Ford S-Max 2015: Líder tecnológico

smaxportada_64ae346ced6df07d43d71355e.jpg
Raúl Toledano30 mar 2015
La segunda generación del Ford S-Max, a la venta en verano de 2015, destaca por un salto tecnológico en equipamientos de seguridad activa y confort y la inclusión de motores diésel y gasolina más eficientes (todos Euro 6) con potencias comprendidas entre los 120 y 240 CV.
Manteniendo las proporciones del modelo vigente, el nuevo Ford S-Max supondrá el estreno de algunas de las tecnologías de última hornada de la marca del óvalo. Con un total de 20 nuevas innovaciones, el S-Max 2015 que llega en verano incluirá el primer limitador inteligente de velocidad de la firma, que, en consonancia con el reconocimiento de señales de tráfico, trabaja entre los 30 y 200 km/h adaptándose a los límites permitidos en la vía por la que se circula.Se equipa en dotación con el lujoso Mondeo de última generación
No será la única novedad, ya que el S-Max 2015 incluye unos nuevos faros LED con función antideslumbramiento para las luces largas, una nueva dirección eléctrica (EPAS) ahora con desmultiplicación variable y tres configuraciones prefijadas (Confort, Normal o Sport) para variar el peso y la respuesta de giro, o la tracción total inteligente, similar a la que utiliza el Kuga.La dirección eléctrica ahora cuenta con desmultiplicación variable
Entre el resto de innovaciones, hasta llegar a las 20 de las que presume Ford, destaca el asistente de precolisión con detección de peatones llegando a frenar el vehículo, el asistente de ayuda al aparcamiento, la alerta por tráfico transversal al salir marcha atrás de un estacionamiento, el detector de ángulo muerto o la alarma por cambio de carril involuntario. Hasta 20 innovaciones respecto al S-Max actual
En el terreno del confort a bordo, además de un interior rediseñado con menos botones en la consola, una pantalla táctil de 8 pulgadas en el salpicadero, nuevos asientos delanteros con ventilación y masaje y la posibilidad de contar con un tablero de instrumentos completamente digital de 10", Ford propone uno de sus equipamientos estrella estrenado también en el Kuga: la apertura gestual del portón trasero, que, mediante el reconocimiento de la llave inteligente (MyKey), permite su apertura pasando el pie por debajo del paragolpes.

fordapoyo_20561be8c8f9cca64ce49822a.jpg

El diseño de la segunda generación del S-Max está basado en este prototipo, que ya anticipaba una silueta más agresiva que el modelo actual pero con dimensiones muy similares (apenas es unos pocos centímetros más largo, hasta 4,80 m de longitud, y ancho, 1,89 m). Entre los elementos más destacados se incluye la nueva parrilla de diseño hexagonal y con cinco lamas cromadas que asume la estética de las últimas novedades de la marca (Focus y Mondeo).
Por último, la nueva oferta mecánica se adapta a las exigencias de la normativa Euro 6, reduciendo en un 7 por ciento de media el consumo de carburante. Todos las motorizaciones cuentan de serie con el sistema de parada y arranque, la frenada regenerativa y la rejilla delantera activa. En ciclo diésel todos los niveles de potencia (120, 150 y 180 CV) derivan del mismo bloque motor, un 2.0 TDCi, y los dos más potentes puedes combinarse con la tracción total (iAWD). En gasolina, habrá un S-Max 1.5 Ecoboost de 150 CV y un tope de gama que respresenta el 2.0 Ecoboost con doble turbo y 240 CV. Según el motor, el cambio será manual o automático de doble embrague (Powershift), ambos de seis velocidades. Los motores consumen un 7% menos que antes y cumplen con la normativa Euro 6