Futuros modelos de Lotus: Revolución entre 2013 y 2015

a fondo Futuros modelos de Lotus 1
Enrique Marco06 oct 2010
Los entusiastas de la marca británica fundada por Colin Chapman deben estar de enhorabuena, pues tras lo visto en el Salón de París, todo hace indicar que entre 2013 y 2015 Lotus recuperará todo su prestigio.
Los entusiastas de la marca británica fundada por Colin Chapman a mediados del siglo pasado deben estar de enhorabuena, pues tras lo visto en la actual edición del Salón del Automóvil de París, todo hace indicar que entre 2013 y 2015 Lotus recuperará todo su prestigio y vivirá una época tan brillante como la que tuvo en los años 60 y 70. La gama actual, a pesar de haber recibido recientemente al Evora, está algo anticuada con los veteranos y radicales Elise/Exige; pero entre 2013 y 2015 la marca que hoy pertenece al fabricante malayo Proton ofrecerá una amplia y selecta gama con la que podrá rivalizar sin complejos frente a firmas como Ferrari o Aston Martin entre otras.
Si en el previo a la muestra parisina ya hablamos del futuro Elite, ahora vamos a completar la información con los primeros detalles de los futuros Elise, Elan, Esprit y Eterne. En total estamos hablando, nada más y nada menos, que de cinco modelos nuevos ¡y qué cinco modelos!
Vamos a comenzar por orden previsto de llegada. En 2013 Lotus revivirá el que fue su último icono, el Esprit, un deportivo que triunfó en los 70, que incluso saltó a la gran pantalla con las películas de James Bond y que permaneció en el mercado durante varios años como uno de los supercars más afamados hasta los comienzos de este siglo. De hecho, en Autocity ya estábamos trabajando cuando informamos de la última versión del modelo: el Esprit de 2002. Ahora, tras unos años de ausencia, la nueva generación podrá pelear de tú a tú con los modernos Ferrari 458 Italia, Mercedes SLS AMG, etc; pues su motor 5.0 V8 de 620 cv colocado en posición central, unido a su contenido peso de 1.450 kilos, le permitirán pasar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanzar los 330 km/h. Desde Lotus han avanzado que su precio rondará, según mercados, los 125.000 .
También en 2013 se prevé la llegada del nuevo Elan, un término medio en la futura gama de deportivos de Lotus. Se trata de un 2+2 plazas de 1.295 kilos que llevará un motor 4.0 V6 sobrealimentado de 450 cv ubicado en posición central. Llevará tecnología híbrida mediante el sistema de F1 Kers y cambio automático de siete velocidades; mientras que sus prestaciones prometen ser fantásticas (310 km/h y 3,5 segundos de 0 a 100 km/h; con unas emisiones de CO2 inferiores a 200 g/km). Como guinda al pastel no costará demasiado, pues se especula con unos 86.000 .
En 2014 será cuando llegue el Elite del que ya le dedicamos un capítulo aparte, y del que sólo añadiremos que se espera que cueste unos 132.000 euros. Con idéntico motor 5.0 V8 de 620 cv llegará en 2015 el GT de cuatro puertas y cuatro plazas Eterne, un vehículo que será una alternativa a los Aston Martin Rapide o Porsche Panamera. Podrá llevar propulsión trasera o tracción a las cuatro ruedas, pesará unos 1.800 kilos, será capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4 segundos y de alcanzar los 315 km/h. Su precio estará en torno a los 138.000 euros.
Y para el final hemos dejado el Lotus más económico, el que será una nueva generación del Elise. El nuevo Elise 2015 seguirá destacando por su bajísimo peso, que se fijará en torno a 1.095 kilos. Tendrá una caja de cambios manual y sistema de arranque y parada Start/Stop, gracias al cual sus emisiones no excederán de 150 g/km de CO2; y eso que su motor central de cuatro cilindros y dos litros desarrollará una potencia de 320 cv. De este modo, el nuevo Elise no tendrá problemas para rondar los 270 km/h de velocidad punta acelerar de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos. El precio estimado del próximo Elise que se espera para dentro de cuatro años es de unos 40.000 euros.
Ya sólo nos queda esperar acontecimientos y desear que todos estos planes se cumplan, momento en el que Lotus recuperaría todo su esplendor. No tenemos porque dudarlo, ya que este poderoso grupo asiático es capaz tanto de entrar en la Formula 1 como de reverdecer una de las marcas más prestigiosas del mundo del automóvil.