FurgoVolkswagen, décima concentración: Cuando la velocidad no importa

furgovwaniverportada_d007b29e52b16571929f61f70.jpg
Raúl Toledano20 jun 2013
Más de 3.500 personas a bordo de 667 furgonetas Volkswagen se reunieron el pasado fin de semana en Sant Pere Pescador para rendir pleitesía a las furgonetas de la marca. Aprovechando el evento, Autocity rememora desde los inicios de la saga T1, allá por 1950, pasando por el fervor mitómano tras la huella dejada en los excitantes años 60, y hasta cómo se ha ido convirtiendo en una pequeña pieza de colección
Para entender el significado y el calado de la concentración "FurgoVolkswagen", que este año ha celebrado su décima edición, simplemente hay que desempolvar los cuadernos de historia de la marca alemana Volkswagen, que hoy en día es un gigante automovilístico que engloba una docena de marcas, entre ellas Volkswagen Vehículos Comerciales. O en palabras menos rimbombantes, las furgonetas de Volkswagen, que comenzaron a producirse en serie en marzo de 1950, lanzando uno de los modelos más míticos de la historia de la movilidad de mercancías y pasajeros: la Transporter. Aquella serie inicial T1 era un vehículo robusto, sencillo, económico y, sobre todo, muy versátil y práctico.En la concentración se mantiene la esencia original de la Transporter de 1950
El pasado fin de semana, en en Sant Pere Pescador (Barcelona), desfilaron algunos modelos de aquella serie, como otros muchos más modernos que, más o menos personalizados, han ido adaptándose a los tiempos pero con la esencia del modelo original. De hecho, aunque la oferta de furgonetas Volkswagen puede diversificarse en cuatro grupos diferentes, Transporter (uso puramente comercial, carga), la Multivan (uso mixto carga-pasajeros), la Caravelle (transporte de un amplio número de pasajeros) y California (uso aventurero y lúdico), al final todas ellas retornan al punto de partida inicial: tener un vehíuclo que sea una especie de 'todo en uno', lo mismo sirve de furgoneta de carga que de vivienda con ruedas para cuatro personas.
Las furgonetas que fueron llegando al camping La Ballena Alegre el pasado fin de semana son, en cierta manera, la historia viva de los vehículos comerciales de Volkswagen. Además, hay que ponderar el ambiente festivo, mitómano y hasta si se quiere un poco freak del evento, desembocando en una riada de creatividad (recuerden, 667 furgonetas en la fotografía con 3.500 personas a bordo de ellas) que premia a los más originales. Y en ese contexto, nada mejor que regresar en el tiempo a los experimentales años 60, donde además de, Guerra Fría, protestas estudiantiles, cambio de fronteras, o el primer paso de un hombre en la Luna, surgieron en Europa y Estados Unidos movimientos estudiantiles por una convivencia pacifista y antibelicista que tuvo como uno de los emblemas a la ya hoy mítica Volkswagen California.En ese contexto mitómano y freak, nada mejor que recurrir a los mejores años de la saga: los hippies 60
Y con la California luciendo palmito en Sant Pere Pescador aparecieron las personalizaciones más “Peace”, más “Love”, Flower Power, más Playera o más Surfer con sus respectivos premios por parte de un jurado. Y nosotros, en Autocity, modestamente, y gracias al préstamo de Volkswagen España, hemos aprovechado una de las concentraciones más importantes del calendario nacional para publicar la prueba de nuestra California: la T5 Comfortline TDI 140, que, como os contábamos hace un par de días, nos hizo sentir como una especie de caracol que lleva la casa a cuestas.
OTROS ACTOS
Para finalizar, irrumpió la furgoneta T3 Syncro de 1988, que a finales de junio emprenderá la aventura “10fronterasfotofurgo”. A bordo de ella, la fotógrafa Claudia Maccioni y el periodista José Ramón Puig recorrerán más de 20.000 km para recaudar fondos en la lucha contra el cáncer en este continente. En la FurgoVolkswagen, se ha montado un mercadillo benéfico para recaudar fondos, y además Volkswagen Vehículos Comerciales ha realizado una donación por cada furgo participante.  La segunda visita especial ha sido la del Vehículo de la Música, que ha sido la responsable de poner la música a las actividades del fin de semana. Las canciones fueron escogidas por los propios participantes, por lo que fue una banda sonora para todos los gustos. Finalmente, como ya es tradicional, la FurgoVolkswagen volvió a coincidir con el Campeonato del Mundo de Windsurf, que volvió a hacer las delicias de todos los asistentes.