el nuevo Gemballa 991 Carrera Cabriolet S, la última joya de Porsche que afila sus garras gracias a un programa de tuning con el que el 911 gana en deportividad sin perder ni una pizca de elegancia y presencia.
El año pasado el popular preparador alemán Gemballa, especialista en Porsche, celebró su 30 aniversario lamentándose por la pérdida de su fundador Uwe Gemballa, pero con la decisión firme de seguir siendo parte de la historia de la industria automotriz. Desde entonces la actividad de la empresa con sede en la pequeña localidad alemana de Leonberg, cercana a Stuttgart, donde se fabrican los icónicos Porsche, ha ido en aumento. Hoy os presentamos la última joya que ha salido de sus garajes, el Gemballa 991 Carrera Cabriolet S, una preparación elegante y deportiva que toma como base el último modelo de 911 Cabrio.
Hace tan solo una semana os hablábamos en autocity de las virtudes dinámicas del nuevo Porsche 911 Carrera S Cabriolet, un coche que nos enamoraba por su imagen, sus prestaciones, su manejo y su sonido deportivo. Este modelo, el primero de los cabrios basados en el Porsche 911 que mantiene, con la capota extendida, las mismas líneas que su hermano el coupé, tampoco ha pasado desapercibido para los chicos de Gemballa. Por ello han preparado un paquete aerodinámico completo y otras mejoras para hacer del 991 Carrera Cabriolet S un coche aún más exclusivo, y digno de llevar el prestigioso sobrenombre Gemballa.
¿Cómo perfeccionar la estampa de un coche tan deportivo y atractivo como el nuevo Porsche 911 Carrera S Cabriolet? En Gemballa saben como hacerlo. Para ello han diseñado un paquete aerodinámico denominado Gemballa GT, formado por una nueva defensa delantera dotada de spoiler con tres entradas de aire, de la que nacen unas nuevas líneas que continúan en los estribos laterales, y finalizan en la defensa trasera diseñada para acentuar el ancho de vías trasero del 911. El resultado estético es impactante, pues gracias a este kit, y a las nuevas llantas G Forged de 21 pulgadas, tenemos la impresión que el nuevo Gemballa 991 Carrera Cabriolet S ha pasado por el gimnasio para definir de forma considerable su musculatura.

gemballacarreracabrioletsfrenosx_706c69093cdbc7de301e30ce7.jpg

Y las mejoras no se limitan al apartado estético, pues un nuevo escape deportivo menos restrictivo integrado en la defensa, con 2 salidas triples, afina aún más la sinfonía que sale del motor bóxer de 3,8 litros y 400CV, a la par que mejora la entrega de potencia. A nivel dinámico, el Gemballa Cabriolet se beneficia de unos muelles 30 milímetros más cortos, calibrados para trabajar en conjunto con el sistema de control electrónico de la suspensión de Porsche (PASM), y ofrecer un comportamiento más deportivo. Como los frenos, Brembo de 6 pistones especialmente desarrollados para Gemballa, que ponen la guinda a una preparación cuyo precio de partida en Alemania es de 19.860€ para el paquete Gemballa GT.Los frenos Brembo de 6 pistones mejoran la ya de por sí buena capacidad de frenada del nuevo Porsche 911 Carrera S Cabriolet