Ford Shelby GT 500 KR: El nuevo coche fantástico

Enrique Marco14 dic 2007
El Pontiac Trans Am (KITT, el coche fantástico) que David Hasselhoff conducía en la popular serie televisiva tiene heredero: el Ford Shelby GT 500 KR. Nosotros te lo presentamos.
Todo aficionado al automóvil y/o a la televisión se acuerda de KITT (Knight Industries Two Thousand), aquel Pontiac Trans Am que David Hasselhoff conducía en la popular serie televisiva que tuvo un gran éxito entre 1982 y 1986. Pues bien, la NBC acaba de anunciar que el Coche Fántástico va a volver a las pantallas. En este caso, inicialmente a la gran pantalla, ya que se va a estrenar en febrero de 2008 la película; aunque probablemente tras ella se realice una serie televisiva.

a fondo Ford Shelby GT 500 KR 1

Ni el querido Pontiac ni el famoso Hasselhoff el Coche Fantástico del siglo XXI será un Ford Shelby GT 500 KR, y el protagonista de la película y encargado de disfrutar de todos los gadgets del bólido Justin Bruening. Eso sí, David Hasselhoff tendrá un papel secundario en el film.
El nuevo KITT no se parece en nada al original de los años 80, aunque si hace gala de una estética imponente. Como aquel, este modelo que de serie tiene 540 cv y cambio automático, derivará en tres mutaciones dependiendo de la tarea a desarrollar. La configuración Hero será la habitual, o de paseo; la Attack, la más espectacular, está concebida por Harold Belker, un especialista que ya ha concebido los más famosos automóviles de celuloide, y será utilizada para las misiones especiales; mientras que en tercer lugar KITT podrá ir camuflado o con control remoto.
Junto a Belker han trabajado 25 especialistas que se han encargado de poner a punto todos los alerones, armas y demás artilugios del nuevo KITT. Sin duda el resultado es espectacular (ya lo era su hermano de competición: el Ford Mustang GT-R) y seguro que no tiene ningún inconveniente para rivalizar con los coches de James Bond; aunque seguro que a mas de un amante de la serie le parece que el nuevo Coche Fantástico se diferencia demasiado del original. No obstante ¡habrá que verlo!