Gallardón dice que el Gobierno es 'claramente restrictivo' ante indultos por delitos de tráfico:

Gallardón dice que el Gobierno es 'claramente restrictivo' ante indultos por delitos de tráfico 1
Agencia EFE22 feb 2013
El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, asegura en una respuesta a la Asociación 'Stop Accidentes' que el Gobierno 'ha sido y sigue siendo claramente restrictivo' a la hora de conceder indultos por delitos contra la seguridad vial y hace uso de ese derecho 'de una forma limitada y prudente'.

Ruiz-Gallardón contesta así a Ana Novella, presidenta de la Asociación Ayuda y Orientación a los Afectados por Accidentes de Tráfico, Stop Accidentes, quien le remitió una carta trasladándole sus críticas por el indulto concedido por el Consejo de Ministros al kamikaze que provocó en 2003 la muerte de un joven de 25 años.

En la carta de contestación, a la que ha tenido acceso EFE, el ministro afirma que estas decisiones son 'a veces tremendamente difíciles de adoptar' y señala que durante 2012 el Ministerio recibió 1.200 peticiones de indulto por delitos contra la seguridad vial, de lo cuales se han concedido ocho, 'lo que supone un 0,6 % del total'.

'Nunca antes se había recibido tan elevado número de peticiones de gracia en el ámbito de los delitos de tráfico', afirma Gallardón, quien señala que el Gobierno 'seguirá haciendo uso' del derecho de gracia 'con la mayor sensibilidad posible, con el más riguroso análisis y con la máxima atención a las demandas y sensibilidades sociales'.

En la contestación a Novella, el ministro le transmite que 'con toda sinceridad' entiende que 'existan posiciones en contra de estas concretas medidas de gracia', y señala que en cada petición de indulto 'se unen muy numerosos condicionantes en relación al delito cometido y a la persona que lo cometió'.

Añade que tanto en este último indulto como en otros siete concedidos en 2012 a autores de delitos contra la seguridad en el tráfico 'se ha puesto de manifiesto que hay posiciones encontradas, que hay sensibilidades divergentes y que hay circunstancias humanas, personales, sociales y familiares que aconsejaban ejercer el derecho de gracia, siquiera parcial'.

'Reitero que soy consciente de la repercusión social de las mismas, pero el Gobierno, y el Ministerio de Justicia, deben tomar decisiones sobre todas las peticiones de indulto que se reciben (más de 6.000 cada año) y estas decisiones son a veces tremendamente difíciles de adoptar', justifica el ministro en su misiva.

Los hechos ocurrieron en diciembre de 2003 cuando el conductor que circulaba en sentido contrario en la autopista AP-7 en Polinyá del Xúquer (Valencia) chocó frontalmente con el vehículo en el que que viajaba el joven fallecido.

Aunque fue condenado a trece años de prisión, fue indultado el pasado mes de diciembre por el Consejo de Ministros, decisión contra la que la familia del fallecido ha presentado un recurso de reposición y, hoy, más de 45.000 firmas.