Gama Opel OPC: Emociones fuertes

Diego Zotes10 nov 2005
Opel presenta tres versiones deportivas OPC. Astra y Zafira con motor 2.0 Turbo de 240 cv y Vectra berlina y familiar con un 2.8 V6 Turbo de 255 cv. ¡La diversión al volante está asegurada!
Inicio
EMOCIONES FUERTES

a fondo Gama Opel OPC 1

Tras la renovación de toda la gama de modelos Opel, tanto los Vectra, como los Zafira e incluso el modelos de reciente creación Astra GTC, y el gran éxito obtenido en nuestro mercado por todo tipo de clientes, querían transmitir la emoción y la fuerza que se podían sentir con un modelo Opel entre las manos. Para ello han desarrollado los nuevos modelos OPC, en algún caso remodelado, puesto que ya conocíamos alguna versión anterior con esa misma denominación como el Astra OPC o el exclusivo y único Zafira OPC sobre las carrocerías antiguas. Para ello, la marca alemana ha dejado todo en manos de su filial deportiva de competición OPC (Opel Performance Center) para demostrar al público y a sus clientes lo que la marca es capaz de hacer a nivel tecnológico con 4 de sus modelos más emblemáticos, convirtiéndolos en una referencia fundamental de deportividad.
p>   Estos modelos resultan un soplo de aire fresco en cuanto a la agresividad de diseño y a las prestaciones para hacer frente a las nuevas versiones deportivas que están apareciendo en el mercado, actualmente muy de moda. El Astra encuentra sus rivales en los modelos Golf R32 de Volkswagen, el veterano Alfa 147 GTA, el reciente BMW 130i o el Audi A3 3.2 V6, todos rondando los 250 cv, mientras el Vectra se enfrenta a berlinas como el Ford Mondeo ST220, BMW Serie 3 330i, Saab 9-3 Aero o el Volvo S60 T5. Mientras, el Zafira fue el pionero de esta orientación deportiva en su segmento de monovolumen compacto, aunque ahora le sigue el Chrysler PT Cruiser GT 2.4 T, pero el Opel sigue siendo el más potente con sus 240 cv.
p>Tanto el compacto Astra, como la nueva berlina Vectra, el familiar Vectra Station Wagon o el monovolumen Zafira, en sus versiones OPC tienen varios nexos comunes que nos demuestran que nos encontramos ante las versiones más deportivas de la marca alemana. El diseño exterior resulta muy deportivo y agresivo con colores exclusivos, parrillas negras de nido de abeja y grandes faldones en los paragolpes al más puro estilo de los coches de carreras. Llaman la atención fundamentalmente las grandes salidas de escape con originales formas trapezoidales que emiten unos bramidos graves espectaculares, las llantas de aleación de 18 y opcionalmente de 19 pulgadas, de diseño deportivo con neumáticos anchos de perfil bajo o los grandes discos de freno con las pinzas pintadas en color azul. Las mecánicas se han retocado y exprimido al máximo para lograr cifras entre los 240 y los 255 cv, convirtiéndolos en lo más cercano de calle a los coches de competición, capaces por aceleración, velocidad punta y sensaciones sobre cualquier trazado, de poner los pelos de punta a los conductores más experimentados sedientos de deportividad.
p>Los interiores de los tres vehículos también experimentan grandes cambios respecto a los modelos básicos de los que derivan, con una llamativa combinación entre los colores azul y negro que resulta muy deportiva. El color negro general en todo el habitáculo, como en los asientos deportivos Recaro o en los guarnecidos, contrasta con el azul deportivo de Opel, que aparece en detalles del salpicadero y de los asientos, en los grafismos del cuadro de instrumentos, en el pomo del cambio realizado en piel con detalles azules en el centro y la firma de OPC, en la tira azul que recorre todo el salpicadero y las puertas a media altura del Astra, el más deportivo de los tres modelos, o en la tira central vertical de los asientos del Zafira. Así se reconoce perfectamente la imagen de altas prestaciones y de orientación deportiva que transmiten las versiones OPC de Opel.
p>En cuanto a los propulsores, OPC ha elegido dos potentes motores para hacer de ellos unos verdaderos plusmarquistas y extraerles unas prestaciones fuera de serie. El 2.0 litros Turbo que empleará en el Astra OPC y Zafira OPC y el 2.8 V6 Turbo que montarán los Vectra y Vectra SW. El 2.0 Turbo que rendía 200 cv, mediante grandes mejoras internas como mayor presión de turbo, una electrónica reprogramada y mecánica reforzada para aguantar mayor compresión, han extraído hasta 240 cv, consiguiendo en el Astra una aceleración de 0 a 100 km/h de 6,4 segundos y una velocidad máxima de 244 km/h y en el monovolumen compacto Zafira, una aceleración de 0 a 100 de 7,8 segundos y 231 km/h de velocidad máxima, todas estas cifras según datos oficiales. Las prestaciones del Zafira son lógicamente algo inferiores por el mayor peso del conjunto, pero igualmente efectivas en carretera abierta o revirada. De hecho el Zafira se ha convertido en el monovolumen más rápido del mundo. Además, sigue manteniendo su versatilidad interior denominada Flex7, con el que los dos asientos traseros se ocultan bajo el piso dejando un maletero plano si no se necesitan los 7 asientos.
p>El propulsor de altas prestaciones de origen General Motors de 2.8 litros V6 Turbo, ya empleado en el Vectra GTS con 230 cv y en todas las versiones Aero del Saab 9-3 con 250 cv, es el elegido para el Vectra, tanto la berlina de 5 puertas como el familiar SW. Este supermotor bajo la puesta a punto de OPC rinde ahora 255 cv, gracias a la distribución variable y al ajuste del turbocompresor de doble entrada (twin scroll). La berlina y el familiar alcanzan respectivamente los 100 km/h desde parado en 6,7 y 6,9 segundos y una velocidad máxima de 260 y 254 km/h.
p>Para digerir estas grandes cantidades de potencia y par entregados por estos OPC, los chasis activos de los modelos han sido completamente revisados. Hay dos tipos de chasis ya conocidos, el IDSPlus, que ahora se utiliza únicamente para el Astra OPC por su condición de deportivo radical de sensaciones extremas, al que solo se le ha endurecido los amortiguadores y rebajado en altura de los muelles en 15 mm. Sin embargo, para los Vectra y Zafira, exigiblemente más confortables y funcionales, se ha desarrollado el nuevo sistema de chasis IDSPlus2, que además de incluir la interconexión entre todos los elementos electrónicos y dinámicos del coche, como dirección, suspensión, acelerador y sistemas de seguridad, aporta un nuevo sistema antibalanceo que combina un comportamiento preciso y un excelente confort de la suspensión.
p>Los precios para estas versiones deportivas de Opel que llegarán a los concesionarios a finales de noviembre, a falta de conocer los equipamientos opcionales, quedan así:
p>-Astra OPC - 2.0 Turbo 240cv - 30.500 euros
-Zafira OPC - 2.0 Turbo 240 cv - 33.000 euros
-Vectra OPC 5p - 2.8 V6 Turbo 255 cv - 36.990 euros
-Vectra SW OPC - 2.8 V6 Turbo 255 cv - 38.290 euros
Diego Zotes, Autocity.
10 de Noviembre de 2005