Fórmula Uno Histórica: Joyas del automovilismo

Diego Zotes07 may 2003
Durante el pasado fin de semana del 12 y 13 de abril, monoplazas que hace 20 y 30 años ocupaban las parrillas de salida de los Grandes Premios del Mundial de Fórmula Uno se batieron en el trazado madrileño.
Inicio
El circuito del Jarama fue testigo de uno de los mayores espectáculos clásicos y de competición del mundo, el G.P. de Fórmula Uno Histórica. Durante el pasado fin de semana del 12 y 13 de abril, monoplazas que hace 20 y 30 años ocupaban las parrillas de salida de los Grandes Premios del Mundial de Fórmula Uno se batieron en el trazado madrileño. Dicho evento supuso la primera prueba puntuable de las ocho que componen el campeonato TGP, certamen que recorre diversos circuitos europeos y que este año terminará en Estoril (Portugal) el 26 de octubre.

a fondo Fórmula Uno Histórica 1

Es curioso ver como monoplazas que están valorados en cifras astronómicas (varios millones de euros alguno de ellos) ruedan en unos tiempos similares a los que en su día marcaban pilotos de la talla de Mansell, Lauda, Rorberg o Andretti entre otros. Son vehículos que, dependiendo de su palmarés, se conservan como auténticas joyas, pues sin lugar a dudas son piezas claves de la historia del automovilismo de competición. Sus actuales dueños, aficionados al automóvil clásico y de competición, que cuentan con un elevado poder adquisitivo, se desplazan a las carreras con trailers propios de un equipo oficial.

a fondo Fórmula Uno Histórica 2

Los modelos que se pueden ver en el TGP son principalmente bólidos de los 70 y primeros de los 80, aunque también participa alguno de los 60. Es impresionante observar las reacciones de estos Fórmulas, que todavía no incorporaban las polémicas ayudas electrónicas. Contemplar hoy las trazadas de un Tyrrell 011 o de un Lotus 91/8 son sensaciones que nos retrotraen a aquellos años en los que los pilotos antes mencionados se jugaban la gloria por los circuitos de todo el mundo.

a fondo Fórmula Uno Histórica 3

Durante la primera carrera del campeonato 2003, los Williams del suizo Kumschick y del español Folch se resultaron ser los mejores, realizando promedios superiores a los 150 km/h (la mejor vuelta de carrera fue de 1,29.889). También destacaron los Tyrrell de Wrigley y de Wilson, aunque este último tuvo que abandonar cuando rodaba tercero con su espectacular monoplaza de seis ruedas.
En definitiva, un espectáculo que todo nostálgico y aficionado a la competición debería de ver. Más información en la página oficial de TGP.
Enrique Marco, Autocity.
7 de mayo de 2003.